fbpx
Handball

“Luchamos hasta el final pero no pudimos revertirlo”

Mariano Cánepa es una de las piezas esenciales de SAG Villa Ballester, el pívot no pudo repetir el tercer puesto que la institución obtuvo en el 2016 y quedó en la cuarta ubicación luego de perder vs. UN.Lu. 27-30.
Por Romina Miranda
 
El sorteo de los partidos no lo favoreció ya que debutaron ante Taubaté y al día siguiente jugaron contra Pinheiros. Los dos equipos que estaban en la lucha para ser campeones. Luego, el viernes y sábado llegaron los triunfos ante Ovalle y Colegio Alemán aunque ya no podian competir por un lugar en el Super Globe quedaba competir por un tercer lugar con Universidad de Luján. 
 
El encuentro comenzó muy parejo en el marcador, con errores en ambos clubes pero de los cuales UN.Lu. con los extremos supo aprovechar mientras que la indecisión en el armado de SAG Villa Ballester sentenció el primer tiempo con una derrota parcial 12-16.
 
“Fue un partido duro, lo sabíamos desde antes que iba a ser complicado. Hicimos un primer tiempo muy malo como hacía tiempo que no nos pasaba y después se te hace muy difícil remontarlo” expresó el pívot de Los Gladiadores.
 
En el segundo tiempo, hubo una mejora en los pases y principalmente en el central lo que hizo un equipo más competitivo aunque Juan Bar en el arco de Universidad de Luján tuvo un alto porcentaje de efectividad, en cambio a diferencia de otros partidos no fue de la misma manera para Tomás Villarroel.
 
Poco a poco UN.Lu. fue estirando la ventaja a cinco goles hasta que nuevamente los errores de pases en los de San Fernando aparecieron y SAG pudo recortar la diferencia a dos aunque los dirigidos por Pablo Robledo comenzaron a sumar y después de los 20 minutos del segundo tiempo se pudo ver la resignación y el cansancio de Ballester. 
 
Mariano Canepa, de 30 años es uno de los emblemas de Los Gladiadores y que se caracteriza por pelear cada balón, al terminar el partido contó: “Luchamos hasta el final pero cuatro o cinco goles abajo con este equipo se te hace muy cuesta arriba y no pudimos revertirlo”.
 
El partido fue uno de esos que los jugadores de SAG van a querer olvidar porque fue totalmente diferente a los grandes partidos que enfrentaron ante Ovalle y Colegio Alemán. “Creo que todo estuvo en la cabeza, hicimos muchos pases al piso, erramos en cosas tontas y a este nivel no te perdonan. Todas esas pequeñeces las terminas pagando caro”, se sinceró Chuky Cánepa.
 
Este fue otro torneo que compartieron los Cánepa dentro de la cancha, Mariano y Santiago. El pívot contó: “Lo de jugar con mi hermano es algo muy lindo. Hay muchos hermanos jugando en distintos equipos Pero lo que lo hace aún más lindo es jugar estos torneos y mantenernos en el primer o segundo lugar tantos años. Es cuestión de mirarnos y entender lo que vamos a hacer. ¡Defender uno al lado del otro hombro a hombro y ‘como hermanos’! De cada partido y de cada torneo juntos aprendemos algo nuevo”.
 
Un nuevo torneo jugado en su casa, en SAG Villa Ballester por segunda vez consecutiva, Mariano Cánepa reflexionó: “El torneo fue increíble. El mejor que jugamos y ya es el sexto seguido. Sin dudas y por lejos el mejor. No da lugar a ni compararlo con otro. Fue a nivel de un Mundial. Quiero felicitar a toda la organización”.
 
A pesar de que el resultado no favoreció a los anfitriones, el pívot agradeció al público que se acercó: “Es un orgullo. Un marco así no existe a nivel América. Si vas a jugar a Uruguay, Chile o Brasil no existe algo así. Es un marco muy impresionante, le agradezco a toda la gente que se acercó. Les agradezco. Cada vez se va sumando más gente al handball y que este deporte siga creciendo así”.
 
Este año el formato del torneo fue diferente, todos contra todos en una misma fase, ante la pregunta de Argentina Amateur respondió: “El formato no me gusta. Lo ideal son dos zonas con semifinal y final. Pero sé que la IHF al ser menos de ocho equipos dictamina el todos conta todos”.
 
El domingo por la tarde finalizó el Panamericano y rápidamente deberán hacer un pase de página porque el fin de semana tienen partido de Liga de Honor donde se encuentran a tres puntos de UN.Lu. que está en la cima de la tabla. “Ahora descansaremos estos dos días y el sábado tenemos que ir a visitar a Estudiantes de La Plata y va a ser un partido duro porque ellos tienen que sacar puntos de donde sea para no descender. Seguro va a ser un partido áspero y hay que cambiar el chip para no dejar puntos tirados en la Liga de Honor”, explicó.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior