fbpx
Noticias

De Buenos Aires a Bogotá

José “Bebo” Alves Pinheiro y Tomás Korosec, embajadores del hockey sobre patines porteño, fueron campeones panamericanos con excelentes actuaciones y sueñan con ser tenidos en cuenta en las próximas convocatorias internacionales.

Por Micaela Piserchia
(@micapiserchia)

Con la Copa Intercontinental apenas terminada en San Juan, la cual consagró a Concepción en femenino y al Barcelona en masculino, el año del hockey terminó. Si se tratara de un estado contable, el mismo tendría en su haber como saldo a favor experiencia y gratitud, sobre todo para dos de los integrantes de la Selección Argentina que ganaron la medalla de oro en el Campeonato Panamericano de Bogotá.

Ellos son José “Bebo” Alves Pinheiro y Tomás Korosec, jugadores del equipo del Negro Páez que entrenan y compiten en Buenos Aires. Korosec, uno de los más jóvenes del seleccionado senior, describió su experiencia en el Campeonato –que a la vez fue la primera vistiendo la camiseta argentina- y contó: “Fue algo increíble desde que empecé a entrenar con la preselección de Buenos Aires. En realidad lo tomaba como algo que me iba a servir a mí porque no me imaginaba que iba a llegar a esto. Cuando hicieron el recorte y me entero que había entrado en la selección quedé impactado, no me lo esperaba. El grupo fue muy bueno, me pude adaptar bien así que fue una experiencia inolvidable”.

El hockey sobre patines no ha alcanzado aún el auge del desarrollo y, por el contrario, en pocos países del continente se practica en alto nivel. Bebo analizó el Panamericano y aseguró que se trató de un torneo “muy bueno y con gran participación de países que antes no competían, así que eso le dio un buen condimento”. Korosec se sumó al comentario y también hizo una reflexión sobre el nivel del hockey en el continente: “Se nota que algunos países están en un nivel inferior, como México que recién esta arrancando, Uruguay y EEUU. En cambio, Brasil, Colombia y Chile tienen un desarrollo un poco más parecido al nuestro y eso se vio en la final: las tres categorías se definieron en finales Argentina-Chile, y particularmente nuestro partido fue muy parejo”.

Ambos destacaron el nivel del equipo señalando que contó con hombres de gran calidad tanto técnica como humana. A la vez recalcaron el liderazgo de Carlos López, quien en palabras de Alves Pinheiro “te daba consejos y te hacía sentir que era todo más liviano”. Tomás, por su parte, no solamente se sintió feliz por poder compartir cancha con su ídolo López sino también con Maturano, Bertrán y cumplir un sueño al estar bajo las indicaciones del Negro Páez, a quienes les agradeció los consejos porque “siempre se aprende”.

Como ya es sabido, la cuna del hockey sobre patines se encuentra en la región cuyana, siendo San Juan el máximo exponente y con la provincia de Mendoza también en alto nivel. En ambos lugares el hockey no se siente ni se vive, se respira. Buenos Aires tiene varios clubes que desarrollan el deporte, pero aún así, cuesta elevar el nivel a la par de los equipos de la región cuyana. Korosec contó su experiencia de inclusión al grupo con respecto a las concentraciones y el corte final: “En los primeros entrenamientos costaba adaptarse con los sanjuaninos y los mendocinos, pero los que viajamos de Buenos Aires éramos cinco (Nicolás Jamardo en Sub 19, Julieta Rouco en Damas y Hugo D’Ascenzo como jefe de Delegación) así que eso ayudaba a sentirse cómodo y acompañado, con el resto de los entrenamientos nos pudimos ir adaptando al grupo, así que sobre el final no costó tanto. Ellos tienen mucha competencia y están por encima de los demás, eso es lo que creo que falta acá para tener más integrantes en la Selección”. Alves Pinheiro, por su parte comentó que “siempre es lindo participar de esos partidos, no es fácil porque hay mucha presión, pero suma mucho poder contar esas experiencias. Las convocatorias son decisión del técnico, y si bien es difícil por el tema de la competencia, hay que insistir y ser perseverantes. Ojalá podamos estar presentes a futuro”.

Tanto Korosec como Alves Pinheiro fueron importantísimos para la conquista del título continental, ya que Tomás fue protagonista convirtiendo en muchos de los partidos que se jugaron y Alves Pinheiro fue firme en el arco (recibió solo un gol) y además fue vital para que Argentina obtuviera el oro en la final ante Chile tras ser el héroe a segundos del final.

“No quería pensar mucho al principio cómo iba a ser el torneo para no meterme presión porque era algo nuevo, pero meter goles me dio mucha confianza. Me sirve para seguir aprendiendo y en lo que es el futuro veremos si se dan algunas posibilidades”, soltó Korosec.

Bebo relató cómo vivió el final del partido con penal incluido y dijo: “Cuando les dieron el penal se me pasaron mil cosas por la cabeza. Hablé muchas cosas técnicas porque ya conocían al jugador, para saber a dónde iba a tirar y esas cosas. Por suerte erró el tiro y los rebotes así que fue todo felicidad. Yo sufrí abajo del arco solo, pero sé que mis compañeros sufrieron conmigo en la pista”.

Con las esperanzas intactas para los Roller Games de Barcelona el próximo año, los argentinos esperan integrar la lista nuevamente para salpicarse del mejor hockey del mundo y llevar al país a lo más alto.

Micaela Piserchia

Soy periodista deportiva y social media manager. Dirijo Argentina Amateur Deporte y trabajo en C5N.com. Cubrí JJ. OO Río 2016 y Tokyo 2020. Estuve en DEPORTV y en Olé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior