fbpx
Racquetball

“Hay que salir del país para lograr mayor competencia”

Fernando Kurzbard, raquetbolista n° 1 a nivel nacional y representante de Argentina en singles y dobles, habló acerca de cómo se inició en el deporte y de las dificultades que enfrenta la disciplina en nuestro país en comparación con el resto de los países. 

Por Nicolás Moauro – nmoauro@aadeporte.com.ar

(@nicooomoauro)

En el marco de un curso teórico/práctico celebrado por la Asociación Argentina de Racquetball el pasado 4 de septiembre y ante la supervisión de los entrenadores de la seleccionado nacional tanto mayores como juveniles, en el anexo del Club Ferrocarril Oeste ubicado en Federico García Lorca 189, Fernando Kurzbard –la raqueta más importante de los varones en Argentina- contó de qué manera llegó a jugar este deporte: “Empecé de chiquito, mi mamá fue jugadora de tenis porque de chica jugó junior y sudamericanos para Argentina y jugaban mucho con mi papá en el club LH donde había una cancha de racquet. Un día fueron a jugar al tenis y no había cancha de tenis y les ofrecieron jugar al racquet para probar, les gustó, se engancharon y yo iba a verlos jugar. Yo con 6 / 7 años me metí en la cancha también y tuve facilidad porque eso de chiquito más o menos te das cuenta. Mi primera competencia internacional fue un junior a los 9 años que fui a jugar a Ecuador en 1994 que lo gané.”

Tras haberse introducido en el deporte por ver jugar a su familia, Kurzbard mencionó a un ex jugador argentino que siguió cuando era joven: “Fabián Apa era el n° 1 de Argentina en aquel tiempo, él es como el que les enseñó a los argentinos que estaban a jugar al racquet. De hecho él viene a veces acá a ayudar a los chicos, está el entrenador de los junior y él en su momento era como un referente para mí.”

A menos de dos años de la inauguración del anexo de Ferro que cuenta con cuatro canchas de primerísimo nivel (ubicadas a dos cuadras del Estadio Ricardo Etcheverry) gracias al enorme trabajo de la Asociación y al apoyo del Enard y otros sponsors, Kurzbard mencionó las desventajas de Argentina en comparación con otros países en referencia a la disponibilidad de canchas para jugar. “Para que te des una idea, en Bolivia seguro hay miles de canchas y en Estados Unidos debe haber un millón de canchas, cada gimnasio tiene ocho o diez canchas y hay miles de gimnasios entonces eso creo que eso es algo con lo que es muy difícil de competir. Hay gente que no sabe que existe esto acá en la cancha de Ferro “, explicó. 

“La verdad que es un deporte bastante caro, todo se trae y se fabrica afuera”, señaló el argentino al recordar las dificultades ante las que se encuentran aquellos que comienzan a dar sus primeros pasos en el racquetball. Sin embargo, la Asociación le hace frente a esta dificultad gracias a los años que llevan trabajando los racquetbolistas argentinos con sus diferentes sponsors con la finalidad de aportar los distintos elementos necesarios para poder jugar. Desde las pelotitas en sus diferentes colores y piques, hasta las raquetas, guantes y anteojos para que la escuelita pueda funcionar ante la llegada de nuevos alumnos y gente que quiera probar el deporte.

Referido al nivel de los rivales concluido el pasado Mundial de San José de Costa Rica, en suma a las posibilidades de cada país, Kurzbard sostuvo que las chicas de Bolivia salieron campeonas del Mundial en dobles por primera vez y remarcó este hecho como un síntoma del muy alto nivel de dicho país en este momento. Además ratificó el hecho de que las chicas que representan a Argentina crecieron jugando en Bolivia y hoy están en el top ten Mundial. Al hablar del país pionero del deporte, en una especie de cambio del paradigma dominante del racquetball, el argentino argumentó: “Estados Unidos se quedó mucho, el racquet se naturalizó como un deporte de empresarios por eso es medio caro, fue tan así que la edad promedio es cada vez más alta y debe andar entre los 50 y 60 años, por eso bajó mucho el nivel. México hace 15 años  mínimo que está haciendo un trabajo muy fuerte en los infantiles y dio frutos. Tienen a la n° 1 del mundo mexicana, Paola Longoria,  y los hombres siempre también están ahí primeros o jugando finales.”

Cuando de los rivales de fuerte peso se trata, Kurzbard sentenció: “Las potencias en este momento son México, que acaba de salir n° 1 por países en el Mundial, después están EEUU y Bolivia, por allá es un deporte súper popular y está en un muy buen nivel. Luego viene Canadá y nosotros estamos ahí peleando. Ahora salimos quintos en dobles y también está Colombia que es un equipo fuertísimo, ya que el Mundial anterior salió campeón, y nosotros ahora le ganamos en un partido muy especial. Hay mucha competencia, sacando los dos o tres primeros el resto está muy parejo.”

Dentro de la cancha y para mantenerse a nivel internacional, Kurzbard se enfrenta ante algunas dificultades a causa de la falta de nivel de los jugadores locales.“Hay que salir del país para lograr mayor competencia, tengo que jugar con gente de afuera, o jugar uno contra dos porque si no yo no tengo competencia para el entrenamiento mío”, destacó. 

En un año donde el calendario del Racquetball fue importante para los argentinos, desde el Panamericano de Temuco, los Juegos Odesur de Cochabamba y el Mundial de San José de Costa Rica, el n° 1 argentino marcó la agenda del deporte además de los torneos a nivel selección: “Por lo general todos los años tenemos un panamericano de racquet, después hay muchos torneos del tour. Hay dos tour, el IRT (International Racquetball Tour) y el WRT (World Racquetball Tour) y se hacen diferentes torneos todos los meses, y depende del apoyo que podamos tener es si vamos o no. El apoyo que tendríamos en ese caso es del ENARD, de Secretaria de Deportes y del Comité Olímpico, muchas veces nos apoyan para torneos del tour para entrenar, en este caso para el Mundial o el año que viene para semana santa tenemos el panamericano de racquetball, que ese es el clasificatorio para los Juegos Panamericanos de Lima 2019, entonces yo creo que previo a ese torneo vamos a tener muchos torneos del tour para entrenamiento, porque mi pareja de dobles también vive en Estados Unidos entonces necesito jugar con él.”

Con el objetivo de hacer visible el deporte en el que la pelota alcanza velocidades indescriptibles, la Asociación Argentina de Racquetball abre las puertas de esa familia que se reúne en el anexo de Ferro en Caballito para aquellos que quieran experimentar la disciplina y por qué no ver entrenar a uno de los integrantes de ese excelente grupo, que hoy por hoy es el máximo referente argentino del racquetball masculino y se llama Fernando Kurzbard

Foto: Nicolás Moauro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior