fbpx
BásquetNoticias

“Una de las decisiones más dolorosas de los últimos años”

Cristian Cañete, actual presidente de Estudiantes de Concordia, se refirió a la venta de la plaza en la Liga Nacional de Básquet como una de las decisiones más difíciles en los últimos años, pero que no iban a poner en juego a la institución a nivel económico por ello.

Por Sol D’Amato
(@solccidamato)

Cristian Cañete nació en Buenos Aires, vivió en Quilmes, también en Colón y finalmente se mudó a Concordia. Su afinidad al básquet siempre estuvo vinculada a ser hincha. Años más tarde, comenzó a llevar a su hijo Tobías a jugar al club, y, como socio, empezó a vincularse desde abajo como dirigente menor, hasta llegar en 2015 a ser el presidente de la institución.

Hoy, le tocó tomar la decisión más importante de su vida como máxima autoridad de Estudiantes, pero asegura que cuenta con el apoyo del hincha, a a quien él conoce bien por haber ocupado ese lugar. En entrevista con AAD, cuenta acerca de los vaivenes que tuvieron que atravesar a nivel institucional a partir de que se declararon la pandemia y el cese de actividades en todo el país desde marzo de este año.

¿Cómo vieron la decisión de dar por terminada la temporada antes por la cuarentena?

Nos pareció una decisión acertada, teniendo en cuenta la situación sanitaria del país: la paralización de todos los deportes y ante el contexto de incertidumbre que aún en este momento se está se está viviendo. Además, no fue una decisión muy apresurada, sino que se esperaron los tiempos prudenciales para evaluar las distintas variables que podrían suceder. 

¿Cómo se organizaron durante este tiempo con las actividades sociales? 

Se trataron de implementar actividades vía vídeo o grupo de Whatsapp para mantener activos sobre todo a los chicos que tenemos en el club. También algunas clases por Zoom, pero evidentemente eso tampoco es lo adecuado: lo mejor es hacer un entrenamiento como corresponde. Pero fueron formas de mantener activos a los chicos y los jugadores. También hubo charlas respecto de los cuidados físicos como nutrición y continuación de la preparación física. Pero insisto, no es lo adecuado, no es lo mejor para deportistas, y sobre todo para deportistas de alto rendimiento. Esto va a implicar un tiempo después en acondicionarlos físicamente. Hoy por hoy están frenadas todas las actividades. Lo único que podemos tener en funcionamiento es el gimnasio de musculación solo para los deportistas del club. Acá en Concordia, la Liga local de fútbol (nosotros competimos en fútbol, handball, karate, además del básquet formativo) no tiene actividad. De hecho, el fútbol está frenado hasta el año que viene. 

¿Y a nivel económico?

A nivel económico hemos implementado distintas acciones para facilitarle a los socios el pago de cuotas: botón de pago mediante transferencia electrónica y débito automático. Si el socio no podía venir hasta el club, éramos nosotros los que teníamos que ir hasta el socio.

¿La cuarentena los afectó económicamente entonces? 

Nosotros ya veníamos trabajando desde el primero de marzo con un protocolo interno en el club, con algunos cuidados. Pero a partir del 16, cesamos el total de las actividades deportivas. Después de 3 meses de tener la secretaría cien por ciento cerrada, nos contactamos con el socio mediante una Secretaría virtual, donde la respuesta fue muy buena y gracias a ello hemos empezado a recuperar parte del terreno perdido en las cuotas societarias. Lógicamente queda mucho, se ha sentido mucho el sistema de cobranza, pero hoy ha mejorado. Para tener una idea, nosotros en marzo, abril y mayo estábamos con el 15% de la cuota del padrón societario de cobranza y un 10% en la parte de las cuotas deportivas, solamente de algunas actividades. Después, lo demás está todo cerrado. Otra cuestión que nos ha dañado mucho es que nosotros contamos en el club con un salón de fiestas que hoy por hoy está completamente cerrado y no sabemos cuándo vamos a poder abrir. Eso era un ingreso muy importante para las arcas del club. 

