fbpx
HandballNoticias

Andrés Kogovsek: el Benjamin Button del handball

El extremo derecho fue una gloria de los Gladiadores y sigue vigente más que nunca en su querida SAG Villa Ballester.

El curioso caso de Benjamin Button fue un relato escrito por  F. Scott Fitzgerald en las primeras décadas del 1900. Esto fue más popular cuando Brad Pitt protagonizó la película que consistía en la vida de un hombre que con el pasar del tiempo se convierte en joven.

Y, más allá de las diferencias, Andrés Kovoksek es un atleta que siempre está vigente y que deja todo en la cancha. No hay partido que decepcione porque desde su extremo derecho deslumbra. Sus 47 años no se reflejan en la cancha y tiene tanta entrega como los más jóvenes del equipo.

Con la camiseta del club de sus amores. Foto: Peri Soler

El argentino fue capitán de la Selección Argentina y estuvo presente en 222 partidos internacionales con la Mayor y participó en 7 Mundiales de esa categoría, entre 1994 y el 2013. En partidos oficiales convirtió 470 goles.

Artículos Relacionados

Su paso por el handball no pasó ni pasará inadvertido ya que, por ejemplo, tuvo los siguientes logros: cuatro Campeonatos Panamericanos, un Juego Panamericano, un juego ODESUR y dos Campeonatos Sudamericanos mientras que con sus clubes sumó ligas logradas por Villa Ballester, torneos Súper 4, copa FeMeBal, Apertura, torneos de la Liga Nacional de Clubes, un ascenso a la Liga Asobal con el Balonmano Antequera y campeón de la Copa de Andalucía de Balonmano.

Desde pequeño su pasión estuvo destinada al deporte. Cumplía con la escuela y tenía buenas calificaciones. Tren, colectivo y caminata eran habituales en su vida para llegar a los entrenamientos en el CeNARD. Trabajó en una papelera y vendió zapatillas hasta que se fue a Europa y brilló en el handball.

Kogovsek fue parte del equipo que gestó desde lo más pequeño a convertir a la Argentina en potencia. De conocer un avión en ser bautizado como Gladiador.

Y, el Benjamin Button del handball regresó cuando las esperanzas no estaban en el horizonte. En septiembre del 2018 se rompió el hombro izquierdo. Por ello le pusieron seis grampas y dos clavos en el hombro izquierdo. Hizo más de 100 sesiones de kinesiología y tres meses de pileta.

En Antequera, también es muy querido ya que retiraron la camiseta 7 con la que se desempeñó allí.

El sanisidense fue parte, por ejemplo de la primera participación olímpica para el handball argentino masculino en Londres 2012. También de Guadalajara 2011, cuando obtuvieron el preciado pase a dichos Juegos con un inolvidable triunfo frente a Brasil.

Y por si fuera poco, ejerce su rol de periodista comentando encuentros de la Selección Argentina en DeporTV.

No alcanzan las líneas para rememorar los partidos y goles de Andrés Kogovsek. El extremo siempre será recordado como uno de los artífices de los Gladiadores por su entrega y su corazón dentro del terreno de juego.

El Colo, más vigente que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior