fbpx
DeportesVóleibol

¡Son olímpicos!

Argentina venció a China en tiebreak y sacó el boleto a los próximos Juegos Olímpicos. El equipo nacional concretó el sueño al ganar los tres juegos que disputó.

El boleto estaba al alcance de la mano. Argentina necesitaba ganarle a China o forzar un tiebreak para asegurar su tercera clasificación olímpica consecutiva desde Londres 2012. Para alegría nacional, este domingo ese anhelo se concretó al ganarle al conjunto asiático por 3-2 (19-25, 25-22, 25-21, 18-25 y 15-9).

Argentina entró nerviosa al partido, frente a un rival que se estableció de entrada con los extremos Chuan Jiang (27) y Haxiang Du (10) como líderes ofensivos. Cuando el equipo de Marcelo Méndez pudo atacar, con Martín Ramos (9) y Facundo Conte (13) a la cabeza, el elenco nacional exigió, pero el equipo vestido de amarillo supo mantener el nivel para el 25-19.

El equipo albiceleste puso la cabeza en punto neutro antes del inicio del segundo set. Necesitaba que todo mejore para lograr el boleto. Desde ahí, fue construyendo su camino a Tokio. A través de una mejor recepción, se pudo acomodar mejor en ataque y ser más efectivo. A la par, a medida que Argentina fue sacando ventajas (16-9 fue la máxima), China disminuyó su efectividad, más allá del rendimiento constante de Jiang. Cristian Poglajen (7) fue el autor del tanto que dio el segundo asalto por 25-22.

Artículos Relacionados

El tercer set terminó siendo el que dio el gran estallido argentino. Fue un tramo muy parejo, en el que el equipo debió usar sus mejores herramientas, destacando la producción del tridente Conte, Ramos y Sebastián Solé (8). El punto a punto se mantuvo hasta que este último fue letal con su saque, dándole al conjunto dirigido por Méndez la chance de sentenciar la historia con un 25-21. Así, el pasaje a Tokio ya era nacional.

El resto del partido sirvió para la estadística. Como era de esperarse, con el objetivo cumplido, Argentina bajó notablemente el nivel en el cuarto set, dándole a China la chance de arremeter con Jiang a la cabeza. Méndez optó por darle tiempo de juego a los suplentes, lo que posibilitó el 25-18 para el local.

Sin embargo, Argentina se reactivó en el tiebreak para ponerle el broche de oro al certamen. El equipo mostró su mejor versión tanto en ataque como defensa para poner el 15-9 que permitió cerrar el torneo con tres triunfos en idéntica cantidad de partidos.

Foto: FIVB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior