Profesor, maestro y compañero

César Agrelo, entrenador de la tricampeona mundial Anabella Mendoz, abrió su corazón y contó un poco sobre su discípula, su relación y también sobre su rol de profesor y maestro ante su alumna estrella.
Por Micaela Piserchia – mpiserchia@aadeporte.com.ar

Campeona de acá a la China. Sin dudas. Tres veces no son casualidad, sino, por el contrario, es una enorme y cierta causalidad. En el día del profesor, Argentina Amateur Deporte decidió homenajear a uno de los artífices de la estrella del momento: Anabella Mendoz. César Agrelo entrena a la tricampeona mundial de figuras obligatorias hace 21 años, es decir, la vio llegar a sus primeras clases y no la dejó ir. Vio talento, disciplina, pasión y compromiso; todos valores que finalmente serían los que la llevarían a la cima del mundo.

¿Qué recuerdos tenés de los primeros años?
Muchos y muy presentes….Me llamaba mucho la atención en aquellos años lo respetuosa que era…y jamás perdió el respeto hacia los demás. Apenas la vi, la primera clase le dije a su mamá que debía cambiar a mejores patines y a la semana ya los tenía.

Comenzaron juntos en Estrella Juniors de Lanús Este, cuando Anabella todavía practicaba la disciplina libre con Gabriela Spadaccini. La misma Spadaccini se mudó a Villa Modelo de Avellaneda y desde allí forjaron un vínculo inquebrantable.

Como contó Anabella, siempre tuvo una familia trabajadora y muy presente. Una madre detrás del detalle y un padre que, en palabras de la misma Mendoz, la ha llevado subida en patines hasta el club. En un deporte como el patinaje, en el que poco cuesta mucho, el apoyo de la familia es imprescindible para llegar lejos. Uno de los baluartes de Anabella, efectivamente tuvo que ver con ello.

Muchas veces los profesores cumplen más funciones que las de simplemente entrenar lo técnico. ¿Cuál dirías que es tu papel?
A mis alumnos les enseño, además de la parte técnica, a creer en ellos, es la parte fundamental de la enseñanza deportiva.

Desde China, Agrelo no puede evitar emocionarse al hablar de su producto. De su Anabella, alguien que finalmente, luego de tantos años, terminó siendo muy cercano a él. “La defino en tres palabras: Respeto, lealtad y trabajo. Eso es todo”, dijo sobre Mendoz, a lo que agregó una frase muy especial y cargada de sentimientos: “Es uno de los hijos que me regalo la vida”.

No trabajan solos. También forma parte del equipo de trabajo Valeria Martínez, otra de las patas de la campeona. “Con Valeria fuimos compañeros en el club Podesta de Lanús cuando eramos deportistas, durante muchos años. Siempre fuimos muy amigos. Nunca dudé en integrarla al equipo para que ella también aportara sus conocimientos y experiencia, pero por sobre todas las cosas, por lo impecable persona que es…formamos un trío de Respeto mutuo. Y sin equipo que funciona sinérgicamente no hay éxito…”, se desarmó Agrelo en elogios para con su compañera de equipo.

¿Recordás alguna anécdota junto a Ana? 
En el club Estrella habia un gato llamado EL MUGRE… Él siempre se tiraba a dormir sobre la linea y no nos dejaba entrenar pues cuando lo querian sacar las chicas les tiraba zarpazos. Un día el gato desapareció y Anabella estuvo muy triste.

¿Cómo afrontaste junto a ella los momentos difíciles? (Como ser quita de apoyo económico, resultados adversos, falta de fondos para viajar a los Mundiales, etc)
Siempre la acompañé en sus decisiones y ella me acompañó a mí.

Argentina siempre fue potencia en la especialidad de figuras obligatorias. De 2012 a 2014, el oro fue de Mariángeles Mantuano y al retirarse, se produjo un quiebre en la categoría y le dejó vía libre a Mendoz para ser su sucesora. Agrelo siempre confió en su discípula y no vaciló: “Los entrenamientos siempre fueron encarados de la misma manera…desde el primer día supe que iba a llegar lejos. Jamás hubo barreras. Injusticias sí…pero no barreras”.

¿Qué sentís que pudiste inculcarle o dejarle?
Saber esperar.

¿Proyectan más mundiales juntos?
Es temprano para la respuesta, el 2017 no termino aún.

Y sobre el final, luego de tantas presiones, momentos difíciles, tanto sacrificio y esfuerzo, Agrelo utilizó una sola expresión para la actualidad del equipo que forma con Anabella y fue “alivio”.

¿Habrá más noticias de este equipo? Que no nos mate la ansiedad, París 2018 nos espera.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *