fbpx
NoticiasTiro con arco

Leithold: «Nuestro deporte tiene una falta grave de recursos»

La tiradora hizo una extensa reflexión sobre su carrera y los momentos en que se encuentra su deporte. La necesidad de entrenar con sus compañeros y compañeras y la bronca de haber estado a una flecha de Tokio.

Por Matías Montoya

Inhalar, exhalar, meditar, tener fuerza, precisión y puntería. Todo esto y más es el tiro con arco. Un deporte que privilegia el Zen por sobre todas las cosas. Un deporte que posee el goce de la concentración.

Hace unos días, María Florencia Leithold, integrante del equipo argentino de tiro con arco recurvo llegó de un arduo viaje desde Monterrey a Buenos Aires, para culminar su periplo en Salligueló, un pueblo al oeste de la provincia de Buenos Aires, cerca de La Pampa.

Pese a haber quedado a una flecha de su sueño olímpico, Florencia no pierde las esperanzas de estar en Tokio. Todavía tiene el recuerdo fresco de aquella flecha que se posicionó en la diana 7 a sólo 3 puntos de pisar Japón. «Fue duro y complicado y había mucho viento. Lamentablemente, en el quinto set, empatamos en 27 con la brasileña y en flecha de desempate me ganó por cercanía», mastica bronca mientras habla. Y continua: «Al principio estaba muy enojada y había trabajado mucho pero después me puse a pensar en el futuro que hay una posibilidad más y en el repechaje, que va a ser duro porque es mundial, pero corregir y entrenar las cuestiones que me fueron más complicada».

Cualquier terrícola normal estaría insultando a los cuatro vientos, maldiciendo hacia cualquier persona de bien que se le cruce, Leithold no. La meditación y saber que la revancha está a la orden del día, hace que toda esa mufa se pueda ir. También los compañeros y el equipo argentino ayuda y eso es fundamental. No sólo para Florencia, también para el resto de los tiradores que fueron al Panamericano de Monterrey.

«La última participación fue en los Panamericanos de Lima en 2019. Había un sudamericano en octubre de 2020 que se suspendió y después arrancamos con la pandemia. No tuvimos campeonatos nacionales e internacionales. Hasta el momento no arranco el ranking nuevo de este año. Estamos complicados», desarrolla Leithold en cuanto al gran parate que tuvo y tiene el tiro con arco.

La vida de Florencia no es común a cualquiera de nosotros. Se puede decir que es una privilegiada frente a otros deportistas de la misma disciplina o de otras.

¿Cómo haces con la práctica en época de pandemia?
Estuve encerrada al principio y gracias al tuit que hizo Delfina (Pignatiello) y que fue viral, la Secretaria nos dio un permiso a los que tenían chance y a partir de ese permiso pude entrenar. La práctica es súper individual y entreno sola.

No es lo mismo entrenar solos en casa. Me acostumbré a entrenar sola que me molesta la gente. Ahora hay un montón de protocolos que cumplir. También hay que entrenar esas condiciones

¿Cómo se entrena?
En el caso del Panamericano, sabiendo el protocolo, nos fuimos al predio del CeNaDe en Ezeiza y armamos como iba a hacer realmente. Intercalamos hombre y mujer.

Ya que tocamos el Panamericano y más allá de las complicaciones, no les fue tan mal…
La verdad que no nos fue mal. Estuve a punto de entrar a los Juegos. El último match en cuartos de final competí contra la brasileña que fue olímpica en Río 2016. Al resto de los chicos también les fue bien.

Entre ejercicios aeróbicos, bicicleta en medio del campo y tiro cuando se puede, Florencia se refugió en época de pandemia con su famiia. « Estoy en Salliqueló en el oeste de la provincia de Buenos Aires, acá me crié y viven mis viejos. Hay menos casos y campos de sobra. Por suerte es mucho más fácil».

Recursos e infraestructura, un tema recurrente y que vuelve a la luz
La pandemia le quitó el velo a la falta de infraestructura deportiva. No sólo porque un deportista no podía entrenar, sino que no tenía recursos para poder realizar una práctica adecuada en sus respectivos lugares.

Si nos ponemos a pensar, el tiro con arco necesita un lugar amplio. Pero si uno el año último tenía que estar encerrado, al menos la Secretaría de Deportes de la Nación tendría que haberle proveído de materiales para mínimamente, poder entrenar fuerza. Algo indispensable para el tiro con arco.

¿Qué pasa con el dirigente que no palpa que ustedes necesitan estar entrenando?
Es cierto que como argentinos no estamos en las mismas condiciones del resto.

Si vemos el ejemplo de otros países; donde, por ejemplo Brasil estuvo concentrado en un centro de alto rendimiento deportivo casi todo el año pasado. Lo mismo sucede con Chile, Colombia, México y hasta con Uruguay.

¿Cuál es el problema principal a esto que sucede con la infraestructura a nivel dirigencial? ¿No se dan cuenta lo que están necesitando?
Las mayores dificultades de todas las federaciones es cuando están dirigidas por políticos o no por atletas. Hay que ponerse en el lugar del atleta, tener los recursos, los medios; si sabes que mentalmente o físicamente no estas apto es imposible competir. De parte de nuestra federación la mayor falta es de recursos para hacer las concentraciones. Federativamente faltan muchísimos recursos, sobre todo a nivel económico. Cada concentración es imposible, pero si queres buscar cupo olímpico eso se debe tener como prioridad.

Y a nivel infraestructura, ¿cómo están?
Por primera vez a fines de 2019 se hizo y se consiguió un predio para tiro con arco por parte del CeNaDe y ese predio, para poder utilizarlo, se necesita aplanar el terreno, seguridad y otras cosas. No solo es el campo de tiro, sino que también necesitas comida, un lugar donde poder alojarte. No es como el CeNARD que tenes el hotel, el gimnasio. En el CeNaDe todo es muy precario. Todos tenemos que ir a Buenos Aires para entrenar y esa es otra dificultad. No vivimos en un centro de alto rendimiento y a la larga o a la corta eso repercute en los torneos.

Leithold, instalada en medio del campo, posee todo lo necesario para poder desarrollar su disciplina sin inconvenientes. «Tengo mi equipo de trabajo: preparador físico, psicóloga y entrenadora que son pagos por mí. El resto es un equipo que yo forme, yo lo busco para llegar a mi mejor rendimiento. No todos los tenemos. Si tenemos una misma preparación, seguro sería todo distinto».

Otra de las dificultades son los sponsors. Que si bien serían un alivio para el deportista, ni siquiera la Federación posee uno propio.

Como dijo al principio, el único entrenamiento con sus compañeros de equipo fue en la previa al viaje al Panamericano. «Hasta ahora no hay ninguna concentración prevista. Las ganas están, pero Buenos Aires está complicado y ni siquiera podemos circular porque no somos esenciales. Ojala podamos ir y ver la manera de juntarnos de nuevo. Igualmente cuando todos terminen el asilamiento hay que ver qué hacemos. Ojala se haga porque se necesita. Entrenar con los varones es importante porque te da más concentraciones».

La brecha salarial, un tema recurrente
«A partir de estos últimos años hay más mujeres en el deporte y es porque nos dan un lugar tanto en la dirigencia, pero se necesitan más mujeres. Que dejen entrarlas. Lo único que por ahí veo los sponsors busca a hombres en vez de a nosotras. Nosotras tenemos y estamos rodeadas de un excelente grupo y nunca me discriminaron».

Para junio queda una sola oportunidad para Florencia: el repechaje. «No está cien por cien confirmado. Esperemos que podamos ir y que el ENARD lo pueda aprobar ya que es la última posibilidad de ir a Tokio. Nos merecemos el cupo».

Cabe destacar que el cupo puede ser por equipo o individual. Si un equipo que tiene por equipo, anula el individual. «Nosotros apuntamos nosotros al individual», aclara Leithold, quien entrena tres veces por semana. Hace gimnasio (entre funcional y algo adecuado a mi deporte), entrena fuerza, hace pilates y tira todos los días.

Fotos: Instagram Leithold, Veradia.com y ENARD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior