fbpx
Tenis

El tenis quiere soñar de la mano de Juan Martín del Potro

En tan solo cuatro Juegos Olímpicos Argentina cosechó medalla distribuidas entre varones y mujeres. La más importante y recordada es la de Gabriela Sabatini en Seúl ´88. Aquí un repaso por los atletas que dieron brillo al tenis argentino y el futuro que se avecina.

Por Matías Montoya
(@matomontoya)

Desde los inicios de la Era Moderna, el tenis ha estado en los Juegos Olímpicos hasta que tuvo un corte abrupto que duró 44 años; gracias a que en México 1964 el Comité Olímpico Internacional volviera a proclamar al tenis como deporte olímpico.

A partir de los Juegos de Seúl en 1988, Argentina llevó una gran y nutrida delegación a cada cita olímpica. Este fue el que llevó a Gabriela Sabatini a cambiar radicalmente el tenis femenino en nuestro país.

Si bien venía de grandes desempeños en los Grand Slam, Sabatini pudo afirmar su poderío tenístico en los Juegos Olímpicos que se desarrollaron en Asia. Sin embargo, por delante de ella estaba la genial y talentosa Steffi Graf, quien llevó a Alemania Occidental a lograr el oro en la final precisamente frente a su amiga del circuito y compañera en dobles en Wimbledon, (donde salieron triunfadoras) Sabatini.

Cabe destacar que más allá de la final perdida, Gabriela Sabatini pudo darle a la delegación argentina una de las dos medallas que se llevó a casa en esos Juegos (la otra fue el bronce en vóley masculino), y también fue la abanderada en la ceremonia inaugural. Pese a todo, Sabatini sigue estando en lo más alto del deporte olímpico de nuestro suelo.

Cuatro años después llegó el bronce de la mano del doble masculino. Javier Frana y Christian Miniussi se llevaron el tercer puesto que fue compartido por la pareja croata. Esa fue la única medalla que cosechó la delegación argentina. Uno de los peores Juegos.

Pasaron ocho años para que Argentina se subiera nuevamente al podio olímpico en tenis. Gracias a la participación de la pareja de dobles femenino conformada por Paola Suárez (una experimentada en la categoría que, junto con la española Virginia Ruano Pascual, ganó todo torneo que disputó y en donde llegó a ser la número uno del ranking de dobles) y Patricia Tarabini. El sueño de ambas estaba intacto. Llegaron al partido por la medalla de bronce siendo favoritas y lograron el triunfo frente a Japón. Para Tarabini el ciclo tenístico se había cerrado de la mejor manera. Para Paola la cosa seguía, pero las lesiones la dejaron fuera del circuito, pero volvió para los Juegos de Londres 2012 en donde formó pareja junto con Gisela Dulko. Lamentablemente perdieron en primera ronda contra China.

Si se habla de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, es momento de hablar de Juan Martín del Potro. El tandilense venía dulce y su tenis era versátil, punzante y arrollador. Como todo argentino, el césped le fue siempre esquivo; pero en estos Juegos supo ganarle a la adversidad y llegó hasta las semifinales donde se enfrentó a Roger Federer en un maratónico partido. Del Potro venía de vencer a Nishikori en sets corridos, mientras que Federer hizo lo propio contra Isner. En más de cuatro horas de partido, Federer venció al argentino por 3-6, 7-6 y 19-17. Sin embargo los ánimos de Del Potro no decayeron y en la disputa por el tercer puesto venció en sets corridos y jugando un gran tenis al serbio Novak Djokovic por 7-5 y 6-4, adjudicándose el bronce y dándole a la delegación Argentina la suma de cuatro medallas.

Para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el tenis argentino llevará a seis jugadores. Juan Martín del Potro, Federico Delbonis, Guido Pella y Juan Mónaco (cuatro tenistas que lograron el pasaje a semifinal de la Copa Davis venciendo de visitante a Italia) serán los singlistas que representarán al país. Mientras que Guillermo Durán y Máximo González serán los únicos jugadores en el cuadro de dobles.

Cabe destacar dos cosas. Uno: no habrá representantes para el cuadro femenino ya que ninguna ha logrado clasificarse debido a que su ranking no es el mejor. Y dos: tanto Juan Mónaco y Juan Martín del Potro jugarán su tercer y segundo Juego Olímpico, respectivamente. Esto gracias a su ranking protegido ya que ambos se encontraban con sendas lesiones.

El tenis ha dado a nuestro país la posibilidad de seguir por el camino del éxito. Solo falta un paso más para que ese éxito sea bañado con oro. Habrá que esperar 15 días para ver que esto sea una realidad.

Deja un comentario

Volver al botón superior