fbpx
JuegosSlider

Tokio se hace con o sin vacuna

En palabras del actual presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020+1 se hacen de todas maneras. Lo que resta determinar es de qué forma.

Dicho ente, evalúa los diferentes escenarios posibles de realización y, en particular, las siguientes variables: cuarentena (14 días), público y testeos rápidos. Thomas Bach hizo especial hincapié en esos puntos en la conferencia de prensa que dio, el pasado miércoles, el COI después una reunión de su Comité Ejecutivo. 

La Ministra japonesa Seiko Hashimoto, ex deportista de patinaje de velocidad sobre hielo y ciclismo en pista, comentó que los Juegos Olímpicos se desarrollarán “a cualquier precio”. Una de las alternativas barajadas y que se evalúa es la cuarentena para todos aquellos que participarán de los Juegos. Otra opción es la de eximirlos de la cuarentena con ciertas restricciones de movimiento o someterlos a 14 días de aislamiento como a cualquier otro ciudadano. En palabras de Thomas Bach: “Si la cuarentena es necesaria para que los Juegos sean seguros, se pasará la cuarentena”

Este tipo de medida lleva a replantear innumerables ítems como ser traslados, entrenamientos, como así también el alojamiento individual que generaría complicaciones en tiempos de estancia en la Villa, entre otras cosas. No olvidemos que entre atletas, oficiales, directivos, voluntarios, periodistas, el número de personas afectadas es muy grande. 

El vicepresidente del COI John Coates expresó que los Juegos se hacen “con o sin Coronavirus”. Así se presenta otra variable: los testeos rápidos o la aparición de la vacuna. Thomas Bach se mostró optimista respecto a los test rápidos para detección de COVID-19 y, también, de la vacuna, según mencionó, la información le llegó desde la OMS y algunas farmacéuticas.  

El presidente del Comité Olímpico Internacional sostuvo que los Juegos se desarrollarán “en un entorno seguro”. ¿Qué pasará entonces con el público? Si los Juegos se hacen a puerta cerrada las pérdidas económicas serían millonarias. Pero la realidad es dura y clara los eventos no podrán desarrollarse con estadios repletos, por lo que una de las mejores opciones sería la reducción de público. Otra opción es que los espectadores sean sólo locales o de algunos países, Japón hoy, restringe la entrada a 159 países.  

Nadie dijo que iba a ser fácil, “todos tendremos que hacer sacrificios” sostuvo Thomas Bach. La gobernadora de Tokio,  Yuriko Koike, dijo que los anfitriones “ya están tomando medidas” para garantiza unos Juego seguros tanto para atletas como para el público. Aún nada es seguro y las variables se irán teniendo en cuenta con el paso de tiempo y los cambios venideros. Pensemos positivo los Juegos se hacen. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior