fbpx
Historia y CuriosidadesJuegos

Ámsterdam 1928: adiós misoginia

Los conceptos misóginos de Pierre de Coubertin fueron desapareciendo paulatinamente de cara a la IX edición de los Juegos Olímpicos. Las mujeres participaron por primera vez en atletismo y gimnasia y, obviamente, establecieron récords mundiales en todas las pruebas. Argentina nuevamente cosechó siete medallas.

Con el belga Henri de Baillet-Latour como máxima autoridad del Comité Olímpico Internacional, los Juegos de Ámsterdam fueron el primer gran avance hacia los verdaderos Juegos Modernos de la Modernidad. Las mujeres fueron tratadas igual que a los hombres y, poco a poco, los ideales misóginos del restaurador de los Juegos Olímpicos solo quedaron en los libros de historia.

La estadounidense Elizabeth Robinson fue la primera en adjudicarse una presea olímpica dorada, en la prueba de los 100 metros.
La esgrimista italiana Luigina Giavotti, con apenas 11 años y 302 días, se convirtió en la medallista más joven de la historia al ganar la plata con el equipo femenino de su país.

Respecto al marco institucional, se decidió que Grecia fuera el país que inaugurara la ceremonia inaugural, mientras que el anfitrión sea el que la cerrara. No se construyó una Villa Olímpica, sino que se utilizaron los barcos de cada delegación como hoteles.

Las naciones involucradas en la Primera Guerra Mundial, del bando de la Tripe Alianza, volvieron a participar y 28 países ganan por lo menos una medalla de oro.
Las figuras fueron la canadiense Percy Williams, que ganó los 100 m. y 200 m., y el nadador Johnny Weismüller, con dos oros en 100 m. libre y 4×200 m. libre.

Participación Argentina:

Compitieron 101 deportistas en atletismo, boxeo, ciclismo, esgrima, fútbol, equitación, lucha, natación, deportes de invierno, pesas, remo y yachting, y se obtuvieron siete preseas (3O, 3P y 1B).

La primera medalla dorada vino de la mano, o los guantes, del boxeador Víctor Avendaño, en la categoría de medio-pesado. Venció a otros cuatro pugilistas y en la final derrotó por puntos al alemán Ernst Pistulla.
Arturo Rodríguez Jurado, en peso pesado, destrozó al sueco Nils Ramm en solamente un round y se alzó con la presea de oro.
La tercer y última gran medalla vino gracias al histórico nadador Victoriano Alberto Zorrilla, que se consagró en los 400 m. libres con un nuevo récord mundial (5:01.6).
Nuevamente en boxeo, Raúl Landini y Víctor Peralta en peso welter y pluma, respectivamente, obtuvieron la plata.
La selección de fútbol, a pesar de haber llegado a la final tras golear a Estados Unidos 11-2, Bélgica 6-3 y Egipto por 6-0, no logró vencer a Uruguay en el partido definitivo. Empataron en uno el primer encuentro y, en la revancha (sí, en la revancha), el país charrúa se impuso por 2-1.
Finalmente, el equipo de florete compuesto por Roberto Larraz, Raúl Antaguzzi, Luis y Héctor Luchetti, Camilo Caret y Oscar Viñas ganaron el bronce.

Deja un comentario

Volver al botón superior