Los mejores en su nivel

Argentina cayó ante Serbia en su segundo partido en Polonia por 25-17, 20-25, 25-21 y 25-21. El equipo de Velasco jugó bien pero cometió muchos errores en la recepción y esto le costó seguirle el ritmo al equipo europeo. Ahora vendrá Camerún el jueves.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Argentina realizó un buen trabajo ante Serbia pero se quedó corto para vencer en su segundo partido del Mundial Masculino en Polonia. El equipo albiceleste cayó ante los europeos por 25-17, 20-25, 25-21 y 25-21.

En el comienzo del partido Argentina volvió a mostrar errores en la recepción como lo había hecho en el debut ante Venezuela. Así los serbios se pudieron despegar rápidamente de sus rivales y trabajaron el juego con los remates de Podrascanin y Stankovic. De esta manera se desarrolló un set en el cual el equipo de Velasco nunca le encontró la vuelta y terminó cayendo 25-17.

Sin embargo, en el segundo set Argentina mejoró bastante. El equipo albiceleste tuvo en su bloqueo con Filardi, Uriarte y Solé la chance de pasar al frente. Si bien los sudamericanos volvieron a sufrir a la hora de recibir, el equipo estuvo enfocado para aprovechar las pelotas cuando estuvo en ataque. Con efectividad para cerrar el parcial, el elenco igualó el juego tras un 25-20.

En el tercero Serbia volvió al nivel inicial y demostró porque es una de las grandes potencias. Con un buen  trabajo en el bloqueo, los europeos dejaron los remates argentinos inefectivos. En ataque contaron con Atanasijevic y Stankovic enfocados que no perdonaron siempre que pudieron rematar.  Así los vestidos de rojo sacaron una luz de distancia con un contundente 23-15. Pero para quedarse con el set debieron sudar la gota gorda: Argentina estuvo preciso en todos los aspectos del juego y cosechó seis puntos sin respuesta para ponerse a dos. Cuando hubo que sentenciar el golpe Uriarte falló en el saque y los serbios respiraron aliviados al conseguir con el suyo el 25-21.

Si la diferencia de nivel fuese poca, Argentina sintió el impacto de haber estado tan cerca de haber logrado la remontada. Serbia volvió a ser intenso en defensa y ataque para no darle oportunidad alguna al equipo argentino. Todo el conjunto europeo brilló en el parcial para cerrar el juego sin grandes problemas 25-21.

Con esta derrota, Argentina tiene un récord de un triunfo y una derrota en el certamen internacional. El equipo de Velasco buscará la recuperación el jueves ante Camerún, cuando lo enfrente desde las 8:10 de la mañana. 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *