fbpx
Tenis

Ledesma: “El anhelo son los Paralímpicos”

Fanático del ‘Rojo’, Agustín Ledesma, con apenas 22 años de vida, va en busca del sueño olímpico. En una charla a solas con Argentina Amateur habló de todo: sus entrenamientos, su novia, su vida fuera de las canchas y su amor por el tenis.

Por Matías Montoya

Ferviente hincha del Rojo, por tal motivo tiene entre sus objetos predilectos una toalla del mismo color que hace años la usa “para calmar ansiedades”, dice. Corpulento y con una sonrisa plena en su rostro que esconde detrás de sus anteojos y su gorrita con visera; Apu, como le dicen sus colegas del Centro Asturiano de Buenos Aires (lugar donde entrena) no deja de pensar en el sueño de ir a los Juegos Paralímpicos de Rio de Janeiro. “Estoy buscando puntos, pero tengo que pensar que atrás mío tengo muchos tenistas que quieren lo mismo. Igualmente estamos encaminados para lograrlo, pero si no es, será para Tokio 2020. Es un anhelo muy grande acompañar a Gusti (Fernández) a estos Juegos”.

Artículos Relacionados

Agustín tiene un calendario muy apretado: luego del Miguel Zúñiga que está jugando este fin de semana, en su agenda tiene torneos en Brasil, Argentina, Estados Unidos y gira de tres meses por Europa: “Va a estar complicado y mas esos tres meses que estoy fuera del país porque voy a extrañar mucho a mi novia”.

Si bien ha tenido una gran preparación durante su pretemporada, su entrenamiento no lo deja respirar, ya que se ejercita cuatro horas dentro de la cancha y dos en el gimnasio, distribuidos equitativamente. “Por momentos es bastante monótono y reiterativo, pero también sé que es importante estar bien físicamente para lo que viene”.

Salgamos un poco de tu entrenamiento, fuera de él ¿qué cosas te gustan hacer en tu tiempo libre?

Me gusta el cine y el teatro. Los pocos tiempos que tengo me gusta salir con amigos o estar con mi novia (lleva tres años en pareja) y disfrutar la vida. Me gustaría ponerme a estudiar algo pero…

No tenes tiempo…

(Piensa)… y muy poco porque el tenis me demanda mucho y el calendario también.

¿Te gusta algo en particular?

Sí, me encantan los números, la matemática es mi otra gran pasión. Y combinar eso es difícil, pero si elijo algo sería administración de empresas. Seguramente lo empiece a hacer en 2017, porque me gusta presenciar las clases y que me expliquen cuando no entienda algo, pero tengo que animarme y ver que el calendario del año próximo no sea tan exigente como éste.

¿Por qué elegís el tenis y no otro deporte?

Me gustan mucho los deportes, en general; mi amigo Ezequiel Casco que lo conozco hace 18 años y es una excelente persona. Él me empujó a hacer esta disciplina y la verdad que no me arrepiento: acá hay muy buena predisposición y el ambiente es genial (por lo menos en este país). Nunca imaginé en hacer amistades de otros países, más allá de que es un deporte muy egoísta porque el que entra a la cancha sos vos y los problemas los solucionas solo.

¿Cómo te concentrás?

Me concentro medio raro, no tengo nada para antes de los partidos, si durante el mismo tengo una toalla roja porque soy hincha del rojo, porque me enciende y me calma. Pero nada de concentración, no tratar de bajonearme porque exploto enseguida. Lo traté con psicólogo, en una época, pero me ayuda mucho lo de la toalla, es raro pero es así. Cada loco con su tema.

“Apu a jugar” lo llama el chairman del torneo. Si, a jugar la final del torneo Miguel Zúñiga Memorial Open nada más ni nada menos que contra su mejor amigo: Ezequiel Casco.

Los chicos que entrenan lo alientan y le dan ánimo a un deportista que día a día va en busca de su gloria personal. Esa gloria que todo deportista de elite busca y sueña conseguir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior