fbpx
BásquetNoticias

A usar la calculadora

Argentina perdió ante España 71-81 y sigue sin sumar victorias en Tokio. El pasaje a la próxima instancia estará sujeta a lo que resulte de los otros grupos, más el juego que aún debe ante Japón. Nicolás Laprovíttola fue la figura del conjunto albiceleste con 27 puntos. Ricky Rubio hizo lo propio para España con 26.

Por Sol D’Amato

Argentina arrancó con un gran juego, de la mano de Nicolás Laprovíttola, que selló 7-0 en los primeros minutos, cambiando su juego respecto al partido pasado. Pero la pelota entró en manos de Ricky Rubio y España logró romper la defensa del Alma, dando vuelta el partido a 3 minutos del cierre. Luego de un tiempo muerto pedido por Sergio Hernández, Rubio salió y se fue al vestuario, momento que la albiceleste supo aprovechar.

Argentina encontró el aro para cerrar el primer cuarto, llevándose el primer cuarto 25-20. Laprovíttola cerró el chico con 10 puntos. Buenos aportes desde el banco, con Nicolás Brussino y Luca Vildoza.

Artículos Relacionados

El segundo cuarto arrancó más parejo. Rubio no pudo volver a la cancha, Argentina comenzó a perder precisión en los tiros, y a su vez España encontró más juego bajo el aro, a lo que el Alma supo responder, cargándose de faltas. Hernández mantuvo la rotación, con Luis scola en el banco hasta pasada la mitad del tiempo. En un partido con mucho roce y juegos largos, se fueron cediendo la ventaja en el marcador.

Con la vuelta de Rubio a la cancha, y el apoyo de Willy Hernangómez, encontraron estirar la ventaja a 4, para cerrar el segundo cuarto, que supo estirar por las imprecisiones en el ataque argentino. Con otra cara en intensidad y presión, el Alma llevó el partido al descanso 34-40 abajo.

Patricio Garino salió del juego al vestuario por una molestia física, y no regresó hasta finalizada la primera mitad. En el primer tiempo, Argentina se mostró mucho más sólido tanto defensiva como ofensivamente. Ese parcial positivo no lo pudo mantener en el segundo chico, donde no encontró el aro desde el campo, fallando 12 tiros de campo en el cuarto, convirtiendo solo 4 intentos.

En rebotes, Delía se hizo cargo de mejorar la performance respecto a Eslovenia, con 5 totales. Pese a su parate en el la cancha, Rubio se quedó con la máxima anotación para España de la primera mitad con 13, mientras que en Argentina Laprovíttola cerró con 15.

Argentina entró al tercer cuarto con más precisión, logró achicar la ventaja parcialmente, con el aporte sostenido de Laprovíttola (22). Campazzo y Scola se cargaron con faltas rápidamente, teniendo que someterse a rotación hacia la mitad del chico.

Aunque fue más pareja la efectividad en los tiros, las fallas se mantuvieron y sostuvieron la ventaja de la roja sobre el Alma. España mantuvo su consistencia tanto desde el perímetro como desde la pintada. Los de Hernández no pudieron penetrar en la defensa y se les hizo difícil poder achicar la ventaja, teniendo en cuenta que los tiros de tres puntos tampoco fueron del todo efectivos.

Los fallos arbitrales volvieron a dificultar el trabajo defensivo y ofensivo argentino. Todas las defensas argentinas terminaron con penalización, al mismo tiempo que algunas penetraciones al aro rival. Para el cierre del chico, Vildoza encontró un triple que achicó la ventaja argentina, que sumado a un cierre brillante de Laprovíttola, terminaron yéndose al ultimo cuarto 53-61.

España volvió a cerrar el ataque argentino. Aun con Rubio en el banco siguió aumentando la ventaja con el tiro externo. Hacia la mitad, Hernández le pidió a sus jugadores que regulen la ventaja, de cara a ser los mejores terceros del torneo. Campazzo encontró su última falta a la salida del tiempo muerto, y Argentina perdió al base titular, con 10 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias.

El arbitraje colaboró con la ventaja española. Scola volvió a tomar las riendas del ataque argentino, con una seguidilla de puntos, con un triple y un doble y falta, que puso al Alma a 10, a dos minutos del cierre. Con una buena noche de Laprovíttola y un intento de reputar para la albiceleste, no pudo ser la victoria, y cayó 71-81.

Nicolás Laprovíttola fue la figura del encuentro con 27 tantos, 2 rebotes y 4 asistencias. Para España, Ricky Rubio cerró la jornada con 26 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias.

Argentina se encuentra con un score de -28 en el grupo, y en vistas de la clasificación como mejor tercero, deberá esperar que República Checa caiga ante Estados Unidos por una diferencia mayor a 15 puntos, y el Alma obviamente ganarle a Japón en el cierre del grupo C.

«Todos los partidos son a todo o nada, desde el primer partido estamos intentando ir por todo. Lo importante es que juguemos mejor. Si nosotros no jugamos bien, no cambia nada. Si seguimos jugando así, vamos a tener nuestra posibilidad», dijo Scola al finalizar el encuentro. «Me preocupa que a veces tenemos malos hábitos, como protestar y hacer flopping, y eso nos juega en contra en el cierre de los partidos», concluyó Scola.

Fotos: FIBA

Sol D'Amato

Periodista Deportiva, Profesora de Educación Física y Fotógrafa. Hablo de básquet, género y noticias generales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior