fbpx
JuegosNoticiasTenis

Se terminó el sueño de Schwartzman

El Peque se encontró con un muy buen Khachanov, y quedó eliminado en octavos de final

Diego Schwartzman llegó a Tokyo con la ilusión de poder pelear una medalla, en sus primeros Juegos Olímpicos. Luego de superar dos primeros partidos que se presentaron más complicados de lo esperado, llegó a octavos de final, donde se topó con un rival muy duro, sobre todo en canchas rápidas, como el ruso Karen Khachanov. Lamentablemente, el europeo tuvo un gran día, más allá de un bache en el segundo set, y terminó ganando el partido.

El primer parcial ya arrancó de manera negativa para el Peque, con un quiebre del ruso en el segundo game, y la posterior confirmación para ponerse 3-0. Con Khachanov sacando 3-1, el argentino tuvo una chance de quiebre que no pudo aprovechar, en un game parejo, e inmediatamente cedió su saque en 0. Con su saque, el soviético cerró el parcial por 6-1, marcando una superioridad que también se vio en la cancha, pegando mucho y mostrándose muy regular, algo no tan habitual últimamente en él.

De arranque en el segundo set, la historia empezó a emparejarse, con Schwartzman siendo más sólido en sus games de saque, y en el juego en general, logrando trabajar más los puntos. Además, Khachanov bajó su nivel, y también le permitió al argentino ganar confianza. Así, tras salvar un break point en contra sacando 2-2, Diego logró quebrar en el game siguiente, por primera vez en el partido. Aprovechando el envión anímico, y que su rival empezó a errar, el Peque encadenó un segundo quiebre consecutivo para cerrar el parcial por 6-2.

Artículos Relacionados

Ya en el primer game, Diego logró mantener su saque, salvando dos break points en contra, pero en el tercer game, Khachanov logró quebrar. El siguiente juego, con el saque del ruso, terminaría siendo clave: Schwartzman tuvo 5 chances de recuperar el quiebre, pero no las pudo aprovechar. Sacando 1-4, notablemente impactado en lo emocional, cedió su saque sin mucha oposición, y revertir la situación ya parecía un milagro. A Khachanov se lo veía muy cansado físicamente, en buena parte por las elevadísimas temperaturas en Japón. Sin embargo, eso no le impidió conseguir un quiebre en cero en el game final, para cerrar el tercer set por 6-1, y llevarse la victoria y el pase a cuartos.

Post partido, Diego se mostró muy enojado con la organización por los horarios de los partidos. «Es muy difícil jugar con 40° todos los días. Los horarios los deciden desde el sillón con el livescore», declaró, apuntando a la organización. También hizo autocrítica sobre el último set: «estoy caliente porque pude haber jugado mejor, y aprovechar las chances cuando lo vi cansado en el tercero».

De esta forma, se terminó la primera participación de Schwartzman en un Juego Olímpico; se irá con bronca, seguramente, pero no tendrá demasiado para reprocharse, ya que se encontró a un rival que fue superior. Ahora, continuará su temporada pensando, principalmente, en el US Open, el último Grand Slam del año.

Foto: Deportes Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior