fbpx
GeneralesNoticias

El ENARD aprobó el protocolo de violencia

El Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) estableció el protocolo ante situaciones de violencia de género dentro del ámbito laboral y deportivo, en post de establecer un espacio libre de acoso y discriminación.

Con el objetivo de resguardar los valores del deporte, y lograr que se desarrolle en ámbitos justos y libres de violencia, el Directorio del ENARD aprobó el Protocolo de actuación ante situaciones de violencias en el ámbito del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, que tiene su base conceptual y desarrolla sus objetivos acordes a los contemplados en el Protocolo de actuación ante situaciones de violencias en el ámbito de la Secretaría de Deportes aprobado por Resolución N°239/2020.

De este modo, se busca garantizar un ambiente laboral y deportivo libre de acoso y discriminación de cualquier tipo, sin hostigamiento o violencia por razones de identidad sexual y de género, así como promover y generar condiciones de igualdad y equidad, adoptando medidas de prevención como principal método para combatir las acciones de violencia.

Sus objetivos del Protocolo del ENARD son:

Artículos Relacionados

Garantizar un ambiente laboral y deportivo libre de acosos y discriminación de cualquier tipo, libre de hostigamiento y violencia por razones de identidad sexual y de género.
Promover y generar condiciones de igualdad y equidad, adoptando medidas de prevención como principal método para combatir las acciones de violencia.
Establecer canales de comunicación pertinentes para la difusión del marco normativo vigente en materia de violencias.
Generar un ambiente de contención y confianza para que las personas afectadas puedan denunciar su situación.
Poner a disposición de las personas afectadas asesoramiento y asistencia adecuada para la atención de los casos.
Fortalecer el trabajo de sensibilización, capacitación, investigación e información sobre las violencias por motivos de género.

Según lo establecido por la Ley Micaela, los entes públicos ya contaban con la obligatoriedad de capacitaciones, y con la Ley de Cupo, con la necesidad de cumplir con el mínimo de porcentaje de mujeres y disidencias en los cargos directivos. Ahora también, se deberán establecer políticas de género, tanto protocolos como direcciones técnicas que hagan cumplir las leyes vigentes.

El Protocolo completo del ENARD se puede leer en el siguiente enlace.

Invitame un café en cafecito.app

Foto: Sol D’Amato

Sol D'Amato

Periodista Deportiva, Profesora de Educación Física y Fotógrafa. Hablo de básquet, género y noticias generales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior