fbpx
BobsleighDeportes de inviernoLugeSlider

Fuerte rechazo a la mudanza de las pruebas de deslizamiento de los Juegos Olímpicos de Invierno Cortina 2026

Cortina 2026

Varios deportistas manifestaron su repudio luego de que se hiciera pública la polémica decisión.

Por: Facundo Osa

El lunes 16 de octubre el presidente del Comité Organizador de Milano-Cortina 2026 Giovanni Malagó anunció que las pruebas de deslizamiento (bobsleigh, skeleton y luge) no se llevarán a cabo en Italia luego de que el gobierno recortara los fondos que iban a ser destinados a la construcción de una nueva pista en Cortina. El motivo principal que se citó fue el impacto ambiental que tendría, aspecto por el cual se habían organizado manifestaciones de organizaciones ecologistas, aunque, extraoficialmente, se especula sobre el elevado costo de construcción y mantenimiento de la infraestructura que se contrapone con su futura usabilidad.

Cortina 2026

Esto elevó las críticas de grandes figuras del deporte y participantes de los próximos Juegos, quienes no se guardaron nada en sus declaraciones. El primero en dar a conocer su postura fue Felix Loch, tricampeón olímpico de luge entre Vancouver 2010 y Sochi 2014: “¡No hay carreras olímpicas para nosotros en Cortina! ¡Qué basura! Dado que la pista no se construye en Italia, las competiciones probablemente se celebrarán en Innsbruck/Igls. Lo siento muchísimo por nuestros atletas italianos. Ustedes y todo el deporte se merecían una pista en Italia”, posteó en su cuenta de Instagram.

Y es que las opciones que más resonaron una vez que se dio a conocer la noticia fueron Innsbruck, Austria, ubicada a 160 kilómetros de Cortina, y Saint Mortiz, Suiza, ubicada a más de 250 kilómetros de Italia, lo que añadiría el desafío de la locación de los atletas de estas disciplinas. Fue justamente esta cuestión en la que enfatizó Kellie Delka, atleta puertorriqueña de skeleton, en la historia de Instagram donde descargó su furia.

“¿Para qué albergar los Olímpicos si quieren hacer desplazar a los atletas? ¿Tendremos una Villa Olímpica? ¿Una experiencia olímpica? La pista más cercana está a 100 kilómetros de distancia… la siguiente a 250. En Beijing estábamos a dos horas y media de la Villa. Lamentablemente los Juegos de China no fueron el sueño olímpico que tenemos los atletas. Sin espectadores, sin familia, sin amigos, todos enmascarados y, básicamente, en una prisión. Ahora nos desplazan de Italia, la ciudad sede. Honestamente, es desgarrador”, apuntó la boricua.

Quien decidió explayarse más en sus redes fue Kaillie Humphries, la mejor competidora femenina de la historia del bobsleigh, con el siguiente extracto: “Cuando se concedieron los Juegos Olímpicos a Italia, la condición fue que se reconstruyera la posta. Como esto no ha sucedido, nuestros tres deportes ahora tendrán que realizarse en otro lugar. ¿Dónde? No lo sabemos todavía. Los rumores son Saint Moritz o Igls, pero están eligiendo una nueva pista mientras hablamos. Las pistas están presentando sus nombres como anfitriones potenciales, siendo la vivienda y la seguridad un factor. Entonces, mientras todos los demás atletas olímpicos estarán en Italia, luchando por medallas, viendo las ceremonias y estando en la Villa con amigos de otros deportes, nosotros estaremos separados en un país completamente diferente”.

La última vez que esto sucedió fue hace más de 102 años en la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno. Si bien entiendo la sustentabilidad, el dinero y el legado del deporte, me duele en el corazón como atleta. Estoy decepcionada. Cortina era algo que tenía muchas ganas de hacer. ¡Tiene una larga historia en trineo y la pista era épica! Afortunadamente estuve en 5 Juegos, gané un oro en casa y tuve experiencias increíbles en todo el mundo. No puedo evitar sentirme triste por los atletas italianos y por el futuro del deporte en Italia”.

El último golpe al Comité Organizador lo propinó el héroe local Armin Zoeggeler, el italiano seis veces medallista olímpico en luge, cuando declaró a Eurosport Italia: “¿La pista de bobsleigh? Es una decepción, una oportunidad perdida. Si no tenemos una pista a futuro, es difícil imaginarnos estar a la altura. Es un gran daño para Italia. Todos queremos medallas, pero no queremos una pista. Es una locura”, sentenció.

Ahora sólo resta esperar a que circulen novedades. La única certeza que hay hasta el momento fue la declaración de Karl Stoss, miembro austríaco del Comité Olímpico Internacional, de que su país “estaría más que feliz de ser sede de los deportes de deslizamiento” que expresó en su cuenta de Twitter.

¡Tu opinión nos interesa!

En AAD queremos saber qué contenidos te gustan, cuáles no tanto y qué otras temáticas te gustaría ver en nuestro medio.

Completá esta encuesta en menos de 5 minutos. Nos ayudás un montón

¡Gracias!

Deja un comentario

Volver al botón superior