fbpx
Historia y CuriosidadesNoticiasTenis de Mesa

Espíritu olímpico: versión Yoshua Shing

En nacido en Vanuatu enfrentó en la mañana de nuestro país a Horacio Cifuentes. El argentino se llevó el triunfo de manera holgada, a pesar de no estar cómodo en el encuentro. Sin embargo, su contrincante se llevó las miradas de propios y extraños por algo particular…

Eran las 7.30 en nuestro país. Horacio Cifuentes salía a competir bajo la bandera de nuestro país en un Juego Olímpico, luego de 9 años. Sin embargo, las miradas, al principio, se las llevó su contrincante: Yoshua Shing. El oriundo de Vanuatu no entró en la mirada de propios y extraños por sus jugadas, sino que fue porque ingresó a la mesa con un papel pegado en su espalda con su nombre.

Shing mostró muchas limitaciones en el partido ante Cifuentes. Sin embargo, estuvo casi toda su participación estuvo marcada por estar con un papel A4 en su espalda, con su nombre “Y. SHING” escrito con una fibra verde (con una caligrafía bastante dudosa) y pegado con 6 pedazos de cinta de papel con el fin de que aguante lo más posible en su dorso.

La razón por la que el oriundo de Vanuatu haya ingresado de esa forma es que no tenía en su nombre en la vestimenta, algo que está impuesto por reglamento para que todos los que miren el deporte sepan quién es quién. Shing aguantó tres sets con el papel en su espalda. Luego del primero, donde Cifuentes se impuso 11-2, el vanuatense, gracias a la transpiración, comenzó a perder adherencia de la cinta y el papel empezó a flamearse junto con sus movimientos.

Artículos Relacionados

El tercer set significó un punto de quiebre para Shing. Fue quizás el mejor momento para él en todo el partido, donde Cifuentes estuvo muy impreciso. Sin embargo, el árbitro debió parar el encuentro porque ya no se le veía el nombre al vanuatense y él mismo debió pegárselo. Luego de algunos puntos, nuevamente el juego fue frenado y la coach de Yoshua debió ponerle más cinta al nombre; mientras que Shing se reía porque no podía creer lo que le pasaba. Por último, dos puntos después, se cansó el de Vanuatu y se sacó la hoja A4 para competir sin nombre.

Fue la tercera participación de Shing en un Juego Olímpico. Su debut se dio en Londres 2012 y en Río 2016 fue el abanderado de su país. Al igual que en Tokio, en las ediciones anteriores también se fue en primera ronda sin mostrar grandes cualidades en su rendimiento. Al menos, le sacó una sonrisa a más de uno y quedará en el recuerdo popular por ingresar con el papel en la espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior