fbpx
GeneralesSlider

Becas ENARD: ¿cuánto rinden los montos en Europa?

En busca de mejorar, los deportistas argentinos se mudan de país al mismo tiempo que perciben las becas de ENARD. Pero al convertir los pesos en euros, ¿alcanza para vivir en Europa?

Deportistas argentinos deciden emigrar del país para encontrar mejores condiciones para entrenar o porque en los países de destino sus deportes son profesionales. A su vez ellos reciben las becas del ENARD, pero ¿cuánto rinde el peso argentino en el exterior? ¿qué diferencia hay con el salario mínimo en los distintos países europeos?

Aquí se analizarán los montos de las becas olímpicas/paralímpicas y las becas panamericanas/parapanamericanas de 2021. Se compararon con los salarios mínimos de naciones europeas a los que han emigrado deportistas argentinos. El valor tomado para la convertibilidad fue 1 euro igual a 116 pesos argentinos y los sueldos mínimos correspondientes a 2021. 

Montos de las becas ENARD*:

Olímpicas/paralímpicas:

  • Excelencia: $78570 = 675 euros
  • Proyección: $50080 = 430 euros
  • Clasificado nominal: $24300 = 208 euros

Panamericanas/parapanamericanas

  • Excelencia: $35640 = 306 euros
  • Proyección: $24300 = 208 euros
  • Sudamericano: $17820 = 153 euros

*Valores obtenidos de la web oficial del Enard

Artículos Relacionados

Se considera salario mínimo como lo indispensable que necesita una persona para cubrir sus necesidades en el país. Uno de los destinos más elegidos es España, donde el sueldo mínimo es de 1125 euros. Al convertir los montos de las becas argentinas en euros, ninguna alcanza ese valor. Dentro de las olímpicas/paralímpicas, la de nivel excelencia llega solamente al 60%. Para percibir ese dinero el deportista debe haber sido medallista en Río 2016 y haberlo en el último Campeonato Mundial. En cuanto quienes cobran el nivel proyección (deben obtener resultados que pronostiquen condiciones de podio olímpico) cubrirán el 38,2% de las necesidades básicas. La última beca en esta escala es la de clasificado nominal para la que el deportista debe haber clasificado a Tokyo 2020 o Beijing 2022, que se traducen en un 18,48% del sueldo mínimo español.

Desde diciembre de 2019 mediante la Ley 27.541 se creó el impuesto PAÍS, que aplica un 30% a la compra de divisas extranjeras. Luego se agregó una retención del 35% en calidad de Ganacias y Bienes Personales. Esta se aplica sobre las compras realizadas en el exterior con tarjetas de crédito o débito.

Al comparar las becas panamericanas/parapanamericanas con la remuneración básica de los españoles los porcentajes descienden aún más. Quienes adquieren el nivel excelencia son los campeones panamericanos o deportistas que obtengan un logro superior con perspectiva de medalla dorada en Santiago 2023. Ellos ganarán un 27,2% de los 1125 euros necesarios para vivir. En tanto, el nivel proyección (medallista panamericano con perspectiva de podio en Santiago 2023) repite el porcentaje de los clasificados nominales que en España es 18,48%. Finalmente la menor de las becas, nivel sudamericano, es para deportistas que ganaron medallas en los Sudamericanos 2019/2020 y con posibilidades de participación en Santiago 2023, estas son un 13,6% del sueldo mínimo.

Los costos de vida en Francia suben a 1554 euros mensuales y el rendimiento de las becas es aun menor. En la categoría olímpica la mayor queda en un 43,4%, proyección en 27,67% y clasificado nominal en 13,38%. A nivel panamericano las becas del ENARD son menores al 20%. El nivel excelencia se transforma en 19,69% y proyección en 13,38%. Para vivir en Alemania se necesitan 31 euros más que en Francia. Nuevamente las becas pierden valor en el cambio monetario, las becas olímpicas/paralímpicas se establecen en 42,58% para excelencia, 27,12% para proyección y 13,12% para clasificados nominales. Mientras que a nivel panamericano/parapanamericano hay un 19,30% para excelencia, 13,12% para proyección y 9,65% para sudamericano.

Los deportistas con becas panamericanas que vivan en Bélgica no llegarán a cubrir una quinta parte de un sueldo básico.

LEER MÁS: La brecha salarial, una deuda en el deporte

Otro destino elegido es Bélgica, donde el salario mínimo es más abultado: 1625 euros. Entonces dentro las becas olímpicas la mayor cubre el 41,53%, la siguiente un 26,46% y la última 12,8%. Los deportistas con becas panamericanas que vivan en Bélgica no llegarán a cubrir una quinta parte de un sueldo básico. Es decir, en números el nivel excelencia equivale al 18,83%, las de proyección al 12,8% y las menores al 9,41%.

Por último, Holanda con un salario de 1684 y una vez más la cantidad necesaria para vivir sube y el valor de las becas del ENARD disminuye. El nivel excelencia olímpica redondea en un 40%, la segunda iguala un 25,53% y la tercera un 12,35%. Mientras en las panamericanas son inferiores, la primera vale un 18,17%, la siguiente un 12,35% y la última un 9%.

Como si fuera poco las becas pierden más valor por las medidas económicas de Argentina. Desde diciembre de 2019 mediante la Ley 27.541 se creó el impuesto PAÍS, que aplica un 30% a la compra de divisas extranjeras. Luego se agregó una retención del 35% en calidad de Ganacias y Bienes Personales. Esta se aplica sobre las compras realizadas en el exterior con tarjetas de crédito o débito. También se ven afectados por el límite de compra de divisas extranjeras debido al cepo cambiario por el que no pueden adquirir más de 200 dólares -o 179 euros- mensuales. De esta manera no pueden utilizar el total de la beca al convertirla en la moneda del país donde viven.

Incluso esta problemática afecta también a los becados que viven en Argentina, donde el salario mínimo vital y móvil es de $31104. Si bien las primeras dos becas olímpicas/paralímpicas y el nivel excelencia -en menor medida- superan el monto, las menores no llegan a cubrirlo. Los argentinos que perciben $24300 obtienen un 78,12% y quienes cobran $17820 pesos llegan al 57,29%.

En conclusión, las becas del ENARD, son menores al monto que una persona necesita para costear las necesidades básicas en Europa, a pesar de que el estilo y la calidad de vida sean distintos. Además, en la mayoría de los casos no igualan el 50%, por lo que los deportistas deberían buscar otros ingresos para poder vivir. Al mismo tiempo que no deben descuidar sus carreras deportivas, ya que las becas dependen de los resultados.

Foto: Peri Soler

Invitame un café en cafecito.app

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior