fbpx
HandballNoticias

A pesar del buen primer tiempo, fue derrota

La Selección Junior Argentina debutó en el Mundial de España con una caída contra Alemania por 25-43. El segundo partido en el torneo será ante Islandia, el miércoles a las 11.

Pontevedra recibió a los Juniors argentinos quienes debutaron en la 22° edición del Mundial de la categoría con una derrota. Allí los dirigidos por Fernando Capurro mostraron dos caras distintas porque en los primeros treinta minutos tuvieron un buen desempeño mientras que en la segunda hubo errores en el manejo del balón y poca efectividad en los lanzamientos desde seis metros.

Un gol de Pedro Martínez jugando al uno contra uno, uno más firmado por Nicolás Samudio desde el pivot y dos tantos consecutivos de López desde los 9mts en los primeros siete minutos de juego, presagiaron lo que finalmente terminaría siendo un buenprimer tiempo de la Selección ante uno de los candidatos a ganar el certamen.

Incluso en inferioridad numérica, los dirigidos por Capurro mostraron un gran nivel en todas sus facetas de juego que le permitió tras una mejora en la defensa y un par de atajadas de Santiago Giovagnola, pasar al frente 10-8 tras un parcial 3-0, situación que obligó a los europeos pedir su primer time out. El parate no fue favorable para Argentina que sufrió en la reanudación un parcial 0-4 si bien no acusó recibo del pequeño golpe y con un nuevo gol de López, figura de esos primeros treinta minutos, se revitalizó y volvió a igualar el tablero que finalmente se cerraría al descanso a favor de Alemania 17-16.

Artículos Relacionados

En el complemento, Argentina no pudo repetir todo lo bueno mostrado en los treinta minutos iniciales y terminó sufriendo una derrota abultada. Alemania mostró todo su potencial, y aprovechando los errores argentinos en ataque hilvanó un determinante parcial 6-0. Esta vez sí demasiado golpe para los Juniors que recién a los nueve minutos pudieron sumar su primer gol del segundo tiempo de la mano de Federico Saud Sulak y que siguieron sufrieron los lanzamientos externos, indescifrables durante todo el partido para Giovagnola y Nicolás Agnoletti.

Capurro buscó variantes, movió las piezas, intentó por momentos jugar los posicionales con un jugador más, pero nada pudo destrabar un ataque que siguió sumando pérdidas facilitándole el trabajo a los europeos que de contraataque y subidas rápidas acrecentaron diferencias. Encima, cuando Argentina mejoró en el movimiento de pelota y pudo llegar a 6mts se encontró con el arquero alemán Max Mohs que terminó de sentenciar el partido.

La mala noticia de la jornada para los Juniors llegó a pocos minutos del cierre del primer tiempo con la lesión de Tomás Peguri que tras un mal apoyo se lastimó la rodilla derecha. Mañana le harán estudios para tener un diagnóstico más preciso, pero el cuerpo técnico ya ha decidido el reemplazo del jugador por Juan Pares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior