Molinari estalló contra los dirigentes

El gimnasta reveló los conflictos que existen en los deportistas y los directivos. Tras el fallecimiento Luis Bancalari tomaron el poder Aida Jánchez y Selma Cáceres.

Por: Ángeles Vidal

Avidal@aadeporte.com.ar

(@Angymvidal)

Federico Molinari estalló en las redes sociales contra la Confederación Argentina de Gimnasia (CAG). Inició su publicación, con duras palabras: “ Y cuando creíamos que lo peor, ya había pasado, estas dos señoras para ponerse al mando”. En referencia a Aida Jánchez (presidente) y Selma Cáceres (secretaria), directivas de la Federación Metropolitana de Gimnasia (FMG), quienes enviaron un comunicado a la Confederación Sudamericana de Gimnasia donde establecían que: “En cumplimiento con nuestro estatuto, el consejo ejecutivo en reunión oficial, eligió para ejercer la presidencia de CAG a Aida Jánchez”. Previamente las federaciones del país habían acordado en una reunión que quien se hiciera cargo de la entidad fuera alguien del interior para descentralizar la gimnasia argentina y surgió el nombre de Enrique Salanitro, pero algunas instituciones dieron marcha atrás con la decisión.

Molinari habló con Argentina Amateur Deporte y amplió su postura: “Las mujeres que hoy están en la CAG, son las mismas que hace 30 años están en FMG y no tiene visión de futuro o directamente buscan beneficios personales”. Además proclamó que lo importante es pensar en el futuro de gimnastas y entrenadores, generar programas para el desarrollo, para el alto rendimiento; y siguió: “Hay muchas cosas que hoy no se hacen y es un retroceso”. Además aclaró que no tiene intenciones de adquirir un cargo en la dirigencia, sino que: “Apoyo el cambio y seré parte como gimnasta y entrenador”. “Quiero que se trabaje por la gimnasia y no por beneficios personales, me cansé de quejarme y nunca hacer nada”, sentenció el diploma olímpico.

Las elecciones están estipuladas para mayo de 2018, será momento de que se formen las listas para tener alternativas a lo que fue la gestión de Bancalari, que continua actualmente con Jánchez. Las federaciones deberán unirse y trabajar para lograr que la gimnasia argentina sea más federal. Federico Molinari recibió mucho apoyo de ex gimnastas y entrenadores, quienes contaron los problemas que tuvieron. Una de ellas fue la representante olímpica Ana Destefano, quien contó que se sintió humillada, ya que luego ser parte de unos Juegos Olímpicos le dijeron que si quería entrenarse en el gimnasio tenía que pagar el arancel de escuelita. “Queremos que se trabaje para la gimnasia y no para el beneficio personal”, es el deseó de gimnastas y entrenadores que tomó fuerza en la voz del máximo exponente de la gimnasia argentina.

Foto: Facebook Federico Molinari

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *