Deportes Adaptados Generales Noticias 

2 de abril: Día Internacional de Concientización del Autismo

Cada dos de abril es Día Mundial del autismo. ¿De qué manera los ayuda el deporte? ¿Cuáles se recomienda realizar?

El trastorno del espectro autista (TEA) es una afección neurológica y de desarrollo que comienza en la niñez y dura toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende. Este trastorno incluye lo que se conocía como síndrome de Asperger y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

Lo más importante es que los chicos disfruten la actividad, que les genere pasión y no que sea elegida por los padres porque a ellos les gusta.

La actividad física tiene numerosas ventajas: disminuye el stress, mejora la salud en general, aumenta las habilidades motoras, ayuda a desarrollar habilidades individuales, por nombrar algunas.

Y por sobre todas, es una herramienta de inclusión ya que los niños con TEA en muchas ocasiones sufren discriminación.

Para que los chicos con TEA comiencen una actividad es recomendable tener en cuenta: 1) Comenzar con deportes individuales para que se acostumbre a la práctica. Una vez que se haya adaptado, se puede dar el paso a deportes colectivos. 2) Ambientes estructurados: lo que realice debe estar planificado, con un principio y una conclusión. 3) Cuidar la integridad física: suelen fatigarse más rápidamente y es probable que sientan sed o cansancio aunque no sean conscientes de ello.

Los deportes más practicados por los chicos con TEA son:
1) Natación: es es más elegido porque a muchos les gusta las sensaciones del agua, el nadar. Inclusive quienes tienen pocas habilidades motoras pueden trabajar con una pelota o con ejercicios de brazos y pies. Con trabajo con otros niños pueden aprender el relacionarse y sentirse parte de un grupo.
2) Running: es de las actividades más simples y que requiere menos habilidades de comunicación que la mayoría de los deportes de equipos.
3) Equitación: la equinoterapia es una de las actividades más recomendadas porque andar a caballo durante unas horas a la semana genera efectos positivos en la salud de quienes tienen TEA.
4) Artes marciales: las artes marciales combinan los elementos de predictibilidad y reglas claras con el reto que significa la interacción física con otras personas. Para muchos niños con autismo, las artes marciales ayudan a desarrollar habilidades físicas (equilibrio, fuerza) al mismo tiempo que mejoran características psicológicas (autoestima, disciplina).
5) Senderismo: la paz y silencio de la naturaleza libera de mucho estrés. El senderismo, que puede ser una actividad individual o en grupo, es una forma fácil de hacer ejercicio y disfrutar del campo o la montaña sin la presión de imponer una comunicación social intensa.

Leave a Comment