La actualidad de los pelotaris de selección

En plena pandemia, el equipo argentino no pierde pisada de la actividad y se mantiene a tiro pensando en el retorno a los torneos. Cómo lo viven Facundo y Santiago Andreasen, María Lis García Calderón y Melina Spahn.

Por Micaela Piserchia
(@micapiserchia)

Apenas unas semanas después de declarada la cuarentena por coronavirus, la Federación Internacional de Pelota Vasca decretó la suspensión del calendario 2020 y su postergación para 2021. Y así como esta inactividad golpeó a los deportistas olímpicos en un principio y hoy se encuentran entrenando, la realidad no es la misma para todos los pelotaris.

AAD habló con Facundo y Santiago Andreasen, María Lis García Calderón y Melina Spahn, integrantes de la selección nacional, quienes contaron acerca de cómo están en este momento, cómo sobrellevan el encierro, cómo les afectan los momentos de incertidumbre y cómo es la vuelta en el caso de Melina, quien sí pudo retomar sus entrenamientos.

Santiago Andreasen y Melina Spahn son los que, a esta altura del partido, salieron favorecidos en esta situación.

Entrené mucho en casa porque tengo pesas, pero más allá de eso entreno porque me gusta, no por prepararme para jugar”, comentó Santiago, quien además se reconoció desganado por la lógica falta de proximidad para normalizar la situación y volver a competir. Con residencia en Vicente López, estuvo sujeto a las restricciones vigentes en el AMBA, lo que imposibilitó la normalidad de sus entrenamientos. Afortunadamente, ya sacó pasaje a Europa y se muestra optimista de cara a su nueva realidad: “Tengo pasaporte europeo, allá están entrenando y jugando, así que pronto estaré allá para tener un poco de libertad al menos, ja”.

Melina, a pesar de haber tenido que afrontar duros momentos por la inesperada y extensa duración del parate, tuvo la fortuna de poder retomar sus entrenamientos por la región en la que vive: “Soy de Crespo, Entre Ríos y acá ya han habilitado la practica de mi deporte y también actividades al aire libre y gimnasios, así que después de meses de entrenar en mi casa, estoy muy contenta por volver a los entrenamientos que ya venia haciendo”.

Y es por eso que se mentaliza distinto, sin pensar en lo macro, sino en lo diario para seguir adelante. “Creo que en estos momentos debemos enfocarnos mas en las metas a corto plazo porque no sabemos que puede pasar. Será muy importante trabajar cada uno de acuerdo a sus propósitos, buscando un crecimiento continuo tanto en lo personal como lo deportivo”, analizó.

Facundo Andreasen, por su parte, está en Pilar y también obedece las disposiciones del Gobierno Nacional y de la Provincia. “Al principio aproveché para descansar, pero esto ya se alargó demasiado. Me ha costado mantener el entrenamiento y estar adentro. Si bien soy profe y mantuve una conducta incluso con el plan alimenticio, las distracciones son muchas”, contó. Esa conducta incluye preparación física para mantener el aeróbico y entrenar seis veces a la semana, nada mal… ¿no?

Asimismo entiende las contingencias que traerán consigo el hecho de dejar de entrenar y competir por tanto tiempo, algo que el campeón mundial reconoce que lo inquieta: “Le tengo miedo a la vuelta, estoy acostumbrado a jugar partidos todos los fines de semana desde los 15 años y nunca estuve tanto tiempo parado, me preocupa que esta inactividad recaiga sobre el cuerpo”. Así y todo, es optimista para lo que viene y aunque aún no tengan certezas sobre el calendario, se mostró muy ansioso por volver a las canchas.

Lis García Calderón vive en La Plata y, al igual que los hermanos Andreasen, se atiene a un confinamiento completamente restrictivo. “Pasé por muchos momentos”, cuenta. Y es cierto, aunque si bien hoy ya se acostumbró, confiesa que lo más duro fue afrontar la postergación del primer Campeonato Argentino Femenino de Paleta de la historia, que iba a hacerse en marzo: “Tenía mucha ilusión, así que fue una gran frustración que no se realizara; se suspendió una semana antes de que comenzara la pandemia”.

Al igual que sus compañeros de equipo, deberá arreglárselas para mantenerse en forma pensando en que las competencias internacionales no volverán por este año: “Estamos un poco a la deriva y con incertidumbre, pero es importante mantenerme bien de la cabeza y estar positiva”. Extrañando la paleta y la pelota, la campeona del mundo espera la habilitación para poder salir a correr al menos. “Sé que en otros lugares del país están jugando, pero AMBA y Ciudad están muy lejos, por lo que espero ansiosa volver a correr pronto aunque sea“, cerró.

ÚLTIMAS NOTICIAS

dEJÁ TU COMENTARIO

¿Te gustó la nota? ¡Compartila!

Generales

Arrondo: “El CeNARD será reacondicionado”

En oposición a la gestión anterior que quería vender el predio, la secretaria de Deporte de la Nación, Inés Arrondo, destacó también...

Las burbujas: ¿el nuevo escenario para el deporte?

Con opiniones y experiencias variadas, la burbuja sanitaria pica en punta para desarrollar el deporte y hasta albergar eventos.

Ser mujer y parecerlo

Esta semana se conoció el fallo judicial en contra de Caster Semenya, la bicampeona olímpica que tiene hiperandrogenismo. La decisión sobre los...

La integración de la mujer en puestos de federaciones

La propuesta fue presentada a Solidaridad Olímpica Internacional a mediados de 2019 con el objetivo de proponer una instancia metodológica innovadora, orientada...

Ley Micaela: realidad en la provincia de Buenos Aires

Este jueves, la Cámara de Senadores aprobó la Ley Micaela, iniciativa del diputado y presidente de Lanús Nicolás Russo. La misma estará...

Newsletter

Subscribe to stay updated.