fbpx
JuegosNoticias

Una delegación llena de sueños

El yachting argentino es uno de los deportes que más medallas ha cosechado a lo largo de la historia del olimpismo nacional. Respeto, entrega, dedicación, liderazgo, tenacidad, empuje, logros son algunos de los adjetivos que engloban a una delegación que busca seguir en la senda del éxito.

Por Matías Montoya

Competencias consumadas. Regatas que dejan buenos augurios. Síntomas que el camino realizado durante el ciclo olímpico (el más atípico para todos ellos) ha dado buenos dividendos para sostener la realidad que vive el yachting argentino: atletas que prometen y otros que quieren terminar de dar el golpe.

De diez clases que transitarán por la paradisíaca Enoshima, siete estarán provistas de argentinos. Una gran representación para un juego olímpico. Algo pensado hace algunos años, ya que el trabajo que viene realizando la Federación Argentina de Yachting (FAY), es una de las mejores y más minuciosas. Eligieron entre juventud ante experiencia. Algo que tuvo golpes al mal compañerismo y donde la FAY salió con una carta abierta explicando los motivo de una elección antes que otra.

Artículos Relacionados

Se eligió también las ganas de seguir creciendo y apostando a clases que antes no tenían un crecimiento tan importante y meritorio como lo es la 470 femenina.

Debut, quizá despedidas y modos de seguir embarcándose en una de las aventuras más prominentes que tiene el yachting olímpico y que tantas alegrías y medallas ha entregado al espectador más acérrimo a este bello deporte.

Pero antes que todo, hay que empezar desde el principio: con los debutantes.

Francisco Saubidet Birkner – RS:X masculino
La pandemia puso en cortocircuito el calendario para Francisco. Sin embargo, esto no impidió que pueda seguir navegando a pesar de lo corto que ha sido el año calendario de cara a Tokio. La estrategia para Saubidet fue otra: «Este último mes estuve en Europa y me dedique más que nada a la parte de agua. Muchas horas navegando y poniendo el equipo a punto y entrenando todo lo que es velocidad. En 2020 no pude competir afuera por la pandemia y recién hace dos semanas tuve mi primera competencia después de tanto tiempo y navegué bien. Fui mejorando día a día y ya al final termine haciendo regatas entre los primeros 10 y sabiendo que estaban todos menos 3 de los que van a estar en Tokio así que estoy contento», recalcó Francisco a Argentina Amateur Deporte.

Francisco Guaragna Rigonat – Láser Standard
Algo que hay que destacar de sete “cruce”, es que Guaragna jamás expresó nada malo contra su compañero, al contrario, prefirió el silencio ante el ataque o la agresividad en el discurso.

La decisión que tomó la FAY respecto a quién llevar a los Juegos Olímpicos fue determinante y muy clara, ya que siempre estuvo a favor de la evolución de las nuevas promesas y de la juventud. Tal es así que a partir de 2020 comenzó con el “Programa París 2024 y Los Ángeles 2028”, algo que promueve el desarrollo de las futuras generaciones de regatistas de cara a los próximos dos Juegos Olímpicos.

Con el disgusto puesto en a papelera de reciclaje, Francisco comenzó a entrenar con más intensidad pero el COVID arruinó su calendario y no pudo participar en ninguna prueba luego de febrero de ese año.

Cuando pudo viajar, se fue a Europa donde comenzó a entrenar y a estar en lo que llaman «el circuito olímpico». Y continuó: «Desde abril que estuve, y tomé la decisión de quedarme acá tres meses y eso seguro fue clave porque me sirvió para la preparación». Dentro de esos tres meses el balance final fue haber competido en cuatro torneos importantes donde fue clave para el sprint final de su preparación.

Lourdes Hartkopf y Belén Tavella – 470
Su compañera es de la provincia de Buenos Aires. Belén Tavella tendrá su bautismo en Tokio. Así como también la clase.

Si comenzamos a pensar el camino rumbo a Tokio, la clase 470 femenina ha crecido de manera exponencial desde que ambas regatistas fueron la dupla que representaban a Argentina en cualquier torneo que se presentaban.

Ganaron el Sudamericano 2020 y eso las depositó en Tokio. Pero como a todo el mundo, hubo una pandemia. Esto no desanimó a la dupla, que ni lerda ni perezosa logró seguir con un plan de entrenamiento hasta que las cosas se regularicen y la Federación Internacional diera el ok para que comenzaran las competencias oficiales.

Con Tokio postergado para este año, las chicas decidieron viajar a Europa donde las competencias eran más asiduas.

Esos días previos a su viaje rumbo a la burbuja de Tokio, la clase 470 estuvo en Portugal y España entrenando y realizando una buena cantidad de regatas para volver a aclimatarse a la acción dentro del agua.

La “oportuncrisis” a pesar de la pandemia
Saubidet Birkner: «Estuve un año y medio sin competir en Europa que es donde está el mayor nivel. Obvio que eso te perjudica un montón sabiendo que mis contrincantes nunca dejaron de competir y entrenar juntos. Nosotros, viviendo en Argentina, tuvimos una gran desventaja en ese sentido por la cuarentena tan larga y lo difícil que se hizo viajar». Pese a no poder viajar, Francisco pudo seguir con una rutina de entrenamiento que significó ponerse en forma física para así, luego, poder subirse a la tabla y poder lograr una buena performance de cara a las futuras competencias.

Y continúa: «Igualmente pude competir y me sirvió para medirme y ver como estaba de nivel para Tokio. Día a día fui mejorando, por suerte, y volviendo a ponerme al nivel que tenía antes de la pandemia».

Guaragna Rigonat: «No tuve competencia en todo 2020 pero, luego, tuve la suerte de viajar acá (en Europa) y eso está bueno. Sentí la falta de competencia en el primer torneo y ahí tome conciencia lo que me había afectado el estar tanto tiempo parado. En base a ese primer torneo sacamos una planificación para el resto de la gira, los puntos y las formas a trabajar y como planificar las competencias y como llegar. Estar acá es una oportunidad enorme y poder tener mi curva de aprendizaje de manera óptima y llegar bien a los Juegos».

Hartkopft/Tavella: «Durante la campaña no tuvimos muchas posibilidades de viajar y correr campeonatos con la flota internacional. Esa es la principal desventaja que tenemos frente a nuestras competidoras en los Juegos Olímpicos. Sin embargo, nuestro deporte tiene muchas variables y sí tenemos más trabajados muchos otros aspectos».

Cada uno de ellos ya se encuentra en la burbuja que realizó el Comité Organizador de los Juegos. Se encuentran en un hotel y luego partirán a la Villa Olímpica para su participación en la Ceremonia de Apertura y luego partirán rumbo a Enoshima para luego prepararse para las competencias y ubicarse en los respectivos condominios (Villa Olímpica para la vela) en dicho lugar nipón.

Fotos: Sander van der Borch y Luis Dingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior