Alarma encendida por el ENARD

Según trascendió, en la Reforma Tributaria que propone el gobierno de Mauricio Macri se plantea la derogación del artículo que impone el 1% de la telefonía móvil para financiar el ENARD. Mac Allister calmó las aguas y aseguró que la financiación estará a cargo del Estado.

Hace algunas horas se disparó un problema que podría definir el futuro del ente que regula el deporte argentino. En el proyecto de Reforma Tributaria que plantea el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, (que todavía no fue aprobada por el Congreso, aunque se espera con optimismo su sanción) se propone la derogación del artículo 39 a de la ley 26573, que contempla la financiación del ENARD. Como ya es sabido, dicho ente -encargado de invertir en los deportistas- se financia gracias a un impuesto del 1% saliente de la telefonía celular.

Al hacerse conocer este importante dato, comenzó la preocupación. Ante el revuelo causado, el primero en dar una palabra oficial fue Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino, quien tuiteó: “Estamos todos trabajando en la búsqueda de una solución para todos nuestros deportistas y para el Enard. Confío en que encontraremos una solución entre todos”, y mencionó al presidente Mauricio Macri.

En horas de este viernes por la mañana, quien salió a dar la cara por la situación fue el Secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister. A TyC Sports le confirmó que “el ENARD seguirá funcionando con las mismas condiciones, atribuciones y conducción que ahora. Lo que cambiará es el financiamiento“. Al respecto, explicó que “como es un hombre del Gobierno” entiende que la Reforma -que aclaró que no salió de Deportes, sino de Economía, es para “motorizar la economía porque hay ciertos impuestos que no nos dejan avanzar como país”. Entonces, dijo que la financiación será por parte del Estado y no intervendrá Secretaría de Deportes, es decir que la partida presupuestaria saldrá del Ejecutivo (unos 600 millones aproximadamente, valores que entran al ENARD anualmente según Mac Allister) y pasará directamente a ENARD. Además, el mandamás de la Secretaría de Deportes no descree de la posibilidad de que el dinero destinado al deporte sea mayor. Por eso, sentenció: “Los deportistas tienen que estar tranquilos porque el ENARD va a seguir estando”.

El último eslabón de la cadena, los deportistas, también tuvo su voz en la cuestión. La Comisión de Atletas del Comité Olímpico Argentino se expresó en total repudio contra la medida (además de que no fueron consultados por el tema) y llamó al diálogo, aunque confiando plenamente en los dirigentes y en una pronta resolución del problema:
“Para nosotros, la profesionalidad y la transparencia del ENARD fueron el principio de una nueva época […] Varios de nosotros vivimos este proceso transformador… ¡no volvamos al pasado! El ENARD es lo mejor que nos pasó. Cuidémoslo, ayudemos a que crezca, a fortalecerlo, a dotarlo de recursos y de calidad para el bien de todos. Les pedimos a todos los argentinos… no nos abandonen, ponete la celeste y blanca con nosotros… #BanquemosAlEnard”.

Si bien es una medida que no ha sido aprobada aún, desde el Gobierno parecieran tener todo resuelto aunque haya varios detalles a discutir. Las partes involucradas deberán sentarse para trabajar en conjunto y forjar el mejor final de todos. El ENARD ha hecho crecer de manera exponencial el deporte olímpico. Si bien queda mucho por hacer, de eliminarse significaría un retroceso total para nuestro país

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *