fbpx
Historia y CuriosidadesJuegosNoticias

Hermanos: el sueño de ser olímpicos juntos

En la delegación argentina, habrá muchos deportistas que tendrán la posibilidad de compartir su experiencia olímpica con sus hermanos. Por eso, mirá quiénes y algunos antecedentes recientes.

Por Joel Katz

La posibilidad de participar en los Juegos Olímpicos es una experiencia inolvidable para cualquier deportista que le toque atravesar esta situación. Pero además, en algunos casos, esta experiencia puede sumar un plus: vivirla con tu hermano/a. En la delegación argentina que irá a Tokyo 2020, habrá varios de estos ejemplos, y desde AAD decidimos contarte quienes son, y además repasar algunos antecedentes de las dos ediciones pasadas de los Juegos.

Quizás el caso más paradigmático será el de los hermanos Simonet: será la primera vez que los 3 participen en un mismo Juego Olímpico. En Londres 2012, en el debut olímpico del handball argentino, habían estado Diego y Sebastián; en Rio 2016, se sumó Pablo, pero Diego no pudo asistir debido a una lesión. Ahora, en Tokio, la tercera será la vencida, ya que los 3 estarán en el plantel. Junto a ellos, en los Gladiadores, también estarán los hermanos Federico y Nacho Pizarro; para Fede serán sus terceros Juegos, mientras que para Ignacio será su primera experiencia en este evento.

Artículos Relacionados

Otro deporte en conjunto que tendrá familiares en su plantel será el hockey femenino: entre las convocadas de las Leonas, figuran María José y Victoria Granatto. Para Majo serán sus segundos Juegos, tras haber estado en Rio, mientras que Vicky tendrá la posibilidad de debutar en un evento de esta magnitud. En tiro, Federico y Melisa Gil volverán a decir presente, al igual que lo hicieron en Rio 2016, donde Melisa logró un histórico octavo puesto, que le significó un diploma olímpico.

En vóley, estarán los hermanos Pereyra, pero en dos disciplinas distintas: Federico, que ya estuvo en Londres 2012, está entre los convocados por Marcelo Méndez, mientras que Fernanda hará su debut olímpico en el beach volley, en dupla con Ana Gallay. El otro caso que tendrá la delegación argentina será el de las hermanas Biagioli: Cecilia tendrá su ¡quinta! participación olímpica en aguas abiertas (2000, 2004, 2008 y 2012), con el condimento extra no solo de ser el primero desde que dio a luz, sino de que lo compartirá con su hermana Romina, que estará en triatlón, con el debut en un JJ. OO. Junto a ellas estará también su hermano Claudio, entrenador de la Selección Argentina de aguas abiertas.

Rio 2016 también dejó varios casos de hermanos que tuvieron la posibilidad de compartir la increíble vivencia que significa estar en un Juego Olímpico. Sin embargo, hubo dos casos, además, que tuvieron el mejor de los finales: una medalla dorada. Estamos hablando de los hermanos Rey (Lucas y Matías), y de los hermanos Ibarra (Pedro e Isidoro), que fueron parte del histórico título logrado por los Leones del Chapa Retegui, venciendo en aquella memorable final a Bélgica, por 4-2, donde Pedro anotó uno de los goles argentinos. Un dato curioso: Isidoro, que había sido convocado como reserva, terminó entrando al plantel por la lesión, durante el torneo, de Matías Rey. Es decir, por una situación fortuita, terminó formando parte del logro más importante del hockey masculino argentino.

Los hermanos Ibarra en Rio 2016

También dentro del hockey, compartieron equipo las Habif, Agustina y Florencia, aunque no pudieron cosechar una medalla, lo que significó cortar una racha de 4 podios consecutivos para las Leonas. En el handball, además de Seba y Pablo Simonet, estuvieron los hermanos Portela (Adrián y Pablo), y los hermanos Fernández (Federico y Juan Pablo). En ambos casos, uno de los hermanos ya había estado en los juegos anteriores (Pablo y Federico), mientras que para el otro (Adrián y Juan Pablo) Río significó su debut olímpico. En vela, Yago y Klaus Lange, en la clase 49er, terminaron séptimos y lograron un diploma olímpico, en una edición de los Juegos que les dio, además, la posibilidad de ver a su papá Santiago coronarse campeón en Nacra 17, junto a Cecilia Carranza. Además, al igual que en 2012, las mellizas Sofía y Etel Sánchez dijeron presente en nado sincronizado, mejorando su actuación previa al finalizar en el puesto 19 (habían sido 22 en Londres).

El hockey tuvo más casos en Londres 2012 y, al igual que en 2016, también hubo un caso de dos medallistas, aunque en este caso fue plateada. Estamos hablando de Josefina y Daniela Sruoga, que fueron parte del plantel de las Leonas, que cayeron 2-0 ante Holanda en la final. En los Leones, por su parte, Lucas Vila, que sería campeón en Rio 4 años más tarde, tuvo la posibilidad de compartir plantel junto a sus hermanos Matías y Rodrigo, que ya habían estado presentes en Sydney 2000.

Los Juegos Olímpicos siempre nos dejan miles de historias para contar, y vaya si compartir una experiencia así con tu hermano/a no será algo digno de compartir. Y estos son solo algunos casos de la última década. En la próxima nota, un repaso a otros casos más antiguos que se han dado en las delegaciones argentinas.

Fotos: Peri Soler, Instagram Isidoro Ibarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior