fbpx
Deportes de inviernoNoticias

¿Es posible soñar en Argentina con un Juego Olímpico de Invierno?

Algunos deportistas todavía creen posible que Argentina esté en condiciones de presentar una candidatura formal para los Juegos Olímpicos de Invierno. Aquí, los centros de esquí que podrían ser sede de una hipotética candidatura.

Por Franco López Larrañaga

El sueño de albergar un Juego Olímpico en suelo propio es algo inherente a todos los fanáticos del deporte que nunca han podido observar la máxima cita a nivel mundial en su país.

En 2018, Argentina se convirtió en el último de los 25 países que han organizado un evento olímpico de cualquier magnitud luego de que Buenos Aires se convirtiera en sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud de ese año. Al observar el éxito de dicho evento, muchos se aventuraron a imaginar la posibilidad de que tanto el Gobierno Nacional como el Comité Olímíco Argentino podrían trabajar en conjunto para aspirar a presentar una candidatura para futuras ediciones de los Juegos Olímpicos.

Y así es como surgió una iniciativa propuesta por deportistas y referentes de deportes invernales para que Ushuaia fuera candidata a organizar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030. Sin embargo, dicha posibilidad se diluyó rápidamente y ninguna sede en suelo nacional fue presentada hasta el momento de forma oficial.

Artículos Relacionados

Los Juegos Olímpicos de Invierno, tanto fuese de Mayores, como su variante Juvenil, que comenzó en 2012 y ya lleva tres ediciones, siempre sonaron lejanos para el incosciente colectivo nacional. Solo unos pocos pueden practicar los deportes que en ellos se presentan y aún una menor cantidad de ellos lo puede hacer en el alto nivel. A pesar de ello, Argentina se las ha arreglado para enviar a 183 deportistas a competir por el país a lo largo de 19 de las 23 ediciones de los Juegos de Invierno y otros 30 a lo largo de las 3 ediciones de los Juegos de Invierno de la Juventud.

Muchos de los deportistas argentinos que compiten en alto rendimiento se entrenan fuera del país. Los Pirineos, Los Alpes franceses y Estados Unidos suelen ser los destinos predilectos por aquellos que aspiran a llevar la bandera nacional a lo más alto a nivel mundial. Aunque una gran cantidad de deportistas también optan por entrenar en suelo nacional en pistas de gran renombre y de reconocida jerarquía en la región.

El sueño de organizar un Juego Olímpico de Invierno parece ser una utopía para los amantes del deporte invernal, pero ¿que pasaría si los rumores de que una ciudad argentina pudiera presentar una candidatura formal fueran ciertas? ¿Se podría organizar unos Juegos Olímpicos de Invierno? ¿Dónde podrían ser? ¿Los recursos naturales disponibles son suficientes?

Al consultar con expertos en la materia y al ver los centros que eligen los atletas argentinos que compiten en alto nivel para entrenarse, cinco centros de ski se destacan por sobre el resto.

«Hoy por hoy, a corto plazo, creo que no hay ningún lugar que pueda albergar un Juego Olímpico. Lamentablemente nos falta mucha experiencia como país en este ámbito»

Macarena simari birkner

Cerro Castor, Ushuaia

Es uno de los más elegidos por los deportistas y aficionados al esquí. El Centro de Ski Cerro Castor está ubicado a 26 kilómetros de la capital fueguina y debido a su esto, es ideal para la práctica deportiva gracias a su clima gélido, que facilita la práctica durante un tiempo prolongado. Además, es uno de los resorts más grande del país con 650 hectáreas de terreno esquiable y el más austral del mundo. También cuenta con 28 cañones de nieve artificial y 32 pistas de ski, que suman un total de 30 kilómetros. El Campeonato Mundial de Ski Freestyle en su modalidad Slopestyle se desarrolló aquí en 2012 como prueba clasificatoria a los Juegos de Sochi 2014. El gran punto negativo de este lugar es su accesibilidad y las condiciones limitadas de la ciudad para recibir un contigente tan grande.

Cerro Catedral, San Carlos de Bariloche

Es uno de los centros de ski más populares del país y uno de los más desarrollados en materia de infraestructura. Se encuentra a 19 kilómetros de la ciudad de San Carlos de Bariloche, en la provincia de Río Negro, y cuenta con más de 600 hectáreas de superficie esquiable. Es el resort que más turistas recibe al año, por lo que cuenta con la máxima cantidad de telesillas en el país, con 32. Cuenta con dos pistas de esquí de fondo y dos pistas de slalom. Allí se llevó a cabo en 2005 el primer Campeonato Sudamericano de Esquí de Montaña. Sin embargo, se utiliza más para actividades recreativas y no suele organizar competencias a nivel mundial a pesar de contar con 50 cañones de nieve artificial. Su más grande punto a favor es encontrarse en una ciudad muy turística que recibe grandes cantidades de gente a lo largo de todo el año.

«Argentina podría recibir un Juego de Invierno, pero haría falta mucha organización»

Pedro cotaro

Chapelco, San Martín de los Andes

Otro de los centros más elegidos por los amantes de los deportes de montaña. El Centro de Ski Cerro Chapelco se ubica a 19 kilómetros de la localidad de San Martín de los Andes, provincia de Neuquén, y consta de 22 pistas dispuestas en más de 140 hectáreas de espacio esquiable. El resort cuenta con tecnología de punta y áreas de esparcimiento envidiables, pero en comparación con las dos anteriores, queda disminuida en cuanto a números, ya que solo cuenta con diez medios de elevación, cinco telesillas y siete cañones de nieve artificial. Aún así, Chapelco ha recibido en dos ocasiones eventos de la Copa Mundial de Snowboard en su modalidad Cross, en 2008 y 2009. Un punto negativo puede llegar a ser el acceso al lugar debido a la limitada actividad que presenta el Aeropuerto Carlos Campos, puerto aéreo fundamental para arribar a Chapelco.

Las Leñas, Mendoza

Es uno de los centros de invierno más importantes de Sudamérica. Por un extenso márgen, cuenta con la superficie esquiable más ámplia del país con 17.500 hectáreas, gracias a sus 40 pistas de esquí y snowboard. Sin embargo, es uno de los mejores centros de ski para realizar actividades fuera de pista. Se encuentra en el sudoeste de la provincia de Mendoza, en el Departamento de Malargüe, y es el mayor centro de invierno que más cerca se encuentra de Buenos Aires, a unos 1170 kilómetros. Allí tuvieron lugar fechas de Campeonato Mundial de Esquí Alpino masculino en 1986 y 1987 en la modalidad Downhill, así como eventos femeninos en Super-G en 1990, además de haber sido la sede de los únicos Juegos Panamericano de Invierno en 1990.

«La mejor opción para presentar una candidatura es Ushuaia»

Tomás birkner de miguel

Cerro Bayo, Villa La Angostura

Por último, se destaca el Centro de Esquí Cerro Bayo, ubicado a 9 kilómetros de la ciudad de Villa La Angostura, en la provincia de Neuquén. También es uno de los resorts más elegidos por esquiadores aficionados gracias a sus 24 pistas y actividades recreativas disponibles durante la temporada invernal. Cerro Bayo fue sede del segundo Campeonato Sudamericano de Esquí de Montaña en 2007. Sin embargo, es el más pequeño de los mencionados, además que su accesibilidad y la comodidad que puede ofrecer la localidad donde se encuentra emplazada la vuelven una de las opciones menos viables, a pesar de las magnificas condiciones climáticas y bellísimas postales que esta presenta.


Argentina Amateur Deporte discutió esta idea con deportistas de invierno que han representado al país en los eventos más importantes del mundo y la mayoría acordó con que sería posible, pero haría falta una gran organización y disciplina a lo largo de toda la competencia, además de la inyección económica, que sería una piedra angular en el desarrollo del evento.

«Argentina podría organizar un evento así en cuanto a los recursos con los que cuenta», afirmó Tomás Birkner de Miguel, representante argentino en esquí alpino y finalista en las pruebas de slalom y slalom gigante en el Campeonato Mundial de Åre, Suecia en 2019. «La mejor opción para presentar una candidatura es Ushuaia. Cerro Castor está hecha para recibir a varios equipos y tiene la posibilidad de construir una pista nórdica bastante grande. Y obviamente, las condiciones climáticas siempre están de su lado. Siempre hace mucho frio y cae mucha nieve, lo que beneficia la práctica de la actividad», resaltó el barilochense de 24 años.

Otro de los deportistas que fue consultado es Pedro Cotaro, fondista de 18 años y representante nacional en los últimos Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud en Lausanne 2020, quién destacó: «Argentina podría recibir un Juego de Invierno, pero haría falta mucha organización. El mejor centro invernal para ser sede podría estar en Mendoza o ser el mismo Cerro Catedral, en Bariloche».

Cuando el joven representante del Club Andino Bariloche fue consultado sobre la dificultad que podría ser la construcción de una pista de trineos para las competencia de bobsleigh, skeleton y luge, de las cuales solo existen 14 en todo el mundo, respondió: «Según lo que he visto en Estados Unidos, no es más que un enorme tubo de PVC emplazado en una ladera con descenso pronunciado y en Argentina hay lugar para hacerlo. Las máximas dificultades pueden ser la sección de curvas continuas y la refrigeración de la pista, la cual tiene que ser ideal para mantener el nivel de competencia. Sería magnifico que se empiecen a practicar estos deportes en nuestro país».

Una palabra autorizada para hablar de deportes de invierno es la cuatro veces olímpica Macarena Simari Birkner, quien, a diferencia de sus jovenes colegas, aclaró la imposibilidad que Argentina tiene de organizar un evento de tal magnitud debido a la organización y los deseos de buenos resultados. «Hoy por hoy, a corto plazo, creo que no hay ningún lugar que pueda albergar un Juego Olímpico. Lamentablemente nos falta mucha experiencia como país en este ámbito».

La esquiadora, la cual participó de los Juegos de Salt Lake City 2002, Torino 2006, Vancouver 2010 y Sochi 2014 junto a sus hermanos Belén y Cristian, destacó el cambio de foco que se necesita para pensar en Argentina como sede de los Juegos invernales. «Para empezar a hablar de Juego Olímpico, tiene que haber sed de victoria. Así funciona en el mundo. Antes de ganar la sede, los países ya están invirtiendo, haciendo atletas para ganar medallas. En Argentina nos faltan ganas de aprender y mejorar. No se tiene como objetivo un campeón olímpico o mundial y eso es fundamental para pensar en traer los Juegos».

Los próximos Juegos Olímpicos de Invierno serán en febrero de 2022 y la sede elegida fue Beijing, la capital china, que se convertirá en la primera ciudad en recibir el evento tanto en su modalidad estival, organizada en 2008, como en su modalidad invernal. A su vez, la organizadora para la edición de 2026 también fue elegida, siendo el poblado de Cortina D’Ampezzo en Italia quien tomará la responsabilidad por segunda vez de llevar a cabo tal evento luego de ser sede de los Juegos de Invierno de 1956. Esta vez, la organización la compartirá con la vecina ciudad de Milan. De esta manera, continúa la tendencia del Comité Olímpico Internacional. Ninguno de los 25 Juegos Olímpicos de Invierno se han realizado en el hemisferio sur. ¿Será posible pensar en un cambio de paradigma? Todavía parece algo lejano.

Foto: FASA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior