fbpx
InternacionalNoticias

Un boxeador olímpico, detenido por asesinato

Félix Verdejo, púgil puertorriqueño, se entregó a las autoridades luego de la aparición del cuerpo de su amante en una laguna. Según la familia de la mujer, esperaba un hijo del deportista.

Una noticia escalofriante sacude al deporte puertorriqueño, y también al deporte mundial. El boxeador Félix Verdejo está detenido por el asesinato de su amante, Keisha Rodríguez, de 27 años. El cuerpo de la mujer apareció en una laguna el pasado sábado, y fue reconocido el domingo, día en que Verdejo se entregó a las autoridades.

Según una denuncia presentada por el FBI, el boxeador habría golpeado a la joven, y le habría inyectado una sustancia no identificada. Posteriormente, la habría atado de pies y manos, y arrojado a la laguna en la que fue encontrada, amarrada a un bloque pesado, desde un puente. Además, desde ese mismo puente, le habría disparado. También según esta denuncia, Verdejo habría tenido un cómplice.

Todo esto habría ocurrido un par de días antes del sábado, jornada en la que se encontró el cadáver, que fue identificado el domingo gracias a sus registros dentales. Verdejo está casado, pero conocía a la víctima desde la secundaria, y según los padres de Rodríguez, habrían seguido en contacto. Según la familia de la mujer, además, ella estaba embarazada de Verdejo, algo que habría generado amenazas por parte del deportista, ya que si esto fuera así, “afectaría su carrera y su familia”.

El púgil centroamericano, de 27 años, fue olímpico en Londres 2012, y ese mismo año dio el salto al profesionalismo. En 2016, tuvo un accidente que detuvo temporalmente su carrera. Su récord profesional es de 27 victorias y 2 derrotas, siendo su última actuación la derrota ante el japonés Masayoshi Nakatani en diciembre pasado.

A pesar de que se entregó a las autoridades por cuenta propia, Verdejo no colaboró con la investigación, según detallaron fuentes policiales. Limary Cruz, portavoz del FBI, declaró que se presentarán los cargos en las próximas horas, y que, si bien todavía no se ha tomado una decisión, se podría llegar a pedir la pena de muerte.

Foto: libertadbajopalabra.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior