fbpx
EsgrimaNoticias

Esgrima: las diferencias entre Sable, Florete y Espada

En esgrima existen tres modalidades, cada una con su particularidad. Conoce en qué se diferencian el sable, el florete y la espada.

La esgrima, por definición, es ‘el arte de defensa y ataque con una espada o un arma similar’. De origen desconocido, tanto Inglaterra como Francia, España, Italia y Alemania disputan por su procedencia.

Este deporte olímpico está compuesto por tres modalidades, que varían de acuerdo a la clase de arma que se utiliza y las zonas habilitadas para dar una estocada al oponente y conseguir un punto.

Florete

Se trata de un arma ligera y flexible, cuya hoja es rectangular en sección transversal. El área válida de estocada, siempre con la punta, se comprende del torso y la barbilla de la máscara protectora.

Artículos Relacionados

En el florete el ataque es prioridad, por lo que rara vez ocurre que ambos combatientes logren un punto al mismo tiempo.   

Espada

Nace como sucesora del espadín francés, arma reconocida de Los Tres Mosqueteros. Se trata de una espada donde prima nuevamente el ataque, aunque es más grande y pesada que sus contrapartes, pero esta consta de una cazoleta o protección para la mano, mientras que la zona de puntaje es todo el cuerpo.

Sable

Se asimila a las armas usadas por los soldados de caballería, pero con un cuenco protector y una hoja rectangular. Similar al florete, los ataques rápidos son la prioridad, pero las zonas válidas de puntaje son el torso, la cabeza y los brazos, al tiempo que las tocadas pueden ser con la punta o cualquier parte del sable.

Leer más: ¿Quiénes clasificaron a Santiago 2023?

La esgrima y sus tres modalidades: espada, sable y florete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior