“Hoy me siento una atleta y no una espectadora”

Nicol Gastaldi, recientemente confirmada para integrar la delegación olímpica de Pyeonchang 2018, volverá a las grandes ligas después de Vancouver 2010. Con el plus de hacerlo con su hermano Sebastiano.

Por Micaela Piserchia – mpiserchia@aadeporte.com.ar
(@micapiserchia)

A días de que comience una nueva edición de los Juegos Olímpicos de Invierno, Nicol Gastaldi es uno de los seis nombres que conforman la delegación nacional, junto a su hermano, Sebastiano Gastaldi, Steven Williams, María Cecilia Domínguez, Matías Zuloaga y Verónica Ravenna. La esquiadora de 27 años nacida en Italia vive esta chance como una revancha por el 48º puesto de los Juegos de Vancouver allá hace ocho años atrás: “A partir de Vancouver entendí lo que era realmente el deporte de alto rendimiento, dedicarse a esto y vivir de esto, ¡el ambiente que se vivía en esos Juegos me lleno el alma!”

Hoy en día, más preparada mentalmente, Pyeongchang encuentra a Gastaldi con mayor madurez, por lo que al respecto reflexionó que “esta vez estoy más segura de mí misma y quiero ir a competir y no a participa… Lo veo desde otro lado, me siento un atleta más y no una espectadora”.

En la familia la alegría es doble: los Gastaldi son un clan de esquiadores, nada del deporte les es ajeno y es por ese motivo que la noticia de que Nicol y Sebastiano estarán juntos en el Juego Olímpico los llena de felicidad. “Para mí es un placer, ¡¡un sueño!! Las olimpiadas son la cumbre del deporte por lo que cada atleta entrena toda su vida. Además, compartirlo con mi hermano, con quien lo hicimos toda la vida es la frutilla del postre. ¡Estoy feliz! Papá es instructor de esquí y está muy contento, al igual que mamá y mi hermano más chico”.

Sin embargo, en estos momentos también se elabora una reflexión. El esquí es un deporte que no cuenta con mucho desarrollo en el país por sus altos costos y cuando llega el momento de los Juegos de Invierno, la escasa difusión respecto de los JJOO de verano hace que las disciplinas sean menos conocidas.

“En mi opinión hay mucha diferencia porque no tenemos la cultura del esquí como la tienen los europeos, el deporte que está  instalado en nuestra cultura es el fútbol;  además de ser un deporte caro. De todas maneras ahora hay mucho apoyo para el semillero y para los más grandes también”, comentó Gastaldi sobre el deporte, quien debe realizar muchos esfuerzos para entrenarse de manera correcta.

 ¿Te gustaría poder entrenar y vivir en el mismo lugar? digo, moverte constantemente por las temporadas invernales debe ser un poco cansador…

-Sí, ¡me encantaría! Los europeos lo hacen de esa manera, vuelven a sus casas no pasan más de dos semanas fuera , vuelven y tienen a sus familias y amigos que los distraen, pueden desconectar para el otro día estar al 100 por 100 en las pistas! Lamentablemente nosotros no lo podemos hacer porque la temporada es mucho más larga en Europa y es imposible volver a casa pero es el deporte que elegimos y amamos y está bien igual… ¡Ya nos acostumbramos!

Como si fuera poco, la mayor de los tres hermanos no solamente dedica su vida a viajar y a entrenar. En momentos de relax se junta con sus amigas, toma clases de baile y hasta juega squash. Sobre su vida profesional se encuentra en el final de la carrera de Coaching Ontológico y sueña con un microemprendimiento.

Pero, por ahora, los cañones están puestos en este Juego Olímpico, en el que estableció una meta clara: “Dar mi todo y mas con confianza y buscando mi mejor esquiada”. Y si bien opina que los Juegos Olímpicos son lo máximo para cualquier atleta, yendo más allá, sus objetivos son “ser Top 20 en el circuito europeo de Slalom Gigante”.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *