fbpx
Básquet

Fue el final

Argentina fue eliminada del Mundial en España. El equipo de Lamas cayó en octavos de final, en el clásico sudamericano, ante Brasil por 85-65. Los argentinos realizaron una excelente labor en la primera mitad pero tuvieron un tercer cuarto para el olvido y allí los de Magnano sacaron la gran diferencia. Aplausos y más aplausos para esta generación.

 

 

Artículos Relacionados

 

 

 

 

 

Que el clásico iba a ser difícil, lo iba a ser. Que Brasil tenía un equipo más completo en la previa, lo tenía. Pero no se esperaba este final. O al menos no así. Argentina fue eliminado en los octavos de final del Mundial en España por Brasil en un juego que terminó 85-65.

En el comienzo los dirigidos por Lamas jugaron de manera ordenada. Ellos rotaron bien la pelota, esperaron para tomar lanzamientos precisos y tuvieron una defensa sólida que negó la anotación brasileña. El principal líder argentino fue Prigioni con tres triples en el parcial y lo acompaño Campazzo con su buen juego de penetración para imponerse 21-13.

En el segundo período Argentina debió trabajar sin Scola. Las faltas del capitán a los internos brasileños hicieron que el Luifa tenga que estar fuera del campo y así el equipo celeste y blanco perdió en el juego interno. Así Brasil aprovechó para cortar distancias pero los externos argentinos siguieron en buen nivel para que el equipo parta al descanso 36-33.

Tras el entretiempo llegó un duro golpe para Argentina. Brasil creció en todos los aspectos del juego, sobre todo en el trabajo cerca de los aros. El equipo de Magnano dominó en la lucha por los rebotes y así controló el juego: tuvo más chances en ataque y las limitó cuando se quedó la pelota en defensa. Además el conjunto carioca encontró en Raulzinho Neto a su máxima figura. Fue efectivo cada vez que lanzó y con el trabajo de Splitter en la zona pintada, la balanza se inclinó a favor de los brasileños. Si todo esto fuese poco, el elenco albiceleste estuvo los primeros cinco minutos sin poder anotar y encontró la mayoría de los 13 puntos desde la línea de tiros libres. Así la canarinha lideró 57-49 para ingresar al último cuarto.

En la decena de minutos finales la tendencia se mantuvo los primeros tres minutos y Brasil sacó una diferencia de quince. Safar apareció con dos triples que parecían volver a meter a Argentina en el juego. Pero los brasileños mantuvieron la calma y la efectividad. Cada tanto del elenco dirigido por Magnano fue una daga para el corazón de los hombres de Lamas. Los argentinos dejaron todo, corrieron y lucharon como la hicieron siempre, pero nunca encontraron el ritmo para la remontada. Así el sueño mundialista acabó y Brasil, quien llegó como invitado al certamen, avanzó a cuartos de final con un resultado final de 85-65.

¿Habrá sido el final de la Generación Dorada? Todo pareciese indicar que sí pero, con estos monstruos del deporte, nunca se sabe. Sin embargo, hay un dato que así lo pareciese demostrar: es la primera vez que Argentina no se mete en los cuartos de final de un Mundial desde 1994, antes del inicio de esta época dorada. Pero también hay otro dato: fueron los mejores, siempre dejaron al país en lo más alto y fueron respetados por todos. Gracias totales.

Síntesis:

Argentina (65): Facundo Campazzo 11, Pablo Prigioni 18, Andrés Nocioni 4, Leonardo Gutiérrez 6, Luis Scola 9; Marcos Mata 0, Nicolás Laprovittola 0, Marcos Delia 2, Walter Herrmann 5, Selem Safar 10. Entrenador: Julio Lamas.

Brasil (85): Marcelinho Huertas 0, Leandrinho Barbosa 10, Marquinhos Vieira 13, Anderson Varejao 8, Tiago Splitter 10; Raulzinho Neto 21, Larry Taylor 4, Guilherme Giovannoni 7, Nené Hilario 7. Entrenador: Ruben Magnano.

Parciales: 21-13, 36-33, 49-57.

Estadio: Palacio de los Deportes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior