fbpx
JuegosTenis

¡Nadia Podoroska remontó un partido inolvidable y es campeona Panamericana!

La rosarina venció a la estadounidense Caroline Dolehide tras estar 0-4 en el set decisivo y una argentina vuelve a encabezar podio panamericano en tenis femenino luego de 24 años. Además estará en Tokio 2020.

Día inolvidable para el tenis femenino nacional. Nadia Podoroska jugó un partido de película y se consagró campeona de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. La rosarina de 22 años superó a la norteamericana Caroline Dolehide por 2-6, 6-3 y 7-6 luego de dos horas y 14 minutos de juego.

La argentina, que llegó a esta final sin ceder ningún set, comenzó muy tensa y sufrió un break en cero con algunos errores no forzados. Con criterio para subir a la red, Dolehide volvió a quebrar y se puso 4 a 1. En el resto del parcial se vio lo mejor de la estadounidense en el partido y cerró 6-2 el capítulo con un ace. En esa manga Podoroska cometió 14 errores no forzados.

El segundo set mostró otra cara de la albiceleste desde el arranque: salió más decidida y tranquila. Fue así que se puso 4-1 y, si bien no aprovechó break point en el game siguiente, se llevó más tarde el parcial a su favor por 6-3 con un destacado manejo del drive invertido, una de las mejores característas de la ex top 170 del ranking mundial.

Artículos Relacionados

Con el envión del set previo, Podoroska tuvo cuatro chances de quiebre en el primer juego del capítulo decisivo pero no pudo concretarlos. Eso le afectó momentáneamente en lo anímico y Dolehide obtuvo dos break consecutivos para dejar el marcador en un peligroso 0-4.

Fue allí que salió toda la fortaleza mental y tenística de Nadia. La rosarina, que en el inicio de su carrera profesional cosechó títulos en la capital peruana, retomó su relación especial con esta ciudad y dio rienda suelta a una remontada heroica.

Jugó de lado a lado ante las complicaciones de su rival para desplazarse hacia los extremos y generó errores. A pesar de que Dolehide levantó break point y se ubicó 5-2, la argentina nunca perdió la línea y se mentalizó punto por punto. Fue así que Podoroska salvó match point en el octavo juego y luego consiguió dos quiebres en fila para igualar las acciones. El partido y la medalla dorada se definieron en tie break.

En el desempate la argentina volvió a remar desde abajo en el tanteador tras un 0-4 inicial. Aún así nunca se mostró derrota y siguió con un positivo lenguaje corporal. Esa consistencia mental intimidó a la rival y Nadia no sólo empató sino que pasó al frente luego de una doble falta de la estadounidense. Allí se mantuvo sólida para llegar al 7-4 final con siete puntos consecutivos a su favor.

La argentina se lanzó al suelo de emoción y luego llegaron los abrazos con todo el equipo argentino encabezado por Mercedes Paz. Tras 24 años, y con la mística intacta de Mar del Plata 1995, una albiceleste vuelve a ser campeona panamericana en tenis femenino.

Foto: AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior