fbpx
Noticias

De la pileta del club a una inspiración en aguas abiertas

En estos días son varios los deportistas que representando a GEBA están participando en los Juegos Panamericanos de Santiago, en Chile; en algunos casos con resultados destacados e incluso, medallas. Pero el deportista acunado en el club, aun practicándolo a nivel competitivo, no necesariamente requiere de trofeos ni diplomas para trascender, y ese es el caso de Anila Rindlisbacher.

La historia ya conocida de Anila tiene que ver con una enfermedad que la tuvo seis años recluída con internación domiciliaria, conocida como inmunodeficiencias primarias (IDP). De muy difícil diagnóstico, ella lo obtuvo después de consultar muchísimos especialistas y de dar, finalmente, con la doctora Liliana Bezrodnik, quién era Jefa en ese momento de Inmunología del hospital Gutiérrez. Actualmente consultora externa.

La otra parte de la historia, acaso menos difundida, tiene que ver con su camino de sanación no sólo física sino también espiritual, y que cristalizó a través del deporte. “GEBA es un sueño hecho realidad que no puedo explicar sin emocionarme, con todo lo que significa para mi nadar en esa pileta que tiene tanta mística, por donde pasaron tan grandes nadadores”, expresa Anila en referencia a la pileta de la sede Jorge Newbery.

Su llegada al club tuvo un camino casi tan largo y sinuoso como el que la llevó a conocer su diagnóstico. Y fue producto de una curiosidad y un deseo voraz de sobreponerse a su situación. El primer factor fue, una vez que empezó con el tratamiento de medicaciones para controlar la enfermedad, practicar algún deporte que le devolviera dinamismo a su cuerpo, que llegó a pesar 45kg en el peor momento. 

Artículos Relacionados

Consiente de las bondades de la natación arrancó de a poco, y en algunas semanas ya notaba grandes mejoras respiratorias. Sin embargo, después de estar tantos años encerrada en su casa, nadar en una pileta no le parecía suficiente libertad recuperada, así que hizo su primera incursión en aguas abiertas, en el río Uruguay. “Esa experiencia me dio vida, me sentí libre, recuperé la confianza, definitivamente pensé que esto era para mí”, rememora Anila.

A partir de ahí empezó a profundizar en la disciplina, entrenando mucho pero también leyendo e investigando. Así llegó a sus manos al libro de Agustín Barletti, “Hazaña en Gibraltar”, que cuenta el camino que hizo el autor para cruzar a nado ese estrecho, a sus casi 50 años –edad similar a la de Anila-, y con énfasis en la preparación a cargo de quien era su entrenador: Pablo Testa, head coach de natación en GEBA entre otros hechos destacados de su trayectoria. 

Anila emprendió entonces una nueva búsqueda, que fue la de contactarse con Testa, y después de varios meses de intentos infructuosos, tuvo la oportunidad de hacerlo a través de las redes sociales. Primero, consiguió que Pablo fuera a verla nadar, todo un logro ya que él entrena habitualmente sólo deportistas de alta competencia, y luego, a que accediera a guiarla en sus entrenos y proyectos. 

A partir de entonces Anila convirtió a GEBA en su búnker de entrenamiento para cada nuevo desafío. Entrenando 5 días por semana y bajo la tutela de Testa fue incrementando tanto la práctica como los kilómetros en aguas abiertas: participó en la travesía Salto-Concordía, uniendo Uruguay y Argentina con un recorrido de 5 kilómetros; Concordia – Estancia Grande, de nuevo sobre el río Uruguay, ya subiendo el recorrido a 10km. 

Más tarde realizó la travesía Villa Urquiza – Paraná, de 21 km que completó en poco más de 3 horas, sobre el río Paraná. Luego llegó Concordia – Puerto Yerua, con 22 km sobre el Río Uruguay a lo largo de 6 horas. Y hace unos días participó en la Travesía Rosa: 10 km en las desafiantes aguas del Río de la Plata, con frío y oleaje intenso.

Anila tiene claro cuál es el indicador que mide su performance en cada travesía de aguas abiertas: no es en qué posición finaliza ni delante de quién, sino el hecho de llegar e ir superándose en cada nuevo desafío. Es que cada nuevo emprendimiento le brinda una nueva posibilidad de amplificar su mensaje, que es difundir a la mayor cantidad de gente cuáles son los signos de alarma de la enfermedad y, eventualmente, derivar personas al equipo médico para que tengan un diagnóstico temprano que les permita mejorar drásticamente la calidad de vida. 

En ese sentido, desde hace unos meses Anila es embajadora de la Iniciativa Alas, que ayuda a pacientes IDP de todo Latinoamérica. Argentina es parte de esta alianza, y su principal objetivo en tanto embajadora es nadar en cada uno de los países donde Iniciativa Alas tiene representación.

El primer desafío como embajadora es el 9 de diciembre, cuando haga el recorrido Paso de la Patria – Corrientes, con la distancia más larga que haya hecho hasta el momento: 35 kilómetros. Con el agregado de que para  Anila representa una travesía muy especial, por ser la primera vez que va nadar en su provincia natal: Corrientes

Para completar la travesía, además de la experimentada guía de Testa en la previa, también contará con su apoyo durante el recorrido, ya que implica más de 6 horas en el agua y es fundamental tener al lado a alguien de suma confianza. “La realidad es que tener a Pablo en el club es un lujo que nos podemos dar los socios: fue entrenador de la selección nacional de natación y es el referente indiscutido de aguas abiertas en Sudamérica”, asegura Anila.

Entre entrenamientos, viajes y búsquedas de sponsors, Anila también se hace tiempo para dar charlas motivacionales en clubes, organizaciones sociales y empresas. “Después de todo lo que pasé, sé que el no ya lo tengo, así que propongo lo que se me ocurre”, confía Anila.

¿Y más allá? Siempre hay otro desafío en puerta. Si todo sale bien, la siguiente incursión sería la primera en mar abierto, como la que tiene proyectada para 2024 con los 16 km de la travesía Leme – Barra de Tijuca, en Río de Janeiro, Brasil. Porque para Anila, más allá de los resultados, siempre habrá una nueva oportunidad para confirmar que se puede un poco más.

Para más información: https://www.instagram.com/anilarindlisbacher/

¡Tu opinión nos interesa!

En AAD queremos saber qué contenidos te gustan, cuáles no tanto y qué otras temáticas te gustaría ver en nuestro medio.

Completá esta encuesta en menos de 5 minutos. Nos ayudás un montón

¡Gracias!

Deja un comentario

Volver al botón superior