Mac Allister suspendió a Orlando Moccagatta

Luego del informe presentado por el programa “Periodismo Para Todos” sobre las irregularidades en la Subsecretaría de Deportes que involucraban directamente a Orlando Moccagatta, Carlos Mac Allister le inició un sumario y lo suspendió de su cargo.

Todo comenzó con las denuncias del periodista Ernesto Rodríguez, quien ya había dado a conocer irregularidades y manejos incorrectos desde la Secretaría de Deportes de la Nación, encabezada por Carlos Mac Allister. El domingo en el programa “Periodismo Para Todos” salió al aire un informe en el que el mayor perjudicado fue el Subsecretario de Deportes y Alto Rendimiento, Orlando Moccagatta, quien realizaba negociados con la construcción de piletas. Titular de una empresa de piscinas, el mismo Moccagatta recomendaba desde Secretaría de Deportes la compra de las piletas a su misma compañía para su propio beneficio, lógicamente.

Luego de haberse hecho pública esta vinculación, Carlos Mac Allister decidió este lunes suspender a Mocagatta y emitirle un sumario por las presuntas irregularidades. De todos modos, en la nota televisiva se defendió con el argumento de desconocer las operaciones porque ellos no son quienes se encargan de definir los proveedores que los organismos y provincias contratan.

Por otro lado, también hay denuncias sobre los subsidios del programa “Clubes Argentinos”, que tiene como objetivo proveer mejoras de tipo edilicia y estructural. Según lo expuesto por el periodista Ernesto Rodríguez, el monto destinado a ese programa es de 292 millones de pesos y lo que se enfatiza es que la ayuda no es destinada para clubes enteramente “de barrio” sino para clubes de golf, polo  y rugby. Mac Allister retrucó que los subsidios van más allá de las necesidades que los mismos tengan, sino que hay una ley que los ampara (27.098) y pueden solicitarlo sin problemas.

Para acceder al subsidio hay que estar inscripto en el Registro de Clubes y para eso hay que contar con ciertos requisitos. Algo importante a tener en cuenta es que muchas instituciones, por malas gestiones, no tienen los papeles ni los balances en regla; lo que genera que muchos no puedan cumplir con los requerimientos tanto para aplicar para los subsidios como también para ingresar al registro ya que contratar a alguien para regularizar la situación eleva los costos de los estados contables de las instituciones (que son deficitarias).

Otro tema que generó polémica y que quedó al descubierto es la entrega de becas. Las mismas están (o deben estar) destinadas a entrenadores y deportistas que dedican su vida a la disciplina que practican. Pero, en contrapartida, se conocieron becas a militantes y a trabajadores del CeNARD que, en su carácter de trabajadores deben obtener un salario y no una beca. Se entiende que se recurrió a la emisión de la beca para evitar las lógicas cargas sociales de la contratación en blanco.

Queda en el tintero la resolución de la situación del ENARD, la cual generó una incertidumbre gigante en el mundo deportivo porque las becas son el sustento de vida de muchos deportistas y entrenadores. En primer lugar el ENARD pierde la autonomía que tiene al ser un ente que maneja de manera privada las becas de los deportistas. Mac Allister afirmó que la financiación será por parte del Estado, pero no se sabe de dónde saldrán esos fondos, si será una suma fija o variable, y cuán beneficiosa/perjudicial puede ser la relación con el Estado. Desde Deportes intentaron llevar tranquilidad a los deportistas, quienes durante todo el fin de semana se encargaron de manifestarse en contra de la decisión. Si bien aseguraron la continuidad del ENARD, no está garantizada porque la Reforma Tributaria en cuestión todavía no fue aprobada en el Congreso y en el caso de que así fuera, no están claras las condiciones en las que se llevarán a cabo las respectivas modificaciones.

Foto: La Arena

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *