fbpx
JuegosNoticiasTenis

¿Hay chances de medalla en el tenis?

Argentina logró medallas en 5 de las 8 ediciones en las que estuvo este deporte, desde su aparición en Seúl 1988. Diego Schwartzman y Horacio Zeballos, las banderas de la ilusión albiceleste.

Desde la aparición del tenis en el programa olímpico, en Seúl 1988, Argentina ha sido habitualmente protagonista del medallero en esta disciplina. Sabatini en esa edición, Frana-Miniussi en Barcelona 1992, Suárez-Tarabini en Atenas 2004, y Juan Martín del Potro, en Londres 2012 y Rio 2016. Es decir, es un deporte que ha tenido bastantes resultados positivos en los Juegos Olímpicos para Argentina. En Tokyo 2020, habrá 6 argentinos presentes en la rama masculina: Diego Schwartzman, Facundo Bagnis, Federico Coria, Francisco Cerúndolo, Horacio Zeballos y Andrés Molteni; todos debutantes en este evento. Y surge la duda: ¿hay probabilidades reales de lograr un podio?

Sin duda, las mayores ilusiones las generan Diego Schwartzman y Horacio Zeballos. El Peque, actual número 12 del mundo, pero con un pasado muy reciente dentro del Top 10, se ha ganado un lugar en la elite del tenis hace ya algunos años. Respetado y querido por sus colegas, se caracteriza por su garra dentro de la cancha, además de su gran revés a dos manos, y su potencia de piernas, que le permiten llegar a pelotas que rivales con menos movilidad darían por perdidas.

Artículos Relacionados

Con las numerosas bajas que hubo en la previa, Diego llegará como octavo preclasificado, lo que significa que no se cruzará jugadores top hasta las rondas finales, lo cual es un dato más que positivo. Aun así, el hecho de que el torneo en Tokyo se dispute sobre cemento puede complicar un poco las cosas, ya que la superficie favorita de Schwartzman es polvo de ladrillo; además, los mejores jugadores del mundo, que estarán presentes (Djokovic, Medvedev, Rublev, Zverev), son jugadores muy fuertes en este tipo de superficie. Aún así, el Peque ha tenido buenos resultados en canchas rápidas (dos veces cuartos de final en e US Open, un título en el ATP 250 de Los Cabos), y está preparado para llegar lejos. Con un buen cuadro, la probabilidad de pelear con medalla está latente.

Horacio Zeballos y Diego Schwartzman, banderas de la ilusión argentina

Por el lado de Zeballos, ilusiona por su presente en el circuito de dobles. El marplatense, actual número 4 del mundo en dobles, tendrá de compañero a Andrés Molteni, actual número 64, que supo estar en el Top 40, junto a quien Horacio ganó 2 títulos. Zeballos está teniendo una buena temporada junto al español Marcel Granollers, habiendo logrado el título de M1000 de Paris, y habiendo alcanzado la final en Wimbledon y en el ATP 500 de Acapulco.

Si bien la falta de continuidad jugando juntos puede ser un factor que juegue en contra, esto sucederá con la mayoría de las duplas que estarán en Tokyo. Además, el conocimiento previo que hay entre los argentinos, y su habitual participación en el circuito de dobles, es algo muy positivo. Aun así, habrá rivales muy duros a tener en cuenta: los croatas Mate Pavic y Nikola Mektic, actuales números 1 del mundo y campeones de 8 títulos este año, incluido Wimbledon, son los grandes candidatos.

Los franceses Herbert-Mahut y los colombianos Cabal-Farah, ambas duplas campeonas de Grand Slam, también son fuertes contendientes. Además, hay otras parejas con buen rodaje en el dobles, como los rusos Rublev-Khachanov, los brasileños Soares-Melo, o los neerlandeses Koolhof-Rojer, entre otras. Es decir, Zeballos-Molteni tienen un nivel como para hacer un buen papel, pero deberán estar muy finos para poder pelear un lugar en el podio. Difícil si, pero de ninguna manera imposible.

El resto de los representantes argentinos en tenis llegarán a Tokyo sin demasiadas expectativas de medalla. Para Facundo Bagnis y Federico Coria, poder hacer su debut en un Juego Olímpico, a sus 31 y 29 años, respectivamente, y en ambos casos en la mejor temporada de su vida, ya es un triunfo enorme. Además, ambos son especialistas en polvo de ladrillo, y aunque han tenido algunas buenas victorias en canchas rápidas, parece difícil que puedan llegar lejos. Aún así, una experiencia para disfrutar, y donde seguro dejarán la vida, como hacen siempre en cancha estos dos guerreros.

Lo mismo pasará con Francisco Cerúndolo, que a sus 23 años, y gracias a las numerosas bajas, podrá hacer su debut olímpico. Francisco, si bien también ha tenido sus mejores resultados en canchas lentas, tiene un juego potente que puede adaptarse al cemento, y complicar a cualquiera. Sin nada que perder, como también es el caso de Bagnis y Coria, pueden complicarle la vida a cualquiera. Por último, también estará presente en el cuadro de dobles la pareja Schwartzman-Bagnis. Como se remarcó antes, si para Zeballos y Molteni será difícil pelear un lugar en el podio, ni que hablar de lo que será para el Peque y Facu. Si bien ambos son buenos doblistas, están lejos del nivel de las parejas de elite. Aún así, está claro que no se lo harán sencillo a quienes tengan en frente, y pelearán hasta el final.

En conclusión, para Argentina, imaginar una medalla en tenis es bastante complicado. Más que nada debido a la superficie en la que se disputará la competencia. Sin embargo, nunca hay que descartar esta posibilidad, teniendo a dos jugadores de elite como Diego Schwartzman y Horacio Zeballos. Lo que está claro es que, pase lo que pase, nuestro país estará muy bien representado, con tipos que se romperán el alma con el simple objetivo de dejar a la bandera celeste y blanca bien parada.

Fotos: AAT, Instagram Diego Schwartzman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior