fbpx
Tenis

“Quiero asegurar mi cupo en Tokio para vivir el mejor año de mi vida”

Durante el Interclubes que se disputa en el BALTC, la campeona panamericana Nadia Podoroska charló en exclusiva con AA Deporte. Hizo un balance de su temporada y afirmó: “Mi nivel en Lima fue de menor a mayor, fue una semana en la que aprendí muchas cosas”. Además destacó el material que existe en la rama femenina nacional y confirmó su presencia en la Fed Cup 2020.

Por Julián Haramboure
(@JulianFunky)

Nadia Podoroska vivió un inolvidable e intenso 2019, en el que obtuvo el logro más importante de su carrera hasta el momento: el oro Panamericano en Lima. Además fue campeona de dos W25 y consiguió otro aspecto clave, como lo es mantenerse en competencia sin lesiones graves.

En una de las canchas del Buenos Aires Lawn Tennis Club, y en el marco del Interclubes, la tenista rosarina dialogó en exclusiva con AA Deporte. Con su habitual amabilidad, la jugadora de 22 años hizo un balance de su año, se refirió a la importante repercusión que generó su logro en tierras peruanas, y al objetivo primordial de estar en Tokio: “Buscaré permanecer en el top 300 para asegurar el cupo para los Juegos Olímpicos y así vivir la experiencia más importante de mi vida”. También confirmó su regreso a la Fed Cup tras tres temporadas. “Tengo en mente jugarla. El objetivo en febrero será ganar la Zona Americana”, dijo.

Artículos Relacionados

¿Qué balance hacés de tu temporada?

Fue un año muy positivo, pude consolidar mi equipo de trabajo. Comencé el 2019 sin un equipo definido pero con el correr de la temporada lo concreté. Estoy muy contenta, viviendo en Alicante (España). Mantener un grupo de trabajo es la base para poder lograr aún mejores resultados en 2020. Este año tuve buenos triunfos tanto en cemento como en polvo de ladrillo, conseguí la medalla dorada en los Juegos Panamericanos, algo muy importante para mi vida y mi carrera.

Hubo también momentos malos, perdí algunas primeras rondas seguidas, allí estuve con la cabeza en otras cosas, lo cual es uno de los aspectos que más tengo que mejorar, pero el balance del año es positivo.

Durante Lima 2019, ¿ganaste confianza partido a partido?

Sí, fue muy progresivo mi nivel en ese certamen. No llegué allí con mucha confianza, no venía en mi mejor nivel en el circuito sumado a molestias físicas. Pero me propuse enfocarme en cada encuentro, tener mejores sensaciones y mi rendimiento subió paso a paso. El primer partido fue muy complicado pero lo gané en sets corridos, lo cual fue importante, el segundo ya me sentí mejor y lo resolví con más facilidad. En las últimas tres rondas tuve un mayor nivel, especialmente en cuartos de final y semifinales. En la final ante Caroline Dolehide no jugué tan bien, pero en parte fue por mérito de la rival. Fue una gran semana en la que aprendí muchas cosas. 

¿Cómo viviste la gran repercusión que generó tu título en los Juegos Panamericanos?

Fue algo muy fuerte, me sorprendió y me sigue sorprendiendo la difusión que tuvo el logro. Me alegra, en especial por el tenis femenino argentino, es importante que esto sirva para el crecimiento de la disciplina. En lo personal, la semana siguiente a los Juegos volví a Argentina y no paré, dormí muy poco porque tenía muchas cosas en la cabeza y muchas cosas que hacer. A eso se le sumó a la felicidad y emoción. Fue todo muy bueno, luego regresé a España para cortar ese ritmo y volver a los entrenamientos, aún tenía la mitad del año por delante.

¿Cómo será el inicio de tu agenda para 2020?

Está descartado viajar a la qualy del Abierto de Australia, ya que por el momento no ingreso por ranking. De entrar a último momento, tendría que cambiar la planificación de la pretemporada y eso no es algo que tengo en mente. A mitad de enero jugaré tres torneos en Estados Unidos.

¿Qué te pareció el hecho de que esta temporada se realizaron certámenes W60 en Sudamérica?

Es algo indispensable para que haya más jugadoras de la región en buenas posiciones del ranking. Guillermina Naya alcanzó la semifinal en Paraguay, en tanto que Victoria Bosio fue finalista en Chile, lo cual demuestra que las tenistas argentinas necesitamos torneos en Sudamérica, no es una cuestión de falta de nivel, sino falta de acumulación de experiencia. Las jugadoras que mencioné son claros ejemplos de ello, llegando a instancias decisivas en certámenes importantes y exigentes, venciendo a adversarias de mucho nivel.

Parte del calendario del año que viene, ¿incluye a la Fed Cup?

Sí, tengo en mente jugarla. El objetivo en febrero en la zona americana va a ser lograr la clasificación para jugar nuevamente en abril.

En este momento se lleva a cabo el Interclubes, certamen que ganaste con San Lorenzo en 2018. ¿Cuáles son las sensaciones de participar de este torneo otra vez?

Es un evento muy importante, los jugadores y las jugadoras estamos muy contentos de la jerarquía que tiene actualmente el Interclubes. Todos queremos formar parte y representar al club. En eso hay que agradecerle a San Lorenzo, institución que ha tenido la iniciativa hace tres años de potenciar un evento así, lo que generó que el día de hoy se lleve a cabo un certamen en un estadio histórico, con cancha rápida, sponsors, con la Asociación Argentina de Tenis muy involucrada. Ojalá que se pueda seguir haciendo y año a año vaya mejorando.

Tras el título en la edición de 2018, manifestaste que tu principal objetivo para el 2019 era estar sana y competir sin molestias físicas. ¿Para el próximo año ese es un aspecto ya superado?

Sí, totalmente, el 2019 fue una temporada buena para mí en ese sentido, tuve algunas lesiones pero más leves. Obviamente para el próximo año seguirá siendo un objetivo el estar sana, pero tengo metas importantes en cuanto a resultados. La idea principal es entrar a las clasificaciones de los Grand Slams y obviamente mantenerme en el top 300 para asegurar el cupo para Tokio 2020, lo que me permitiría vivir la experiencia más importante de mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior