Home Deportes Hockey sobre césped y pista Leyenda del hockey argentino

Leyenda del hockey argentino

0
89

La bocha y el palo, zancadas y dribling para eludir a sus rivales en el camino a la meta son gestos característicos de la mejor del mundo. Luciana Aymar cumple 43 años y desde AAD se recordará el enorme legado que Lucha le dejó al hockey argentino.

Potencial, determinación, constante trabajo y dedicación. Esas son varias de las tantas marcas que la jugadora argentina expresó cada vez que entraba a un sintético para disputar un partido de hockey, ya sea con la camiseta de Las Leonas como con la de algún club. Los primeros pasos de Luciana Aymar se remontan al club Fisherton, donde comenzó ese amor por el palo y la bocha, por encima de cualquier otra disciplina que pudiese practicar. Luego, con 15 años pasó al Jockey Club de Rosario, donde los entrenamientos de dribling empezaron a marcar una expresión que a futuro se tornó determinante en el estilo de Lucha. Quizás en aquella época estaba lejos de la imaginación de la joven rosarina la posibilidad de colgarse 22 medallas en el máximo rendimiento a lo largo de su carrera deportiva. Su magia se trasladó de Rosario a Quilmes, para jugar el Torneo Metropolitano de Buenos Aires. Más tarde y bajo la dirección técnica del Chapa Retegui, Lucha vistió los colores de GEBA, club en el que obtuvo los campeonatos 2008 y 2009.

Luciana Aymar disputando el Torneo Metropolitano de Buenos Aires. Foto: Sergio Cejas.

Sus inicios albicelestes fueron en 1995 con el Junior pero también entrenando con el seleccionado mayor. Viajes constantes de Rosario a Buenos Aires junto a su compañera Ayelén Stepnik. Un panamericano Junior en Chile 1997 fue la primera gloria de Aymar. Ese mismo año llegó la medalla de bronce del Mundial Junior de Seongnam.

Luciana Aymar festejando en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000. El nacimiento de las Leonas. Foto: Olé.

Jugó cuatro Juegos Olímpicos: el primero de ellos, el que le dio el nacimiento a “Las Leonas”, fue Sidney 2000. Allí, ante el seleccionado holandés, Luciana abrió el marcador para el 3-1. Tras superar a China y Nueva Zelanda, las argentinas disputaron la final ante Australia con quien cayeron por 3-1. Sin embargo, el equipo conducido por Vigil consiguió superar las semifinales y conseguir subirse por primera vez a un podio olímpico. Atenas 2004 se tradujo en una medalla de bronce y la máxima producción de goles (4) en un JJ.OO. para la saeta rosarina. En Beijing 2008 las Leonas repitieron medallero. El verdugo argentino en ambas ocasiones fue Holanda. Londres 2012 fue particular para el hockey nacional y para Luciana Aymar, ya que la argentina fue la encargada de portar la bandera en la ceremonia de apertura de aquellos Juegos Olímpicos, los últimos de la conductora albiceleste. Las Leonas se enfrentaron en la final contra el seleccionado naranja y cayeron por 2-0 para subirse al pedestal con la medalla de plata.

Abanderada: JJ.OO. Londres 2012, Lucha llevando a la delegación argentina. Foto: Cameron Spencer/Getty Images.

Cinco fueron los Mundiales que jugó “la Maga” a lo largo de su carrera. Casaca número 15 y vincha azul para Luciana Aymar, además de una marca distinguida a la hora de portar la bocha bajo su palo. Su primera experiencia Mundial fue en Utrecht 1998 con Sergio Vigil al mando del equipo. “El As de espada”, definía Cachito a la joven jugadora que ingresaba desde el banco de suplentes para romper en el partido, darle aire y frescura al equipo. El arma letal de la rosarina era su pase de push a la carrera. Un 23 de mayo contra Inglaterra fue el debut en las redes para Lucha con el gol del 4-2 final de aquel encuentro. Único tanto en dicho torneo; el campeonato finalizó con el cuarto puesto de las argentinas tras caer por el tercer puesto 3-2 ante las alemanas. La segunda experiencia fue en Perth 2002 donde las tras empatar 1-1 en la final, los penales australianos y las atajadas de Mariela Antoniska colocaron en lo más alto del estrado a Las Leonas tras vencer por 4-3 a Holanda. En Madrid 2006 a las órdenes de Gabriel Minadeo, las Leonas finalizaron terceras tras batir al local. La mejor producción de Aymar en mundiales, se produjo en sus tierras natales. Rosario 2010 representó la medalla de oro para las Leonas con Carlos Retegui como entrenador. Allí la Maga marcó 5 goles en 7 partidos, 3 de ellos en su debut contra Sudáfrica donde las argentinas vencieron por 5-2. La Haya 2014 fue el último Mundial de Luciana, el primer torneo en el que sufrió una lesión en el transcurso de la competencia. Las Leonas perdieron por 4-0 las semifinales contra Holanda y se subieron al podio tras derrotar 2-1 a Estados Unidos con un doblete de una resentida Luciana Aymar a causa de aquella lesión en su pierna derecha.

Uno de los mejores goles de Luciana Aymar en el Champions Trophy de Rosario 2010.

Cuatro campeonatos panamericanos marcaron la trayectoria deportiva de la “8 argentina”. El seleccionado se consagró campeón de los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999, lo que implicó el pasaje directo a los Juegos Olímpicos de Sidney 2000. Años más tarde, Santo Domingo 2003 y Río 2007 le otorgaron la medalla de oro a la conductora argentina. Su último Panamericano fue el de Guadalajara 2011 donde con 34 años y más de 300 partidos albicelestes, la de plata fue de las Leonas tras caer contra Estados Unidos 2 a 4.

Trece Champions Trophy jugados, diez con festejos arriba del podio. Seis oros y tres platas a lo largo de aquel periplo de torneos. Cuatro disputados en Argentina. Amstelveen 2001 fue el primero para Lucha. Luego hubo que esperar hasta Monchengladbach 2008 para volver a gritar por un primer puesto para las Leonas. De allí en adelante, el primer y segundo lugar fue una constante en la mentalidad del equipo. Sidney 2009, Nottingham 2010 y Rosario 2012. Mendoza 2014 fue especial. Tras el tercer puesto en el Mundial de la Haya, Lucha decidió que su país fuera la tierra del retiro. Dos tantos para la rosarina, una victoria en semifinales ante Holanda y un empate 1-1 en la final ante Australia. La definición desde los shoot out definió al campeón: Penal, suena el silbato, Lucha inicia su corrida final, levanta el palo, ejecuta y convierte su gol. Agita los brazos en un festejo tradicional para ella. Se saluda con Belén Succi en un estadio repleto, con el constante aliento del público. Las Leonas se imponen 3-1 en el sintético verde.

Final: Las Leonas campeonas del Champions Trophy de Mendoza 2014. El retiro de Luciana Aymar. Foto: Marcos García AP.

Sus compañeras la alzan, Luciana vuela y el homenaje es completo: fuegos artificiales, videos en una pantalla, sus ex compañeras de seleccionado firmes en las tribunas. El abrazo con sus padres René y Nilda. Ese tridente, que con su hermana siempre estuvieron presentes en los torneos. Ocho veces ganadora del premio de la mejor jugadora de la temporada; 2001-2004-2005-2007-2008-2009-2010 y 2013. Su registro se cerró en 376 partidos con Las Leonas y 161 goles en su carrera. Hoy fuera de las canchas, la realidad es otra ya que Luciana junto con el ex tenista chileno Fernando González se encargan de cuidar y criar a Félix, su hijo, que ya tendrá tiempo para conocer todas las hazañas y ese enorme legado que Luciana le dejó al hockey argentino.

Foto principal: NA 132

NO COMMENTS