Emmanuel Lucenti y un día del padre con final feliz

Emmanuel Lucenti, tras cinco meses de incertidumbre, volvió con su familia al país. Flamante padre, el judoca cuenta cómo es ser papá y deportista de alto rendimiento al mismo tiempo, cuáles son sus miedos en la crianza y qué espera para su amado Camilo.

Por Micaela Piserchia
(@micapiserchia)

El judoca tuvo un comienzo de año de pesadilla: en plena cuarentena atravesó múltiples dificultades para volver al país luego de haber salido a buscar la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Desde París hasta Alemania y con paso por demás prolongado por Georgia, Lucenti -quien alegó no recibir apoyo por parte del ENARD ni de Secretaría- pudo volver al país recién este domingo gracias a un acuerdo con un empresario.

Pero nada de esto debe opacar uno de los momentos más lindos para las personas: tener hijos. Emmanuel y Agostina formaron una familia y el fruto de su amor fue Camilo, quien fue fiel acompañante de la pareja en esta anecdótica historia de cuarentena.

¿Cómo estás después de casi cinco meses de travesía por no haber podido volver? ¿Cómo se procesan todas las situaciones vividas? Supongo igual que será con los días…

Lógicamente, cansado por tanto tiempo de viaje. Pensábamos que iban a ser 2 meses y medio como mucho y terminamos estando el doble, no estábamos preparados. Fueron momentos muy angustiantes, de mucha ansiedad, de mucho nerviosismo. Hoy, mirando hacia atrás, agradezco la fortaleza que hemos tenido, aguantando una situación muy difícil. Fue uno de los momentos en los que más aprendí en mi vida, con situaciones buenas y malas. Volvería a tomar la misma decisión y volvería a pasar lo mismo (de viajar a Europa). Suena un poco masoquista pero de las situaciones en las que uno sale de la zona de confort, es cuando uno crece.

¿Cómo es ser padre en el alto rendimiento? Si bien no es lo mismo que ser madre, imagino que te cambia la rutina y tenés una motivación más para volver a casa…

El ser padre en alto rendimiento te cambia bastante, más por no tener otras personas que nos ayuden en la crianza del bebé, lo hacemos nosotros dos. Ahora tengo otras prioridades personales; trato de estar lo más presente posible para mi hijo. Se hace un poco más difícil que antes, porque ya no tengo tanto tiempo para mí, para pensar, para estar en contacto conmigo mismo, como lo hacía antes. Pasar tiempo con el bebé es un poco cansador, pero no hay nada más lindo que estar con él.

¿Cómo se la bancó Camilo en este viaje?

Esto ha sido de lo más leve que ha sufrido. Muchas veces tengo sentimientos de culpa porque los expongo a él y a Agostina (su pareja) a situaciones a las cuales yo estoy acostumbrado, pero ellos no. Tengo mucho respeto y admiración hacia Camilo, porque ha aguantado cosas que no cualquier niño aguanta, tantos cambios de horario, clima, viajes de aviones. Es de acero, me pone muy contento.

¿Te sorprende la paternidad? Digo, hay cosas imagino que descubrís día a día, ¿no?

Sí, me sorprende. Hay cosas para las que uno no está preparado, pero se las va arreglando. Depende también de la relación con tu pareja, cómo llevan la situación. Nosotros (con Agostina) estamos bien estables, no ha sido tan difícil como esperábamos. El primer año ha sido agotador porque, como comentaba antes, no tenemos ayuda, a Camilo lo criamos entre nosotros dos. Ahora que está un poquito más grande, que entiende más, quizás lo podamos poner en un jardín un par de horas. Así se distraería un poco, y nosotros podríamos despegarnos para llevar adelante nuestras actividades personales y de pareja.

¿Cuál es el momento que más disfrutás en familia o mismo con Camilo en particular?

Camilo cuando está de buen humor es hermoso, tiene mucha energía, es muy inquieto. Hay que estar cuidándolo siempre porque es un peligro, pero lo disfruto. Me gusta mucho cuando se levanta. El 90% del tiempo con él lo paso besándolo. Son momentos que no cambiaría por otra cosa, son más importantes que los torneos o que cualquier otra cosa.

¿Siempre habías querido formar una familia?

Si, siempre quise, pero nunca había estado tan seguro y tan decidido. Estoy muy contento de que Agostina sea la mamá de mi hijo, es una gran madre. Estoy muy contento de que se haya dado así.

¿Cuán especial para vos es justo, llegar a casa el día del padre?

En este caso, el día del padre me agarra muy de sorpresa, recién nos estamos acomodando, y por eso es un poco secundario. Los últimos días del padre habían sido muy buenos, en 2017 ganando el mejor torneo de mi carrera, y el año pasado ganando una medalla de oro en un Open continental en Ecuador. Es muy lindo estar con ellos (mi familia), estoy muy contento de que podamos disfrutar y llegar a casa después de todo lo que pasamos.

¿Te gustaría que Camilo fuera judoca o preferís otro deporte?

Sí, me parece que Camilo tiene la lucha en la sangre, y que fuera judoca sería para mí algo muy gratificante. Veo padres que tienen sus hijos compitiendo en alto rendimiento y se me eriza la piel. Sería un sueño hecho realidad, pero son cosas que él tiene que decidir. Si lo hacemos mutuamente, va a ser algo muy especial en mi vida.

¿Cuáles son los desafíos que te presenta la paternidad? ¿Tenés miedos?

La paternidad presenta muchos desafíos, con la paciencia y el amor. Es muy lindo, aunque lógicamente uno tiene miedo a equivocarse. Por ahí se pierde la paciencia, o no está en un buen día, y las cosas no son como uno quisiera; otras veces uno se equivoca, no venimos con una guía de padres. Tengo mis miedos, pero tengo confianza en que voy a ser un gran papá. Creo que los niños también son influenciados por otras personas, no solo sus padres, y creo que por ahí va mi rol, para que vaya por el buen camino, que es lo que más me interesa.

¿Qué enseñanza te gustaría dejarle a tu hijo para la vida?

Me gustaría que mi hijo pueda superarse día a día, lograr lo que él se proponga, siempre con la humildad y el respeto correspondiente. Desde mi lugar, ayudarlo e incentivarlo a que pueda desarrollarse y sobre todo ser una buena persona. No me interesa si tiene dinero, si acumula cosas materiales; me gustaría que tenga muchos amigos, una familia hermosa y, sobre todo, que sea feliz. Eso es lo que quiero inculcarle.

ÚLTIMAS NOTICIAS

dEJÁ TU COMENTARIO

¿Te gustó la nota? ¡Compartila!

Generales

Arrondo: “El CeNARD será reacondicionado”

En oposición a la gestión anterior que quería vender el predio, la secretaria de Deporte de la Nación, Inés Arrondo, destacó también...

Las burbujas: ¿el nuevo escenario para el deporte?

Con opiniones y experiencias variadas, la burbuja sanitaria pica en punta para desarrollar el deporte y hasta albergar eventos.

Ser mujer y parecerlo

Esta semana se conoció el fallo judicial en contra de Caster Semenya, la bicampeona olímpica que tiene hiperandrogenismo. La decisión sobre los...

La integración de la mujer en puestos de federaciones

La propuesta fue presentada a Solidaridad Olímpica Internacional a mediados de 2019 con el objetivo de proponer una instancia metodológica innovadora, orientada...

Ley Micaela: realidad en la provincia de Buenos Aires

Este jueves, la Cámara de Senadores aprobó la Ley Micaela, iniciativa del diputado y presidente de Lanús Nicolás Russo. La misma estará...

Newsletter

Subscribe to stay updated.