Deportes AdaptadosNoticias

Con las manos vacías

Gusti no pudo ante el inglés Hewett en la semifinal del único Grand Slam que aún no pudo conquistar. Más tarde, perdió junto con su pareja Kunieda en dobles.

El sueño de levantar el trofeo del US Open deberá esperar. Una vez más, Gustavo Fernández, número dos del mundo en el tenis sobre silla de ruedas, tendrá que aguardar un año para conquistar ese trofeo que se le viene negando.

En un partido muy cambiante, el cordobés remontó un comienzo adverso pero no pudo mantener el nivel ante Alfie Hewett, preclasificado número 3. Fue 6-4, 1-6 y 6-3 para el británico tras una hora y 56 minutos de juego.

El triunfo de Fernández ante el francés Stephane Houdet por 6-4 y 6-1, en los cuartos de final, invitó a la ilusión. Una ilusión que se hizo aún más grande en la previa con los elogios de Novak Djokovic para el argentino.

“Gran admiración y respeto por Gustavo y todos los tenistas en silla de ruedas”, escribió el serbio en las redes sociales, luego de la charla que mantuvieron en Nueva York.

Por su parte, más tarde tuvo acción en el dobles. Su pareja fue el japonés Kunieda. La dupla se enfrentó ante Hewett-Reid, donde cayó por un doble 6-3. De esta forma se despidió del torneo estadounidense.

Pero el sueño se convirtió en pesadilla y el US Open es la cuenta pendiente de Gustavo, que ya tiene en sus vitrinas los dos trofeos que conquistó en Australia (2017 y 2019), los dos que ganó en Roland Garros (2016 y 2019) y el de Wimbledon (2019). Que no es poco, claro.

Foto: US Open.

Deja un comentario

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior