fbpx
Vóleibol

Subcampeones en su tierra

En una emocionante final, Argentina cayó 3-2 (22-25, 25-23, 28-30, 25-18, 15-7) ante Polonia en la final del Mundial sub 19 en Chaco y se coronó subcampeona del torneo. Un partido inolvidable para los de Testa.

El vóley argentino se encuentra en un año fantástico. Hace unos días se festejaba el sub campeonato de la Copa Panamericana en Estados Unidos y ahora, Chaco fue testigo de un partidazo entre Argentina y Polonia. Lamentablemente fue para los europeos por 3-2, pero que deja un saldo más que positivo de cara al futuro. Que por cierto, es enorme.

El primer set fue ambiguo, con buenas y malas para ambos equipos. El comienzo había sido favorable para los polacos que empezaron arriba para el primer tiempo técnico, aunque Argentina se puso a la par en el punto 12 y estiró la ventaja hacia el final del set a puro bloqueo y saque. La suerte se extendió hasta el final, para cerrar el punto en un 25-22 lleno de esperanza.

Para el segundo chico, el gesto técnico predominante fue el saque. Otra vez Polonia volvió a estar arriba en la primera parte del set a partir del servicio. Argentina le encontró la vuelta para ponerse cerca desde la misma vía, pero cuando parecía que se iba derechito a guardarse el chico, fue doblegada por los europeos, que se llevaron a pura precisión el segundo set (25-23).

Artículos Relacionados

El tercer set mostró nuevamente a Polonia liderando el primer tiempo técnico, y, con la paridad como bandera, el chico se desarrolló lento y con ansiedad, mientras la gente alentaba y vibraba en Resistencia. Argentina se puso 23-20 y pudo mantener el ritmo para cerrar el 30-28 que obligaba el cuarto set, en el que las fuerzas argentinas se iban agotando. Polonia sacó a relucir su chapa y apeló a su fuerte, el saque, para adueñarse del set por 25-18 e ir a un tie break.

Allí casi fue un monólogo de los europeos, que obtuvieron respuesta de los argentinos durante los primeros puntos, pero que después se encaminaron despacito hacia la victoria. De esta manera, Polonia se llevó el set por 15-7 y gritó campeón.

Nada más alegre que ver a la celeste y blanca arriba de todo, otra vez. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior