fbpx
GeneralesNoticias

¿Se puede ser vegetariano/vegano y deportista de elite?

La tendencia crece año tras año, y también las dudas. Por eso, consultamos con una profesional para saber más del tema.

Por Joel Katz.

Tanto el vegetarianismo como el veganismo son movimientos que han tenido un notable crecimiento en los últimos años. Cada vez son más las personas que deciden dejar de consumir alimentos provenientes de animales, con el objetivo no sólo de proteger a la fauna mundial, sino también al medioambiente. Sin embargo, no son pocos los cuestionamientos que recibe este modo de vida, basados mayormente en la “falta de nutrientes y proteínas” que significa una dieta que no contenga carne, o incluso productos como leche y huevos (en el caso de los veganos).

En el deporte, hay figuras mundialmente reconocidas que también se han volcado a este modo de vida: Lewis Hamilton y Novak Djokovic, multicampeones en Formula 1 y tenis, respecticamente, son sólo un par de ejemplos. Claro está, también son muchas las oposiciones a este tipo de dieta en el mundo de la actividad física, ya que se sostiene que no se puede ser atleta de alto rendimiento siendo vegetariano y vegano. Sin embargo, ¿es esto cierto?

Para despejar dudas, Argentina Amateur Deporte dialogó con Antonella Robagliati, licenciada en nutrición. “Sí se puede llevar una dieta vegetariana/vegana y ser deportista de elite. Existen alimentos que aportan los nutrientes necesarios para reemplazar los brindados por los productos derivados de animales”, afirma Antonella.

Entonces, queda claro que el vegetarianismo/veganismo y el deporte de alto rendimiento no son para nada excluyentes uno del otro, pueden combinarse perfectamente.

Pero claro, para saber exactamente cómo reemplazar esos nutrientes, es necesario el acompañamiento de un profesional. “Necesitan un seguimiento con un nutricionista que los guíe, les explique y les enseñe como obtener todo lo que necesitan para tener un mejor rendimiento, al igual que cualquier persona. La distribución, cantidad y calidad del alimento hacen al mayor rendimiento deportivo”, aclara Antonella.

Y también surge la duda: ¿hay nutrientes que aporten las carnes y sean irremplazables? La respuesta es no. Según dice Antonella: “lo recomendado para cada persona es consumir 1 gramo de proteína por kg de peso. Para los vegetarianos y veganos, estas se pueden encontrar en varios alimentos: legumbres (soja, garbanzo, lenteja, arveja, maní), cereales (amaranto, avena, choclo, arroz), verduras (espinaca, col de bruselas, brócoli), frutos secos (almendra, pistacho) y semillas (chía, tofu). Como queda claro, hay una enorme variedad de comidas que aportan proteínas. Para los vegetarianos, también se incluyen los huevos”.

Una de las vitaminas importantes que otorga la carne, la B12, puede conseguirse también en los huevos, justamente. Y, en el caso de ser vegano, se puede suplementar mediante comprimidos y líquidos, por ejemplo. Eso sí, antes es necesario un análisis de laboratorio general, para saber lo que el cuerpo necesita.

Uno de los argumentos más utilizados para separar el vegetarianismo/veganismo del deporte de elite es que el hecho de no comer carne “debilita”. Sin embargo, esta afirmación no tiene sustento. “Se puede consumir productos animales y estar débil, por no comer los nutrientes necesarios”, nos dice Antonella. Entonces, no depende de comer productos animales o no, sino de tener una alimentación equilibrada, que incorpore todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Los niveles que más hay que cuidar en nuestro organismo son los de zinc, hierro, calcio, vitamina d, omega 3 y  vitamina B12, y se pueden conseguir aun sin comer productos animales, como ya mencionamos anteriormente.

Queda claro entonces que el deporte de elite y el vegetarianismo/veganismo sí son compatibles, a pesar de las opiniones que expresan lo contrario. El comer o no productos de origen animal no es determinante a la hora del rendimiento físico y deportivo; en cambio, sí lo es el hecho de consumir los nutrientes y vitaminas que nuestro cuerpo necesita. Para eso, será necesario llevar una alimentación adecuada, y el acompañamiento de un nutricionista que nos guíe en cada paso, independientemente del origen de los productos que consumamos.

Foto: Google.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior