fbpx
AtletismoDeportesNoticias

“Tengo miedo que después de los Juegos esta llama se apague”

Recientemente designado como abanderado de la delegación nacional que competirá en los Juegos Sudamericanos de Cochabamba 2018, Germán Chiaraviglio habló de todo, del presente, del futuro y del exitismo que reina en nuestra sociedad.

En declaraciones al programa radial Derecho al deporte, el atleta contó sus sensaciones después de ser nominado para portar la bandera en la inauguración de Cochabamba 2018. “Estoy feliz. Es un gran honor como deportista en general y más como atleta de mi deporte. Va a ser un gran orgullo acompañar en la ceremonia de apertura a todos mis compañeros”, empezó.

-¿Debe ser grandioso ese momento, no? ¿Hablaste con Federico Molinari, el anterior abanderado?

Si, hablamos. Me mandó mensaje para felicitarme. La verdad que con tantos años en el deporte y hoy con 31 años encima es una gran motivación y un premio quizás a la trayectoria.

Artículos Relacionados

-¿Que expectativas tenés a nivel personal y a nivel grupal?

A nivel grupal me pone contento que sea una delegación tan numerosa. Creo que 24 personas es un buen número, ojalá podamos tener la mayor cantidad de podios. Hay una motivación especial porque quien gana clasifica a los Panamericanos de Lima (N.deR.: es una normativa nueva). Y a nivel personal voy a buscar un podio, no sé de qué color pero voy a buscar una medalla. Entiendo que va a tener un nivel bastante alto ya que Brasil es una potencia en mi disciplina. Ojalá lo podamos disfrutar porque no sé si no será mi último Juego Odesur.

Germán viene de realizar una gira de entrenamiento y competencias en EE.UU. en donde ganó una de ellas con una marca de 5m45 y en otra terminó en el 5° lugar consiguiendo saltar 5m50. El santafesino destacó el roce internacional conseguido en esta experiencia, el excelente nivel deportivo que hubo pero también en cuanto a infraestructura y alimentación. Cuando se lo consultó sobre el futuro del atletismo nacional, señaló: “Veo bien al atletismo argentino. Hay grandes proyecciones y chicos que ojalá nos dejen en el pasado, superando nuestros récords y nuestras marcas. Me parece que eso es algo natural y un proceso lógico que significaría que las cosas están mejorando. Hoy hay un gran viento de cola con los Juegos Olímpicos de la Juventud, se hizo un gran trabajo desde hace unos años de detección de talentos, apoyos económicos, etc. Tengo miedo que después de los Juegos esta llama se apague un poco. Estaría bien que se siga acompañando a los chicos sub18, sub 23”.

-Hablando de eso y de proyecciones, ¿qué opinás de Pablo Zaffaroni?

Es un chico que tiene grandes condiciones. Hace muchos años que no veo a un chico así. Es para tenerlo bien en cuenta pero a la vez hay que ser cauto. A mí me tocó ser chico y que me vaya bien. Ojo con cargarlo de presiones y creer que él nos tiene que dar los resultados que no tuvimos tantos años o en otras áreas. Me parece que está bueno estarle al lado, darle un buen contexto, contenerlo, darle lo que necesite para entrenar pero que no se olvide de estudiar, que se lo acompañe a nivel afectivo, así todo llega por decantación, es cuestión de tiempo para que traiga resultados. Hoy es una gran realidad y ojalá lo sea el día de mañana. Lo conozco personalmente y es un gran pibe, se lo deseo de corazón.

-Excelentes consejos Germán, en especial para cierto periodismo que le mete una presión a los chicos que no debe meterles…

Estoy de acuerdo con vos, no es una crítica, sólo que hay que tener cuidado y responsabilidad a la hora de comunicar los contenidos. Si le va bien es excelente pero con eso no va a salvar al país, ni va a ser el mejor de la historia y si pierde tampoco va a ser el peor. Eso ayudaría para vivir en una sociedad tan exitista donde ganás y sos el mejor y si perdés ni te saludan. Sólo con eso le haríamos un gran favor a él pero también a nosotros mismos porque sino vivimos del éxito al fracaso rotundo sin prestarle atención al proceso,  a qué se aprendió en el caminoa pesar de haber perdido. Son un montón de cosas que nos hacen construir el día de mañana una base más sustentable porque sino vivimos guiándonos por los resultados, que venden, pero también tiene sus consecuencias.

 

Foto: Instagram Germán Chiaraviglio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior