fbpx
ExteriorGimnasiaNoticias

Sarah Voss contra la sexualización

La gimnasta alemana no utilizó la tradicional malla. Vistió un maillot con piernas. Hasta ahora solo se había utilizado por motivos religiosos.

En el marco del Campeonato Europeo de gimnasia artística que otorga plazas a Tokio 2020, la gimnasta alemana Sarah Voss sorprendió con su atuendo. Voss utilizó un maillot con piernas en tonos rojos y negros, similar a los que se suelen ver en gimnasia rítmica.

La alemana declaró que lo hizo para evitar la sexualización del deporte. Porque los trajes son mallas ajustadas. Además Voss justificó que al ser un ejemplo para las más jóvenes, quiso mostrarles una nueva forma de presentarse estéticamente, sin sentirse incómodas con la ropa.

Además recibió el apoyo de sus compañeras y entrenadora. La gimnasta Elizabeth Seitz ha cuestionado que fotos suyas fueron publicadas con comentarios sugerentes. En tanto Ulla Koch opinó: «Nadie debería verse obligado a sentirse incómodo en un deporte debido a su vestimenta».

Artículos Relacionados

¿Qué dice el reglamento sobre la ropa de Sarah Voss?

Este estilo de vestimenta está permitido por el Código de Puntuación. Aunque las principales razones para su uso son motivos religiosos. «Las gimnastas deben usar un leotardo o unitardo/mono (leotardo de una pieza que cubre pierna completa – cadera al tobillo), que no sea transparente y con un diseño elegante», así lo expresa el reglamento.

Sin embargo el Código también apunta mantener el decoro. Habla de un escote adecuado en el frente y en la espalda. «No debe sobrepasar el medio del esternón, ni la línea inferior de las escápulas».

Aunque sobre las extremidades inferiores sostiene: «El corte de la pierna del leotardo no puede ir más arriba del hueso de la cadera. El largo de la pierna del leotardo no puede exceder la línea horizontal, demarcada no más de 2 cm. por debajo de la base del glúteo». 

Sarah Voss dio un puntapié para que más gimnastas se animen a elegir qué vestir en una competencia. Amparada por reglamento es un nuevo impulso para cuidar a las deportistas y prevenir la sexualización del deporte. A lo largo de la historia la gimnasia ha mutado, con la protección de las gimnastas como objetivo. Un ejemplo es la prohibición de los ejercicios que implicaban pararse sobre la barra superior. Esta vez se corrió la lupa a la vestimenta. La alemana abrió paso a que las deportistas decidan competir con el estilo que les resulte más cómodo.

Foto: Instagram Sarah Voss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior