fbpx
SliderSurf

Surf en pileta: una alternativa para quienes viven en CABA

La práctica y desarrollo del surf en el agua de piscina se volvió tendencia para aquellas personas que no viven cerca de la costa argentina.

El mar nos da paz, golpes y también la idea de poder surfear o barrenar, depende quien se anime a subirse a una tabla. Pero para eso debemos vivir cerca o en inmediaciones de la costa y una playita para poder dejar las cosas mientras se practica uno de los deportes boom de los últimos años, es algo que todos queremos.

Pero en Capital Federal existen escuelas de surf que se practica en piletas a toda hora y los 365 días del año. Algo muy interesante para aquellas personas que no pueden hacerse una escapada a la costa.

El anhelo del regreso a las olas unió a los fanáticos -y a aquellos que quieren empezar a practicar- y así comenzaron a surgir movimientos de surfers lejos de la costa. Uno de ellos es el comandado por Rodrigo García Basetto y Valeria Fidalgo. Apenas comenzado el 2021, el grupo instaló en el Club Ocampo su escuela, Surfingbaires. La premisa suena extraña: clases de surf… en una pileta en la Ciudad de Buenos Aires. Lejos del mar, de las olas y la adrenalina, Rodrigo le enseña a sus alumnos “técnica, movimiento y velocidad” en lo que él llama un “ambiente libre de estrés”.

Artículos Relacionados
Surftraining: la escuela donde se puede practicar surf

En paralelo está Surftraining, la escuela dirigida por Diego Ibarra y que se encuentra dentro de la Asociación de Surf de Buenos Aires (ASBA). “Nosotros buscamos darle la posibilidad a los que no tienen la chance de estar en contacto con el mar de crear un espacio para mantenernos activos con el deporte y poder dar la clase dentro de una pileta climatizada, con medidas de seguridad mucho más amplias”, explicó Diego, quien es profesor de Educación Física, guardavidas y coordinador y director deportivo de la asociación.

Solo existe un requisito para poder tomar estas clases: saber nadar. El equipamiento es proporcionado por cada escuela y conforme va pasando el tiempo los alumnos interesados van adquiriendo su propio material. Tanto para los viajes como para el entrenamiento en pileta ambas instituciones otorgan desde las tablas hasta los trajes para cada uno de sus aprendices.

Con más de cinco sedes, el Surftraining sigue creciendo

No obstante, es posible tomar clases de natación y, en simultáneo, ir codeándose con los niveles iniciales que trabajan el reconocimiento del material y la adecuación al medio. En piletas poco profundas y clases no muy numerosas, la enseñanza de este deporte es impartida desde la tranquilidad de la Ciudad o del conurbano bonaerense.

Surftraining tiene sedes en San Isidro (Alsina 428), Bernal (Cramer 832) y Avellaneda (Lomas de Zamora 53) y esperan reabrir las ubicadas en Hurlingham y CABA. En cuanto a Surfingbaires, su lugar está en el Club Ocampo, ubicado en la calle Rafael Obligado 1221, Costa Salguero, CABA.

Fuente y Fotos: La Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior