fbpx
ClubesDeportes AlternativosGeneralesJuegosNoticias

La mente como deporte

El último 8 de diciembre se realizó en el Círculo de Ajedrez de Villa Ballester las VII Olimpiadas de los Deportes de la Mente. Dicho evento tuvo seis disciplinas estelares: el Go, las Damas, el Ajedrez, el Scrabble, el Riichi Mahjong y el Othello.

Por Matías Montoya

La mente del Ser Humano es una máquina que nunca descansa, hasta cuando dormimos podemos seguir procesando información. Pero quizá el estímulo más importante que ha creado el hombre para su mente es el deporte y el juego.

Innumerables juegos estimulan la mente. Crea decisiones y desarrolla nuestra capacidad cognitiva a la hora de tomar cualquier tipo de sentencia que decretemos para con nosotros o nuestro rivales.

Artículos Relacionados
Agustín Duarte, último campeón de la Copa Challenger de las Olimpiadas, fue quien dio por inaugurado el VII encuentro.

Hace siete años, y de manera ininterrumpida (ni la pandemia pudo vencer al evento), se vienen desarrollando de manera exitosa las VII Olimpiadas de los Deportes de la Mente. En ellas participan seis deportes que tienen como principal herramienta la mente.

El Go es un juego milenario. Allá hace tiempo y bien lejano de este presente de ciber espacio, el deporte se practicaba en Asia, más precisamente en China. Fue considerado una de las cuatro artes esenciales de la antigüedad China. Los textos más antiguos que hacen referencia al Go son las analectas de Confucio.

Pero volviendo al presente, Santiago Laplagne, Presidente de la Asociación Argentina de Go, es uno de los artífices para que este deporte crezca y siga creciendo en el país. Con más de 100 socios activos que participan no sólo de las reuniones donde juegan, sino que también son arduos escuchas en las asambleas que organiza la Asociación.

La pandemia ha golpeado a todo el mundo. Pero por sobre todo, a los deportistas que poco han podido salir al aire libre a distraerse y practicar su actividad preferida.

Sin embargo, este año las Olimpiadas de los Deportes de la Mente se ha llevado a cabo con una concurrencia notable, donde no sólo es el encuentro y jugar, sino que también es la camaradería y el respeto hacia el rival. Que dentro del tablero lo es, pero fuera comparten experiencias o las vivencias mismas que atravesaron durante la partida.

El Go es un deporte milenario, donde Confusio lo jugaba.

“Volver a encontrarnos es muy lindo. Y la última fue en 2019. Fue todo muy placentero”, comentó Santiago a Argentina Amateur Deporte, único medio presente e invitado de honor a un evento totalmente atípico para un periodista que está acostumbrado a otros tipos de deportes.

La mente como músculo

“(El Go) es un juego de estrategia, donde se rodea territorio. El tablero empieza vacío y se juega alternadamente. Esas piedras delimitan territorio. La particularidad es que las partidas son largas; y, hoy en particular, al ser un evento donde reunimos seis deportes, nos afecta. Pero no quita que no disfrutemos de todo. Las partidas fueron muy intensas y es muy estratégico. Terminamos muy cansados”, comenta un extenuado Laplagne.

El Othello es practicado en gran parte de la provincia de Buenos Aires y atrae a grandes y chicos.

Pero el Go no estuvo sólo. Como dijimos, hubo otros cinco deportes, uno más conocido que otro, pero deporte al fin.

Walter Martínez va de un lado a otro. Conversa con uno, lo llaman de una mesa, conversa con otra persona, se divierte en el patio y saca fotos como si lo que estuviera viviendo sería la última vez.

El Ajedrez es uno de los deportes más hermosos. Donde la virtud es la estrategia, la audacia y el razonamiento entran en un torbellino de pasión desmedida.

Martínez es titular de Interligas de Ajedrez de la Provincia de Buenos Aires. Entidad tan añeja como la del fútbol.

El Ajedrez estará en los Juegos Suramericanos que se realizarán el año próximo en Asunción. Argentina no ha decidido si participará, pero si hay pulgar para arriba por parte del Comité Olímpico Internacional y el Comité Olímpico Argentino “participaremos ampliamente”.

El Ajedrez tiene su gran escuela en Rusia. La Federación de nuestro país es una de las más longevas.

Se puede presentar a Horacio Moavro, Presidente de la Asociación Argentina de Scrabble, como una eminencia en su deporte. ¿Por qué? Simple: Moavro representó al país en eventos internacionales como Panamericanos, donde fue tres veces campeón por equipos y en este evento que se relata no fue la excepción.

El Scrabble es un deporte que nos da sabiduría, desarrollo de los idiomas y palabra, mucha palabra. Tal es así que se juega en tres idiomas: español, inglés y francés.

