fbpx
Luge

La esperanza argentina en el luge

Tiene 17 años. Hace 11, se mudó a Whistler, Canadá. En el 2009, se acercó por primera vez al luge. Fue amor a primera vista. Desde entonces, nada la detuvo. Sus excelentes actuaciones en la temporada de Copas del Mundo de la FIL (Federación Internacional de Luge) 2014/2015, ilusionan pensando en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno Lillehammer 2016. Se trata de Verónica Ravenna, la esperanza argentina en el luge.

Por Hernán Goldzycher

La construcción de una pista de luge tiene un altísimo costo, imposible de afrontar para Argentina. De hecho, pocos países pueden jactarse de contar con una artificial. Apenas 11 (17 pistas en total). A saber: Austria (tiene 1), Canadá (2), Francia (1), Alemania (4), Italia (1), Japón (1), Letonia (1), Noruega (1), Rusia (2), Suiza (1) y Estados Unidos (2).

Una de las dos pistas con las que cuenta Canadá se encuentra en la ciudad de Whistler. Lleva el nombre de Whistler Sliding Centre, fue inaugurada en 2007 y fue sede de las pruebas de bobsleigh, skeleton y luge en los Juegos Olímpicos de Invierno Vancouver 2010.

Artículos Relacionados

Hacia dicha ciudad se mudó la familia Ravenna en 2004. Cinco años más tarde, Verónica, la hija, fue invitada junto con todos sus compañeros de colegio a un programa de luge. “Me enamoré del luge después de la primer corrida”, afirmó en charla con Argentina Amateur.

“La mayoría de las veces entreno en Whistler y también en la pista en Calgary, aunque las condiciones en Whistler son mucho mejores dado que la pista es más nueva y el clima es más agradable. También entreno en distintos países de Europa, como Alemania y Austria”, agregó.

Esta temporada de Copas del Mundo Junior fue especialmente exitosa para Verónica, quien pese a participar en solo tres de las seis terminó 15° en el ranking general final, con 126 puntos. Una lesión le impidió competir en las tres primeras, dos de las cuales se llevaron a cabo en Whistler, su casa, lo que probablemente hubiera aumentado sus posibilidades.

Primero corrió en Oberhof (Alemania), donde consiguió un espectacular sexto puesto, que se convertía en el mejor resultado histórico de un argentino en una competencia oficial de luge. Sin embargo, terminó superándose a sí misma y estableciendo un nuevo récord nacional en Winterberg, Alemania. Finalizó 4° con un tiempo de 1:29.445, a solo 0.856s de la ganadora, la alemana Tina Müller.

Lo que muestra a las claras su talento es que, pese a que su arranque no es su punto más fuerte, su habilidad le permite luego descontar varios puestos. Tras la medición del tiempo de largada en Winterberg, Verónica se ubicaba 20° en la primera manga y 15° en la segunda. ¿En qué posiciones terminó? Quinta y cuarta, respectivamente. “Tiene un talento único. Es muy veloz y tiene muy buenas líneas de manejo”, sostuvo Christian Atance, fundador y miembro de la Asociación Argentina de Bobsleigh, Skeleton y Luge.

Entre medio, también corrió en Innsbruck, Austria, donde fue 25°. En las tres etapas de la Copa del Mundo, corrió con un trineo nuevo, por lo que debió adaptarse al mismo rápidamente. Sus coaches en Europa fueron Petr Kinzel (República Checa) y Yuri Hayduk (Ucrania), quienes pertenecen al grupo de desarrollo para juniors que la FIL tiene para países sin tantos recursos.

“El primer contacto fue a través de otro ex corredor, Rubén González (compitió en cuatro Juegos Olímpicos de Invierno). Ella estaba considerando la posibilidad de competir por Canadá”, contó Christian. Finalmente, se decidió por Argentina, donde será la indiscutida referente del deporte. “Para nuestro luge, que no se puede practicar en el país, es realmente único”, afirmó Atance.

En Vancouver 2010 los recibió Jorge Ravenna, el papá, quien estuvo muy cercano a la delegación nacional. Desde entonces, se mantienen en contacto planificando el futuro de Verónica. Un futuro que ilusiona, en especial pensando en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno, en Lillehammer el año próximo.

Allí, hay una plaza por país. Exceptuando Noruega, local y con un lugar asegurado, son 19 los que compiten. Esa cantidad de países participó de las Copas del Mundo Junior, lo que le aseguraría un lugar. De haber más de 19 países, se procederá a armar un ranking teniendo en cuenta los resultados en la Copa del Mundo 2015/2016 (las cuatro primeras etapas se correrán antes de los Juegos). Por lo demostrado en esta temporada, y de no mediar ningún imprevisto, Verónica no debería tener inconvenientes en conseguir la clasificación.

Ya en Lillehammer, todo puede pasar. Un diploma no aparece como una meta tan lejana. El poderío de Alemania en el deporte achica las posibilidades de subirse al podio. Al menos por ahora. ¿Y por qué no ilusionarse con Pyeongchang 2018? “Siempre soñé con participar de un Juego Olímpico e ir a los del 2018 es uno de mis objetivos”, aseguró Verónica.

El sueño no se lo quita nadie. Talento le sobra. Por algo es la esperanza argentina en el luge.

Pese a no contar con pista, Argentina tuvo representantes olímpicos en luge en siete ocasiones. Se trata de Matías Stinnes (Innsbruck 1964 y Grenoble 1968), Rubén González (Calgary 1988, Albertville 1992, Salt Lake City 2002 y Vancouver 2010; primer deportista de invierno en el mundo en participar en JJOO en cuatro décadas distintas), Marcelo González (Salt Lake City 2002) y Michelle Despain-Hoeger (Torino 2006).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior