fbpx
EquitaciónHistoria y Curiosidades

Los vínculos de la reina Isabel II con el deporte olímpico

Murió la monarca británica a sus 96, ella tenía un profundo amor por los caballos. Además realizó una participación en la apertura de Londres 2012.

Este 8 de septiembre a los 96 años falleció la reina británica Isabel II tras 70 años de reinado. Se transformó en la mujer que pasó más años como monarca y su hijo Carlos -quien será el próximo rey- el heredero que esperó más tiempo para asumir.

Pero la monarca tenía una gran pasión por los caballos, la equitación y las carreras. Un gusto que compartió con su hija Ana y su nieta, quienes participaron en los Juegos Olímpicos.

Fue dueña de caballos pura sangre y en su honor se realizaba la jornada de carreras llamada Royal Acost, a la que siempre asistía y los espectadores debían seguir un estricto código de vestimenta como por ejemplo usar sombrero.

Sin embargo su gusto por los caballos iba más allá de las carreras, también le apasionaba la equitación. Y este amor lo transmitió a su hija la princesa Ana quien participó en el equipo británico de equitación en los Juegos Olímpicos Montreal 1976. Su hija fue la primera integrante de la realeza en participar en la cita olímpica y actualmente forma parte del Comité Olímpico Internacional.

La princesa Ana, la primera de la realeza en participar en Juegos Olímpicos

Además le tocó recibir Londres 2012, donde la reina realizó una espectacular aparición en la ceremonia de apertura. Allí hizo un recorrido en helicóptero junto a James Bond, un personaje característico de la cultura británica, para luego llegar al estadio y “lanzarse” en paracaídas. En esta edición su nieta Zara Tindall ganó la medalla olímpica de plata en equipos en equitación.

La Reina Isabel II había nacido antes de que se disputará la primera Copa del Mundo de fútbol, vivió 23 Mundiales de este deporte y 24 Juegos Olímpicos. Además tuvo la oportunidad de entregar el trofeo Jules Rimet a Inglaterra en 1966 cuando ganaron su único Mundial en fútbol.

A los 94 años montaba en pony ya que los médicos le habían prohibido andar en caballo por a la altura y considerarlo riesgoso para su salud. Es así como entre sus caballos favoritos se encuentra Sanction, el último que pudo montar. También entre sus predilectos estaban Burmese, un regalo de la policía montada de Canadá, Doublet con el que la princesa Ana ganó el campeonato European Eventing y el heredado de su padre, Jorge VI, Doublet. Mientras que los más queridos en las carreras eran Highclere, Doutelle, Phantom Gold y Estimate.

A sus 94 montaba a Fern, un pony de raza Fell
Actualización ranking mundial
Click acá

Fotos: Press Association

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior