fbpx
CanotajeEsquí NáuticoNoticiasRemoYachting

El regreso a las actividades para botes y embarcaciones

El protocolo presentado por las distintas federaciones al Ministerio de Salud, hizo que vela, canotaje y remo estén nuevamente en acción.

Por estos días, y en especial las últimas dos semanas, la Secretaría de Deportes de la Nación junto con el Comité Olímpico Argentino, se dedicó fervientemente a que los atletas dedicados a deportes como el remo, el canotaje y la vela puedan volver a los trabajos de cara a Tokio 2020.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio dictado desde mediados de marzo por el Gobierno Nacional ha hecho que los atletas comiencen sus rutinas de ejercicios de otra manera.

Cabe destacar que el ENARD respetó a rajatabla las regulaciones nacionales y de hecho realizó un trabajo para que los olímpicos vuelvan a entrenar. Sumado a esto, y a sabiendas de que en su momento no estaban las garantías dadas, el Ente que regula las becas de los atletas, entregó kits para de entrenamiento a los deportistas que los necesitasen. El ENARD siempre estuvo en contacto con los cuerpos técnicos y también con los entrenadores y deportistas.

En el caso de la vela, al igual que los demás deportes, las gestiones para que pudieran regresar tuvieron activa participación del COA y la SDN. De esta forma, tanto atletas como sparrings pudieron volver a entrenar de acuerdo a estrictos protocolos que tuvo que aprobar el Ministerio de Salud.

Por tal motivo, la Federación Argentina de Yachting logró que los atletas se quedarán en sus lugares de residencia para habilitarles las bajadas al agua en puntos específicos, como ser: un club en San Isidro; dos clubes en Olivos; un club en Ciudad Autónoma de Buenos Aires; el uso de la Laguna de Junín y el Lago del Embalse de Potrerillos.

Para lo que concierne en remo, canotaje y esquí acuático, las federaciones también tuvieron que presentar nuevamente protocolos de entrenamiento que fueron aprobados por el Ministerio de Salud. Cada uno conlleva distintas pautas o reglas que deben ser tenidas en cuenta como principales.

Para los deportes ya mencionados, el trato es libre (salvedad tienen las clases o categorías de más de dos personas, que dicho sea de paso no están entrenando), y en cada caso, sus entrenadores utilizan lanchas para instruir o dar indicaciones a sus dirigidos.

De a poco la actividad, tanto en el AMBA como en el interior del país, retoma su normalidad. Por el momento y para estos deportes en particular, la habilitación está reservada únicamente para los clasificados o con chances de acceder a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Foto: Federico Soler para AAD.

Deja un comentario

Volver al botón superior