“Hubo hambre atrasado de juego. Siempre se quiere ganar, pero afuera del tablero hay una gran amistad. Nosotros participamos en competencias nacionales e internacionales y hace 25 años que estamos activos”, acota Horacio.

En el Scrabble se pueden utilizar palabras del idioma español, inglés y francés.

A futuro, la intención del deporte es estar en el Campeonato Mundial que se disputaría en Montevideo. “Ojala se dé”, desliza.

Gustavo Medina se mueve como pez en el agua en su sector: las Damas.

Pertenece a la Asociación Argentina de Juego de Damas. Para él la toma de decisiones son vitales tanto en este deporte como en la vida cotidiana. Medina aclara que esa toma “son procesos fundamentales”.

La modalidad a la hora de jugar es totalmente distinta a la de países como Holanda o Brasil, donde la ficha puede comer tanto hacia adelante como hacia atrás. Este motivo es un obstáculo a la hora de querer participar de torneos internacionales porque “acá lo jugamos de otra manera”.

Sin embargo, Gustavo no se rinde y pretende llevar al deporte a todo el país para seguir fomentando la Olimpiadas. “Haremos clasificatorios en todo el año para este evento”.

Las cenicientas del evento

Daniel Olivares es el titular del Club Argentino de Othello. A dicho juego también se lo conoce como Reversi y también se juega mucho por internet.

El Riichi Mahjong es otro de los deportes nacidos en Asia y que puede jugarse en la modalidad japonesa o china.

La partida comienza con cuatro fichas puestas en el centro del tablero (dos blancas y dos negras, de manera intercalada) La idea central del juego es ir rodeando fichas para transformarlas del color rival. El Othello posee Campeonatos Mundiales que se hacen todos los años.

Quizá este deporte dentro de las Olimpiadas de los Deportes de la Mente se sienta como en un cuento de hadas. “Somos como la cenicienta en este tipo de eventos”, acota Daniel. Sin embargo, reconoce que se intenta atraer a una mayor cantidad de gente para que lo juegue en tablero.

Pero Olivares expresa más su emoción sobre el evento que su amado deporte. “Lo más lindo es escuchar los ruidos de los relojes, las fichas. En el momento en que se hace silencio es lo lindo de estar todos juntos”, agrega Daniel.

Las Olimpiadas se realizaban principalmente en el Centro Cultural San Martín. Allí, la gente pasaba a husmear, a curiosear o simplemente a disfrutar de las partidas. Las personas que simplemente visitaban el Centro Cultural, se topaban con personas jugando y tomando decisiones como si fueran de vida o muerte. Pero el evento convocaba a tantos jugadores como extraños, entonces se decidió ampliar los horizontes. Comenzaron a visitar distintas localidades de la Provincia de Buenos Aires y hasta, por culpa del COVID-19, hicieron un evento virtual con excelentes repercusiones. Fueron tres ediciones en la Ciudad de Buenos Aires y el resto en la Provincia.

Las VII Olimpiadas de los Deportes de la Mente se celebraron en el Círculo de Ajedrez de Villa Ballester.

Con las restricciones levantadas, la juntada de amigos volvió a florecer “como que todos salimos de la cueva en septiembre y octubre nos pusimos a jugar otra vez”, comenta feliz Daniel.

El Riichi Mahjong es parte, desde hace cuatro eventos, de las Olimpiadas. Matías Alloatti es el titular del Club Argentino de Riichi Mahjong.

“Es similar al Chin Chon o al Burako. Cada jugador arranca con un puntaje y cuando gana se le toma puntos de los otros. Cuando uno está por ganar, el resto intentará evitar que se tome el pago. O sea, puede perder como puede ganar puntos, ahí es donde trabaja la toma de decisiones que, sin lugar a dudas, son las que más pesan”, comenta entusiasmado Alloatti.

El Go es un deporte de territorio, donde la estrategia es su principal arma.

Para muchos ver jugar a deportistas tan calificados es sin lugar a dudas de ensueño. La concentración prima y es ahí donde cada uno se calza el traje de estratega.

El Mahjong se rodea y codea con la cultura japonesa. El club empezó bien de abajo y fue forjando lazos con dicho saber para dar rienda suelta a una decena de chicos a los que hoy se multiplican y participan en distintos eventos tanto nacionales como internacionales. “Empezaron a llamarnos y ahí empezamos a tener más llegadas. Tuvimos sudamericano y un representativo en el mundial en Las Vegas”.

Los deportes de la mente siguen siendo una gran antesala para el mundo que nos rodea. Personas de todas las edades se codean en un evento donde trasciende la mente. El brillo propio se lo dan los mismos deportistas que luchan para que sus Olimpiadas sigan creciendo y, quien sabe algún día, pueda ser desparramado por todo el ancho y largo del país.

Salud a la mente y al deporte.

Fotos: Cecilia Pascual para AAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior