fbpx
Tenis

Un año inolvidable del tenis masculino

El 2016 de los caballeros no será recordado como un año más. Tras cuatro finales perdidas Argentina logró su cuenta pendiente al levantar la Copa Davis por primera vez. Además, esta temporada marca el gran regreso de Juan Martín Del Potro, emblema indiscutible del tenis nacional. 
 
Por Julián Haramboure
(@Julianfunky)
 
En esta temporada el tenis argentino necesitaba mejorar un 2015 irregular y de sabor agridulce. Si bien ese año se logró el acceso a las semis de la Copa Davis, ningún jugador argentino consiguió un título ATP. Esa “deuda” se iba a saldar con claridad durante 2016. 
 
Para bien del presente y futuro de nuestra Legión, varios son los jugadores que se destacaron y vale la pena repasar. Sin dudas, el gran nombre del tenis albiceleste es Juan Martín Del Potro. Tras los diversos problemas de lesión que casi hacen que deba abandonar la actividad profesional, el nacido en Tandil tuvo un 2016 para el recuerdo. ¿El mejor año de su carrera? Seguramente, por calidad de logros, por contexto y por emotividad.
 
Delpo volvió con todo, su capacidad y hambre de triunfo pudieron más que cualquier dolor. Supo adaptar su juego en función de su actualidad física y así fue que el slice tomó más protagonismo que nunca. Su revés a dos manos tuvo que ir de a poco pero su inconfundible y fulminante drive se mantuvo intacto. 
 
Con mentalidad de top ten, Del Potro tuvo un Juego Olímpico impresionante en el que venció a leyendas como Djokovic y Nadal. Además estuvo cerca de superar a Murray en la gran final. Le jugó de igual a igual a tres de los cuatro miembros del Big Four. Tras esa medalla de plata las aventuras siguieron y la “Torre” fue hombre clave para el acceso de Argentina a la final de la Copa Davis al superar a Gran Bretaña. En esa serie Delpo se tomó revancha de Murray y de visitante. Luego vino otra emoción: logró en Estocolmo levantar un título ATP tras más de dos años. 
 
Como si esto fuera poco, Del Potro se afianzó como número uno de Argentina y fue pieza fundamental en la final de la Copa Davis frente a Croacia. Su remontada ante Cilic quedará en el recuerdo de todos los argentinos. Todo esto lo llevó a recibir por segunda vez un merecido Olimpia de Oro. Para 2017 aún resta saber si el mejor jugador del país volverá a contar con un entrenador fijo, detalle que no es menor. De seguir mejorando en lo físico, el próximo año aparece muy prometedor para Del Potro. 
 
La otra figura de este año es Federico Delbonis. El nacido en Azul cortó en abril la racha negativa de Argentina y consiguió el ATP 250 de Marrakech, Marruecos. Si bien no tuvo una buena segunda mitad de año en el circuito, sí fue fundamental para el equipo campeón de Copa Davis. Resultó clave en los Cuartos de Final ante Italia y en la gran final ante Croacia, en donde su triunfo sobre el gigante Karlovic quedará grabado en la memoria del deporte nacional.
 
También es para destacar las buenas temporadas realizadas por Diego Schwartzman y Facundo Bagnis. Ambos completaron el mejor año de lo que va de su carrera. El “Peque” consiguió en Estambul su primer título ATP al vencer al talentoso Dimitrov en la final. Así logró afianzarse en el top 60 del ranking. Facundo, por su parte, tuvo un 2016 inolvidable en el circuito Challenger: obtuvo seis trofeos en este tour y escaló 84 puestos en el ranking mundial respecto a diciembre del año pasado (del 140 al 56). El objetivo de ambos en 2017 será defender esta gran campaña y afianzarse más en los torneos grandes.
 
Fuera del circuito, pero de enorme relevancia, hay que mencionar el impresionante trabajo de Daniel Orsanic como capitán de Copa Davis. Es junto a Del Potro el nombre más importante del 2016 del tenis nacional. Sin abandonar sus tareas como Director de Desarrollo, Orsanic fue muy inteligente al momento de cada serie y sus aciertos quedaron a la vista de todos. No sólo fogueó nuevos jugadores como Renzo Olivo (ante Polonia) y Marco Trungelliti (como sparring) sino que fue clave para que Del Potro regresara al combinado nacional. También hay que remarcar la confianza brindada a otros dos pilares: Leo Mayer y Guido Pella. De bajo perfil pero de incansable trabajo, este capitán logró que Argentina funcione como verdadero equipo y levante así el preciado trofeo. 
 
Argentina posee en la actualidad nueve jugadores dentro del Top 100, cuatro más que en 2015. Esto deja en claro el positivo año del tenis nacional en el circuito. Y, como si esto no bastara, nuestro país logró cumplir su gran cuenta pendiente: la Ensaladera de Plata. Sin dudas el 2016 ha sido una de las temporadas más importantes del tenis masculino albiceleste y son estos jugadores los que quedarán en el recuerdo. 
 

Deja un comentario

Volver al botón superior