Y los socios, ¿cómo tomaron la decisión de vender la plaza de la Liga Nacional de básquet?

La repercusión en los socios con respecto a esta decisión fue en su mayoría buena, porque conocen la realidad del club. Somos esencialmente un club de barrio, más allá de llevar tantos años compitiendo a nivel nacional. Entonces, por esta situación, hemos recibido muchos mensajes de apoyo, sobre todo del socio y del hincha que esperan vernos reorganizados para volver a competir en este nivel. Pero bueno, si bien es una decisión de las más dolorosas de la institución en los últimos años, deportivamente hablando, creemos que ha sido tomada con mucha responsabilidad y mucha coherencia. En esta situación hay un límite: la institucionalidad, y cuándo se puede poner en riesgo el patrimonio de una institución y más allá de cualquier deseo personal de poder continuar en la competencia, eso es un límite. En el último tiempo lo económico se resintió y tuvimos que hacerlo prevalecer. No teníamos asegurado el 50% de nuestro presupuesto, sumado a que un sponsor que nos acompaña desde hace 12 años o 13 años, hace 6 meses que está cerrado. Todo esto agravó aún más la situación difícil que ya veníamos atravesando hacía dos temporadas.

Foto: La Liga Nacional

Y entre el mundo del básquet, ¿cuál fue la sensación con la baja?

Hemos recibido buenos mensajes tras haber puesto en venta en la plaza. Nos sorprendieron gratamente comentarios en redes sociales de gente de otros clubes que acompañaron la decisión entendiendo la lógica en este contexto. También hemos recibido de la Federación de Entre Ríos y la Asociación de Concordia el apoyo y el entendimiento de esa medida.

¿Cuál es el plan que tienen pensado con las formativas del club?

En cuanto al programa de formativas del básquet, nosotros hace 3 años cambiamos el sistema: hicimos un programa de reclutamiento a través del coordinador Jorge Mario Díaz Vélez, lo que nos ha permitido posicionarnos de otra forma y mejorar el trabajo. Hoy, las inferiores cuentan con lo mismo que el plantel profesional: médico clínico, nutricionista, un centro de kinesiología que trabaja directamente con ellos, traumatología y charlas. Estamos todo el tiempo tratando de mejorar la calidad de los chicos. Pero lamentablemente hoy se encuentra todo frenado, sin ninguna perspectiva aún. 

¿Qué perspectivas tienen ustedes entonces respecto a la vuelta al ruedo?

Con respecto a las formativas, la Federación de Entre Ríos suspendió las actividades hasta el 31 de octubre, pero sinceramente veo complicado volver a competir; incluso me parece que primero hay que tratar de volver a los entrenamientos antes que pensar en la competencia. Eso nos ha afectado mucho económicamente, porque la mayoría de esos presupuestos están hechos con la cuota deportiva, entonces están resentidos. Mientras más se siga estirando, esta situación va a ser más difícil de revertir, porque no creo que se solucione con el simple hecho que nos permitan volver a la actividad, sobre todo a los clubes medianos o los clubes como los nuestros, como tantos que hay en el interior del país; va a ser muy difícil volver a hacer funcionar todo adecuadamente como estaba antes.

¿Considerás prudente volver a los entrenamientos?

Me parece acertado. Creo que hay que tratar de volver por lo menos a entrenar, y no estoy hablando solamente del ámbito profesional, sino también del ámbito formativo. Es necesario volver a los entrenamientos, ateniéndonos al protocolo de la Confederación Argentina de Básquetbol, más allá de que después se pueda competir o no realmente. Pero el grado de incertidumbre es lo que más complica, no saber cuándo se va a poder ni cómo se va a poder volver. Eso también nos afecta bastante.

Consumada la venta de la plaza, así lo comunicó el club:

Foto: ARCHIVO LT15

Sol D'Amato

Soy Periodista Deportiva, Profesora de Educación Física y Fotógrafa. En este sitio escribo sobre básquet nacional.

Deja un comentario

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior