fbpx
Hockey sobre césped y pista

Carácter olímpico

Con dos gritos de Lucas Vila y uno de Matías Paredes, Los Leones igualaron 3-3 en un partidazo frente a la poderosa Holanda. Los argentinos se encontraron siempre por detrás, pero nunca se reusaron a su forma de juego para lograr un resultado muy positivo en su debut en los Juegos Olímpicos. Vivaldi fue la figura del partido. El lunes juegan frente a Canadá a las 12:30.

Llegó la hora del debut. Este sábado por la mañana Los Leones pusieron primera en los Juegos Olímpicos de Río frente a Holanda. En un verdadero partidazo, los argentinos dieron una gran muestra de carácter para sobreponerse a la adversidad y remontar para igualar 3-3.

Los primeros quince minutos del juego sirvieron de estudio para ambos. Los elencos apostaron a mantener la posesión y controlar el juego a partir de la misma. En esta lucha por dominar la bocha, Holanda fue mejor y tuvo la más clara ya que luego de un remate que pegó en el poste Vivaldi tuvo que lucirse para evitar que el disparo siguiente no termine en gol.

Artículos Relacionados

El inicio del segundo parcial fue complicado. En la primera acción Callioni vio la tarjeta verde y Holanda supo moverse rápido para abrir el marcador. Explotando el hueco de la sanción apareció Hertzberger, quien conectó una jugada en el medio del área para poner el 1-0.

Sin embargo, Argentina levantó después del gol. A medida que fue pasando el tiempo se fue acomodando y tener chances de gol. Después que Gonzalo Peillat no pudo concretar un córner corto, y que Vivaldi se lució en otra jugada parada para evitar el alejamiento, fue Lucas Vila quien sí pudo lograr la igualada. El jugador argentino apareció por detrás de todo y casi al lado del arquero para poner el 1-1 con el que fueron al descanso.

Holanda fue mejor en el  arranque el segundo tiempo. El equipo europeo salió mucho mejor posicionado tanto en ataque como defensa para que Argentina tenga la menor cantidad de chances posibles. Lamentablemente la Albiceleste no pudo responder con un sólido juego atrás y el cuadro vestido de naranja tomo una distancia interesante. Luego de remates tapados por Vivaldi, Van Der Weerden le devolvió la ventaja a su equipo con una buena ejecución en un córner corto. Tras este tanto y unos minutos después, Severiano Van Ass venció al marcaje nacional para poner el 3-1 con el que fueron al último cuarto.

Pero con mucho temple Argentina llegó al empate en los quince minutos finales. El equipo de Retegui salió abocado al ataque y Holanda no pudo con la constante presión nacional. Primero fue Lucas Vila quien nuevamente marcó a partir de una buena acción individual. Desde entonces el Centro Olímpico estalló al grito de guerra Albiceleste que puso nervioso al cuadro europeo. Esto se notó en el segundo gol del parcial, cuando un defensor holandés se puso nervioso, se durmió y tras un limpio quite Matías Paredes puso el empate.

Los últimos cinco minutos fueron para el infarto. En dos ocasiones al hilo los vestidos de naranja pudieron pasar al frente y Vivaldi volvió a mostrar que fue la figura del partido. Luego Argentina se complicó: primero por una tarjeta verde a Pedro Ibarra y cuando este tenía que volver al campo vio una tarjeta amarilla por mal ingreso que lo marginó del resto de la acción. Y cuando todo parecía estar en contra, la Albiceleste tuvo la chance de ganar: Brunet recibió un excelente pase filtrado pero Van Ass evitó en la línea el triunfo argentino. Más allá de esto, el equipo de Retegui logró un gran resultado pensando en lograr el boleto a cuartos de final.

Argentina buscará su primera victoria en los Juegos el próximo lunes, cuando desde las 12:30 enfrente a Canadá. El equipo nacional venció al norteamericano en el 2015 durante la fase semifinal de la World League para sacar boleto a los Juegos y también lo hizo con un 3-0 a domicilio en los Juegos Panamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior